bandera

AVISO DISCEPOLEANO: Todo lo publicado puede compartirse sin restricciones mencionando la fuente

ÚLTIMA PUBLICACIÓN

SOBRE EL CAPITAL ESCLAVIZADOR

 
 
 

SOBRE EL CAPITAL ESCLAVIZADOR

 “Actualmente el pueblo argentino va saliendo de ese marasmo satisfecho en que se lo había hundido… Está analizando, azorado, su realidad y verifica que sus dirigentes han colocado, poco a poco, a la república en condición de una factoría. Pero ante este nuevo estado de espíritu popular, el capital extranjero no permanece inerme… Se ordena y cohesiona para seguir asegurando sus privilegios. Para ello es indispensable coartar la voluntad del pueblo, ahogar la opinión y establecer un gobierno de fuerza y selección… La selección se efectuará naturalmente entre los allegados al capital extranjero que son los poseedores del prestigio social que da el dinero… lo económico tiene hoy primacía sobre todos los órdenes. Lo extranjero en esta tierra no es el hombre. El extranjero que aquí vive y se multiplica es hermano e igual al argentino.
LO EXTRANJERO AQUÍ ES EL CAPITAL ESCLAVIZADOR Y LO QUE NO VAYA CONTRA ÉL, ESTÁ A SU FAVOR” (Última hora, 18 de diciembre de 1933)

 

SOBRE LA CONSTRUCCIÓN DE LA PATRIA

 “Nuestra liberación será obra de nuestra constancia, de nuestra fe y de nuestro valor. Saber que se está construyendo una patria es un estímulo bien grande para nuestras pequeñas vidas. Más no olvidemos que toda obra grande es producto de la acción, no de la meditación ni de la esperanza.
La propiedad y la libertad se conquistan”
Política Británica en el Río de la Plata

 

SOBRE LA HISTORIA

“Entre nosotros -y esa es una característica de los pueblos coloniales- las generaciones nacen y se suceden sin relación de experiencia con las generaciones que la precedieron, tal como pollos de incubadora.
La historia que es la gallina madre de los pueblos es, entre nosotros, un relato casi mitológico en cuyo ámbito de irrealidad luchan los malos contra los buenos. Generalmente los malos son los que de alguna manera se connaturalizan con el pueblo. Y los buenos, los que no entorpecieron con extemporáneos reclamos populares el arrollador avance del capital extranjero 'indispensable para nuestro progreso'. Es una historia casi edénica, donde los personajes están delineados con la perfección del buril, libre de toda debilidad humana. No tienen jamás una muela picada, ni necesitan dinero para realizar leva de tropas, publicar diarios, viajar y vivir… Es una historia tan intelectualmente artificiosa… que no enseña nada, porque la vida está ausente de ella”  (“Qué”, 18 de septiembre de 1956)

Para reproducir citar la fuente Pensamiento Discepoleano

Arriba

 

Una muestra poética del gran pensador del campo nacional y popular donde demuestra que además de sus libros con títulos como "Política Británica en el Río de la Plata" (1940), "Bases para la Reconstrucción Nacional" (1965), "Historia de los Ferrocarriles Argentinos" (1940), o "El Hombre que está solo y espera" (1931), entre numerosos trabajos realizados tanto en la edición de libros, artículos en folletos, Cuadernos de Forja, artículos periodísticos, también dio paso a su sensibilidad en forma de poesía con "Tierra sin nada, tierra de profetas", poesías y ensayos, (1946) y cuentos "La Manga" (1923)

LOS HUMILDES

Asomado a mi ventana, veo cotidianamente el desfile monótono de una muchedumbre que va por la mañana y vuelve por la tarde.

Cuando el viento viene del Sur y el claro cielo destaca su azul sobre los grandes cúmulos blancos, el humo de la chimenea próxima se alza glorioso hacia el zenit y corre hacia el norte. La muchedumbre, displicente, va por la mañana y vuelve por la tarde.

Si el viento llega del Norte, la atmósfera, pesada y turbia, ensucia el horizonte y la columna de humo huye al Sur, penosamente, sobre los tejados. La muchedumbre va por la mañana y vuelve por la tarde.

