bandera

AVISO DISCEPOLEANO: Todo lo publicado puede compartirse sin restricciones mencionando la fuente Pensamiento Discepoleano

 
DÍA X DÍA LAS EFEMÉRIDES DE OCTUBRE PARA NO PERDER LA MEMORIA
DÍA 1 * (1813) Batalla de Vilcapugio -
DÍA 2 * (1994) Muere Jorge Abelardo Ramos - * (1798) Nacimiento del Chacho Peñaloza -
DÍA 5 * (1878) Reparto de "indios" - * (1982) - MARCHA POR LA VIDA -
DÍA 7 * (1989) Menem indulta a los genocidas -
DÍA 8 * (1895) Nacimiento de Juan Domingo Perón - * (1944) Sanción del Estatuto del Peón Rural -
DÍA 9 * (1837) Juicio por el asesinato de Facundo Quiroga en Barranca Yaco - * (1967) Asesinan a Ernesto "Che" Guevara -
DÍA 10 * (1867) Felipe Varela toma la ciudad de Salta - * (1947) Matanza de "Rincón Bomba" -
DÍA 11 * (1972) El Trelewazo - * (1904) Nace Tita Merello - * (2000) DÍA NACIONAL DE LA PATAGONIA -
DÍA 12 * (1492) Colón llega a América, no hay nada que festejar - * (1812) Muere Juan José Castelli - * (1973) Perón asume por tercera vez la presidencia de la Nación Argentina -
DÍA 13 * (1980) Nobel de la Paz para Adolfo Pérez Esquivel - * (1981) Muere Antonio Berni -
DÍA 16 * (1941) Creación de la Flota Mercante del Estado -
DÍA 17 * DÍA DE LA LEALTAD - "AQUELLOS DÍAS DE OCTUBRE" - * (1951) Último discurso de Evita desde los balcones de la casa de gobierno - * (1976) Masacre de los Surgentes -
DÍA 18 * (1869) Aparece el diario La Prensa fundado por J. C. Paz - * (1945) Después del 17 la consigna es: "Matar a Perón" -
DÍA 19 * (1947) peron anuncia el primer plan quinquenal - * (1976) Muere Mario Abel Amaya días después de haber sido ferozmente torturado - * (1975) Muere Cátulo Castillo - * (2016) Paro de Mujeres contra los Femicidios y las políticas neoliberales -
DÍA 20 * (2010) Asesinan a Mariano Ferreyra -
DÍA 21 * (1886) Muere José Hernández -
DÍA 22 * "DÍA NACIONAL DEL DERECHO A LA IDENTIDAD" - * (1930) Nacimiento de Estela de Carlotto - * (1945) Casamiento de Perón y Evita en Junín -
DÍA 23 * (1858) Asesinan a Nazario Benavidez - * (1859 ) La Confederación Argentina y el Estado de Buenos Aires se enfrentan en la Batalla de Cepeda - * (2011) Cristina es reelecta con el 54 % de los votos -
DÍA 24 * (1813) Acción de Tambo Nuevo - * (1980) Muere César Tiempo -
DÍA 25 * (1837) Ejecutan a los asesinos de Facundo Quiroga - * (1938) Alfonsina Storni se quita la vida hundiéndose en el mar - Asesinato de Pedro Murillos -
DÍA 26 * (1883) Devolución de la bandera de la Batalla Vuelta de Obligado - * (1959) Nace Evo Morales en Orinoca, Bolivia, primer presidente indígena - * (1965) Parte la primera expedición terrestre argentina al Polo Sur comandada por el Coronel Jorge Edgard Leal -
DÍA 27 * (1826) Combate de "El Tala" - * (2010) Muere en Santa Cruz Néstor Kirchner -
DÍA 28 * (1965) Sublevación de los "