En el invierno las lluvias arrecian, las ventanas se cierran, las flores desaparecen de los balcones y los árboles deshojados jalonan tristemente las calles. Bajo la inclemencia del tiempo, tiritando, la muchedumbre va por la mañana y vuelve por la tarde.

El sol vuelca en el verano su cálido aliento y llena de reverberaciones las calles. Las sombras violentas de los edificios varían las perspectivas. Sudorosa, la muchedumbre va por la mañana y vuelve por la tarde.

Cuando era niño y lo contemplaba todo con mis grandes ojos indiferentes, no prestaba atención a la muchedumbre que iba por la mañana y volvía por la tarde.

Al presente, pienso a menudo en esa muchedumbre triste, resignada, siempre variable y aparentemente la misma, que va por la mañana y vuelve por la tarde.

Pasarán los años. Mi recuerdo se borrará, porque hasta los pocos que pudieran conservarlo, pasarán también. Y la muchedumbre irá por la mañana y volverá por la tarde.

(Del libro La Manga, Publicado en 1923 y reeditado por Librería Histórica, Buenos Aires 2003)

Para reproducir citar la fuente Pensamiento Discepoleano

Arriba

 

SOBRE LA HISTORIA OFICIAL (2)

“La historia oficial argentina es una obra de imaginación en que los hechos han sido consciente y deliberadamente falseados y concatenados de acuerdo a un plan preconcebido que tiende a disimular la obra de la intriga cumplida por la diplomacia inglesa, promotora subterránea  de los principales acontecimientos ocurridos en este continente…

La historia que nos enseñaron desde pequeños, presuponía que el territorio argentino flotaba beatíficamente en el seno de una materia angelical. No nos rodeaban avideces ni codicias extrañas…

Los procesos de absorción, que ocurrieron en todas las épocas, del más pequeño por el más fuerte, del menos dotado por el más inteligente, no ocurrieron entre nosotros de acuerdo a la historia oficial…

Los conductores de más garra y menos pudicia, los conductores de los imperios más grandes de que haya noticia, se amansaban milagrosamente en nuestra contigüidad y se avenía a trabajar sin retribución por nuestro propio bien. Canning fue nuestro amigo desinteresado, Palmerston y Guizot también, Disraeli y Gladstone nuestros protectores, casi.” (Política Británica en el Río de la Plata, 1940, página 52)

Para reproducir citar la fuente Pensamiento Discepoleano

Arriba

 

SOBRE LOS AMERICANOS MESTIZOS O RACISTAS INDIGENISTAS

“Ensalzar los tipos del pasado americano y contraponerlos en rivalidad con los actuales, es incurrir en complicidad, de simonía o de tontera, con el esquilmador extranjero de ayer y de hoy… Lo americano es lo constantemente presente, no lo fenecido. Es lo que está llegando, no lo que pasó. Es lo que haremos no lo que hicimos… Para las doctrinas racistas, la heterogeneidad de origen es una tasa inamortizable que se expresa en palabras de resonancia ofensivas: los pueblos mestizos.
Pero en esa pluralidad de origen reside, justamente, una de las firmes esperanzas de la grandeza argentina.”

“Los ferrocarriles deben ser del pueblo argentino” 1946, pág. 69, 70 y 71

Para reproducir citar la fuente Pensamiento Discepoleano

Arriba

 

SOBRE LA HISTORIA OFICIAL (1)

“Una historia construida con tales aberraciones es un magnífico retablo para formar el ámbito de ese ídolo insaciable que se denomina capital extranjero. Esa historia es la mayor inhibición que pesa sobre nosotros. La reconstrucción de la historia argentina, es por eso, urgente, ineludible, impostergable."

“Política Británica en el Río de la plata” – 1940, página 53

 

ERA EL SUBSUELO DE LA PATRIA SUBLEVADO

“Venían de las Usinas de Puerto Norte, de los talleres de Chacarita y Villa Crespo, de las manufacturas de San Martín y Vicente López, de las fundiciones y acerías del Riachuelo, de las hilanderías de Barrancas.

Brotaban de los pantanos de Gerli y Avellaneda o descendían de las Lomas de Zamora. Hermanados en el mismo grito y en la misma fe, iban el peón de tambo de Cañuelas y el tornero de precisión, el fundidor, el mecánico de automóviles, el tejedor, la hilandera y el peón. Era el subsuelo de la patria sublevado. Era el cimiento básico de la Nación que asomaba por primera vez en su tosca desnudez original, como asoman las épocas pretéritas de la tierra en la conmoción del terremoto.

Era el substracto de nuestra idiosincrasia y de nuestras posibilidades colectivas allí presente en su primordial sin reatos y sin disimulos. Era el nadie y el sin nada en una multiplicidad casi infinita de ganas y matices humanos, aglutinados por el mismo estremecimiento y el mismo impulso, sostenidos por un misma verdad que una sola palabra traducía: Perón… Por inusitado ensalmo, junto a mí, yo mismo dentro, encarnado en una muchedumbre clamorosa de varios cientos de miles almas conglomeradas en un solo ser unívoco, aislado de sí mismo, rodeado por la animadversión de los soberbios de la fortuna, del poder y del saber, enriquecido por las delegaciones impalpables del trabajo de las selvas, de los cañaverales y de las praderas…, traduciendo en la firme voz conjunta su voluntad de grandeza, consumiendo en la misma llama los cansancios y los desalientos personales, el espíritu de la tierra se erguía vibrando sobre la plaza de nuestros libertadores, pleno en la confirmación de su existencia… Ahora el milagro estaba cumplido. La sustancia del pueblo argentino, su quintaescensia de rudimentarismo, estaba allí presente, afirmando su derecho a implantar por sí mismo la visión del mundo que le dicta su espíritu desnudo de tradiciones, de orgullos sanguíneos, de vanidades sociales, familiares o intelectuales. Estaba allí desnudo y solo, como la chispa de un suspiro.

Aquellas multitudes que salvaron a Perón del cautiverio…, eran las mismas multitudes que asistieron recogidas por el dolor al entierro de Hipólito Irigoyen… Son las mismas multitudes argentinas armadas de un poderoso instinto de orientación político e histórico que desde 1810 obran inspiradas por los más nobles ideales cuando confían en el conductor que las guía… Escuché las conversaciones de varios criollos y las arengas de oradores improvisados. No encontré a nadie que se acordara de sus problemas personales. Eran hombres sin necesidades: inmunes al cansancio, al hambre y a la sed… Él [Perón] intérprete fiel y libre de ataduras y compromisos… Estaban dispuestos a luchar por él y por los ideales propios que él simbolizaba y resumía… Por allí, alguien, un sencillo magnífico, gritó con voz estentórea: -¡Aquí comienza la rebelión de los pueblos oprimidos!

Yo regué con una lágrima viril esas palabras para que no se marchitaran nunca” [Borradores en poder de su esposa sobre el 17 de octubre de 1945]
Fuente: Folleto del Centro de Estudios Nacionales Scalabrini Ortiz - El Ortiba

Para reproducir citar la fuente Pensamiento Discepoleano

Arriba

 

INTERPRETACIÓN DE LA FRASE DE PERÓN “HUMANIZAR AL CAPITAL”

El segundo ente eterno que el hombre crea –después de Dios- en un acto de orgullosa suficiencia, se llama capital. El capital no muere jamás… Es eterno. Pasa sobre las cosas perecederas sin perecer, pasa sobre los hombres mortales sin fenecer. Si el rédito o parte de él se incorpora al capital, el capital crece hasta el infinito sin más límites prácticos que los remedios heroicos que las sociedades urden para contener su absorción, con ciclos críticos o con crisis que cercenan de golpe su desmesurado crecimiento. El capital no fenece y por eso, fundamentalmente, es inhumano. “Humanizar al capital” significa entonces –a mi entender- emplazarlo, transformarlo en mortal y perecedero, como las cosas a las cuales está aplicado. La frase del general Perón: “Humanizar el capital” entreabre un nuevo mundo de posibilidades técnicas y matemáticas en que parece factible una nueva relación entre los seres humanos. (De “El Capital, el hombre y la propiedad en la vieja y en la nueva Constitución”, 1948)

Para reproducir citar la fuente Pensamiento Discepoleano

Arriba

 

A PROPÓSITO DE LA RELACIÓN DE LOS OBREROS CON PERÓN

“Todo es allí callado y receloso, el árbol, el hombre y el plantígrado que acecha. Pero en las márgenes de lo explorado, en cada lugar en que se reúne una voluntad humana, en los obrajes, en los aserraderos, en los conciertos de conchabo, en las estafetas y estaciones, ya sea en el amplio parlotear que las cañas alimentan o en el resumido musitar de los extenuados por el trabajo, vibraba, incesante, el mismo par de sílabas que resumía una esperanza casi tan grande como la selva misma: Perón.

Aquel par de sílabas parecía gozar de virtudes taumatúrgicas. Era la advocación con que aquellos seres cándidos y sufridos se dirigían al ser –para ellos incorpóreo, invisible, intangible y sin embargo constantemente presente– que estaba tutelando sus vidas tan lamentables que hasta parecían olvidadas por la Divina Providencia… Perón les había aumentado los salarios y los precios del destajo. Les había proporcionado descanso retribuido y había corregido las balanzas de los ingenios que son más poderosos que Dios y más ladrones que un indio toba matrero. Había sofrenado la codicia inagotable del obrajero y doblegado hasta el mismo Patrón Costas… Nunca les había ocurrido eso, desde los tiempos en que Irigoyen los libró del cepo vigente como pena hasta 1917 y les permitió conocer por primera vez la iconografía de la libertad estampada en los billetes nacionales. Por eso la imagen de Perón estaba allí, en un rincón del único cuarto de todos los ranchos miserables, iluminada con la llama votiva de una vela de sebo, en una hornacina improvisada por la devoción. Esa era la realidad del norte argentino… En el intrincado laberinto de la subconsciencia, los pueblos habían comprendido que la revolución se haría con Perón o no se haría.

Él era la rebelión contra la doble opresión interior y exterior, contra la tiranía de las finanzas y el título de propiedad y del colonialismo primitivista.
La esperanza había comenzado a vibrar en las selvas, en los cañaverales y en las llanuras argentinas. Y la esperanza de los pueblos lleva siempre un nombre de varón. Esta esperanza, que el régimen y los colonizadores extranjeros atacaban desde todos los ángulos y con todas las armas hasta las más desleales, estaba ya bautizada y tenía su santo y seña: se llamaba Perón”. (Política, 9 de enero de 1946)

Para reproducir citar la fuente Pensamiento Discepoleano

Arriba

 

LOS CINCO PRINCIPIOS PARA LA COOPERACIÓN COLECTIVA

1. Principio del hombre colectivo:
Porque la voluntad del número, que es como el apellido de la colectividad, debe tener primacía sobre lo individual. Ni la riqueza ni el ingenio ni la sabiduría tienen derecho a acallar o burlar la grande voz de la necesidad de cada conjunto colectivo, que es la voz que más se aproxima a la voluntad de destino.

2. Principio de la comprensión del hombre:
Para que esta unidad compleja esté siempre presente con sus necesidades biológicas, morales, intelectuales y espirituales y no se sacrifique jamás la realidad humana a una norma abstracta o un esquema desprovisto de vida.

3. Principio de protección al más débil:
Para que se elimine la ley de la selva y se establezca una verdadera posibilidad de igualdad. Todo lo que no se legisla, se legisla implícitamente a favor del fuerte. La igualdad teórica es una desigualdad práctica a favor del poderoso.

4. Principio de la comunidad de la riqueza natural:
Porque la propiedad es una delegación de la fuerza de la organización colectiva que la hizo posible y la mantiene.

5. Principio de la utilidad colectiva del provecho:
Para que nadie tenga derecho a obtener beneficios de actividades perjudiciales o inútiles para la sociedad y por tanto toda ganancia o lucro del ingenio ajeno o de la retención infructuosa de un bien, debe ser considerados nulos e ilícitos en la parte que no provienen del trabajo o del ingenio propio.

Para reproducir citar la fuente Pensamiento Discepoleano

Arriba

 

SOBRE LA SABIA ORGANIZACIÓN DE LA IGNORANCIA

“Todo lo que nos rodea es falso e irreal, falsa la historia que nos enseñaron, falsas las creencias económicas con que nos imbuyeron, falsas las perspectivas mundiales que nos presentan, falsas las disyuntivas que nos ofrecen, irreales las libertades que los textos aseguran.”

“Política Británica en el Rio de la Plata” – 1940, página 11

 

SOBRE EL IMPERIALISMO INGLÉS

“El capital no es más que energía humana acumulada y dirigida… Los capitales británicos son el resultado de la capitalización a favor de Gran Bretaña de la energía y laboriosidad de los ciudadanos argentinos y de la riqueza natural del suelo que habitan… Los únicos capitales que los ingleses invirtieron en nuestro país fueron los sobornos.”

“Ferrocarriles, factor primordial de la independencia”, La Plata, 16/6/37

 

SOBRE EL CAPITAL EXTRANJERO

Todo lo material, todo lo venal, transmisible o reproductivo, es extranjero o está sometido a la hegemonía financiera extranjera. Extranjeros son los medios de transportes y de movilidad. Extranjeras las organizaciones de comercialización y de industrialización de los productos del país. Extranjeros los productores de energía, las usinas de luz y gas. Bajo el dominio extranjero están los medios internos de cambio, la distribución del crédito, el régimen bancario. Extranjero es gran parte del capital hipotecario y extranjeros son en increíble proporción los accionistas de las sociedades anónimas.

“Política Británica en el Río de la Plata” – 1940, Páginas 11 y 12

 

EL PERIODISMO, INSTRUMENTO DE LA DOMINACIÓN

Política británica para el Río de la Plata
“La prensa argentina es actualmente el arma más eficaz de la dominación británica. Es un arma traidora como el estilete, que hiere sin dejar huella. Un libro es siempre un testigo de lo que afirma. El libro permanece, está en su anaquel para que lo confrontemos y ratifiquemos o denunciemos sus afirmaciones. El diario pasa. Tiene una vida efímera. Pronto se transforma en mantel o en envoltorio, pero en el espíritu del lector va dejando un sedimento cotidiano en que se asientan, forzosamente, las opiniones. Las creencias que el diario difunde son irrebatibles, porque el testimonio desaparece.”

 

SOBRE LA COLONIZACIÓN MENTAL

“La inteligencia americana nada vio, nada oyó, nada supo… Los americanos con facultades escribían tragedias al modo griego o disputaban acerca de las últimas doctrinas europeas. El hecho americano pasaba ignorado para todos. No tenía relatores, menos aún podía tener intérpretes y todavía menos conductores instruidos en los problemas que debían encarar.

… Volver a la realidad es el imperativo inexcusable. Para ello es preciso exigirse una virginidad mental a toda costa y una resolución inquebrantables de querer saber exactamente cómo somos. Bajo espejismos tentadores y frases que acarician nuestra vanidad para adormecernos, se oculta la penosa realidad americana. Ella es, a veces, dolorosa, pero es el único cimiento incorruptible en que puede fundarse pensamientos sólidos y esperanzas capaces de resistir a las más enervantes tentaciones.”

“Política Británica en el Rio de la Plata” – 1940, páginas 10 y 12

Para reproducir citar la fuente Pensamiento Discepoleano

Arriba

 

POLÍTICAS DE ALGUNOS GOBIERNOS (el de macri por ejemplo)

“No es exagerado suponer que hoy pululan más de tres millones de hombres inactivos que vegetan perseguidos por la policía, la crítica de los diarios y la más indigna miseria… dicen que nuestra exportación aumenta. Pero, la materia exportada, ¿constituye un excedente real, un sobrante que resta después de cubrir las necesidades de nuestro propio pueblo? ¿O son alimentos hurtados al pueblo, energías escamoteadas?”

[Política Británica en el Río de la Plata]

 

SOBRE LA RUPTURA CON LA IDEOLOGÍA DOMINANTE

“Era necesaria una virginidad mental a toda costa. Era preciso mirar como si todo lo anterior hubiera sido extirpado. La única probabilidad de inferir lo venidero yacía bajo espesas capas de tradición, en el fondo de la más desesperante ingenuidad.”

De Tierra sin nada, tierra de profetas, página 22

 

SOBRE EL PERIODISMO Y EL CAPITAL EXTRANJERO

“El periodismo comercial está efectuando una demostración demasiado evidente, de la que alguna vez se arrepentirá, de su falta de connaturalización con las esencias que atañen a la subsistencia de una nación independiente. La Nación y La Prensa compiten con los diarios de la cadena oficial en la insistencia y prolijidad de la campaña que tiende por una parte a socavar los elementos ideológicos de la resistencia nacional y a presentar simultáneamente, por otra, al capital extranjero como una bendición.”

 

A PROPÓSITO DE LA ECONOMÍA

La economía es un método de auscultación de los pueblos. Ella nos da palabras específicas, experiencias anteriores resumidas, normas de orientación y procedimientos para palpar los órganos de esa entidad viva que se llama sociedad humana. En puridad, la economía se refiere exclusivamente a las cosas materiales de la vida: pesa y mide la producción de alimentos de materia prima, tasa las posibilidades adquisitivas, coteja los niveles de vida y capacidad productiva, enumera y determina los cauces de los intercambios y, en momentos de fatuidad, pretende pronosticar las alternativas futuras de la actividad humana. Pero la economía bien entendida es algo más. En sus síntesis numéricas laten, perfectamente presentes, las influencias más sutiles: las confluentes étnicas, las configuraciones geográficas, las variaciones climatéricas, las características psicológicas y hasta esa casi inasible pulsación que los pueblos tienen en su esperanza cuando menos.

El alma de los pueblos brota de entre sus materialidades, así como el espíritu del hombre se enciende entre las inmundicias de sus vísceras. No hay posibilidad de un espíritu humano incorpóreo. Tampoco hay posibilidad de un espíritu nacional en una colectividad de hombres cuyos lazos económicos no están trenzados en un destino común. Todo hombre humano es el punto final de un fragmento de historia que termina en él, pero es al mismo tiempo una molécula inseparable del organismo económico de que forma parte. Y así enfocada, la economía se confunde con la realidad misma.

Publicado en: https://pensamientodiscepoleano.com.ar/index.html

Prólogo de "Política británica en el Río de la Plata" [1936]

Para reproducir citar la fuente Pensamiento Discepoleano

Arriba

 

SOBRE LOS FERROCARRILES INGLESES Y LA DOMINACIÓN COLONIAL

“A nadie se le dice en las Facultades que la red ferroviaria es el arma de dominación y sojuzgamiento más insidiosa y letal porque atenaza y paraliza los núcleos vitales de una nación. Si se mira el mapa de la República, la vasta extensión aparece como parcelada bajo una intrincada red de líneas férreas que forman una malla muy semejante a una tela de araña. Esa impresión visual es una representación muy exacta de la verdad. La república Argentina es una inmensa mosca que está atrapada e inmovilizada en las redes de la dominación ferroviaria inglesa.”

De Ferrocarriles, factor primordial de la independencia, La Plata, 16/06/37

Para reproducir citar la fuente Pensamiento Discepoleano

Arriba

 

SOBRE LA FICCIÓN DE LA HISTORIA

“Para eludir la responsabilidad de los verdaderos instigadores, la historia argentina adopta ese aire de ficción en que los protagonistas se mueven sin relación con las duras realidades de esta vida. Las revoluciones se explican como simples explosiones pasionales y ocurren sin que nadie provea fondos, vituallas, municiones, armas, equipajes. El dinero no está presente en ellas, porque rastreando las huellas del dinero se puede llegar a descubrir a los principales movilizadores revolucionarios.”

“Política Británica en el Río de la plata” – 1940, página 52

 

CONTRADICCIONES EN EL MOVIMIENTO NACIONAL Y LA OPCIÓN

“No debemos olvidar en ningún momento –cualesquiera sean las diferencias de apreciación- que las opciones que nos ofrece la vida política argentina son limitadas. No se trata de optar entre el general Perón y el arcángel San Miguel. Se trata de optar entre el general Perón y Federico Pinedo. Todo lo que socava a Perón fortalece a Pinedo en cuanto él simboliza un régimen político y económico de oprobio y un modo de pensar ajeno y opuesto al pensamiento vivo del país.”

Conferencia en La Plata, Noviembre de 1947

 

A PROPÓSITO DE LA HISTORIA FALSA

“Los historiadores no eran historiadores, eran novelistas. Habían urdido una trama que llamaban historia nacional en que los próceres eran todos los que sirvieron incondicionalmente a los intereses británicos y los truhanes aquellos que, de alguna manera, se opusieron a esas maniobras.”

“Bases para la Reconstrucción Nacional” – 1957, página 475

 

SOBRE LOS AMERICANOS MESTIZOS O RACISTAS INDIGENISTAS

“Ensalzar los tipos del pasado americano y contraponerlos en rivalidad con los actuales, es incurrir en complicidad, de simonía o de tontera, con el esquilmador extranjero de ayer y de hoy… Lo americano es lo constantemente presente, no lo fenecido. Es lo que está llegando, no lo que pasó. Es lo que haremos no lo que hicimos… Para las doctrinas racistas, la heterogeneidad de origen es una tasa inamortizable que se expresa en palabras de resonancia ofensivas: los pueblos mestizos.
Pero en esa pluralidad de origen reside, justamente, una de las firmes esperanzas de la grandeza argentina.”

“Los ferrocarriles deben ser del pueblo argentino” 1946, pág. 69, 70 y 71

Para reproducir citar la fuente Pensamiento Discepoleano

Arriba

 

A PROPÓSITO DE LA NECESARIA UNIDAD

“Unir sobre lo fundamental es tarea americana y de legítima reivindicación, así como desunir por futilezas o por doctrinas ajenas a la conveniencia americana es tarea de interés europeo y de sus cómplices. Para unir es preciso comprender. Para comprender hay que conocer. Enseñar la comunidad de los intereses es practicar el sentimiento fundamental de América, inmensa fraternidad sin hermanos.”

Para reproducir citar la fuente Pensamiento Discepoleano

Arriba

 

LOS LIBROS RECOMENDADOS

BIBLIOGRAFÍA DE RAÚL SCALABRINI ORTIZ

  • La Manga, cuentos, 1923
  • El hombre que está sólo y espera, 1931
  • La gaceta de Buenos Aires, artículos periodísticos, 1934
  • Señales, artículos periodísticos, 1935
  • Política británica en el Río de la Plata, Cuaderno de FORJA, 1936
  • Los ferrocarriles, factor primordial de la independencia nacional, folleto, 1937
  • El petróleo argentino, Cuaderno de FORJA, 1938
  • Historia del Ferrocarril Central Córdoba, Cuaderno de FORJA, 1938
  • Historia de los ferrocarriles, Revista Servir, 1938
  • Historia del primer empréstito, Cuaderno de FORJA, 1939
  • Reconquista, artículos periodísticos, 1939
  • Política británica en el Río de la Plata, 1940
  • Historia de los ferrocarriles argentinos, 1940
  • La gota de agua, folleto, 1942
  • Los ferrocarriles deben ser del pueblo argentino, 1946
  • Defendamos los ferrocarriles del Estado, folleto, 1946
  • Tierra sin nada, tierra de profetas, poesías y ensayos, 1946
  • Yrigoyen y Perón, identidad de una línea histórica, folletos, 1948
  • El capital, el hombre y la propiedad en la vieja y la nueva Constitución Argentina,
  • folleto, 1948
  • Perspectivas para una esperanza argentina, folleto, 1950
  • El líder, El federalista y De frente, artículos periodísticos, 1955/1956
  • Aquí se aprende a defender a la Patria, folleto, 1957
  • Qué, artículos periodísticos, 1957/1958
  • Cuatro verdades sobre la crisis, folleto, 1960
  • Bases para la Reconstrucción Nacional, recopilación de artículos, 1965

Volver

inicio Volver a Pensamiento Nacional

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FECHA DE INICIO 10/12/2019 VISITAS A LA PÁGINA contador de visitas en mi web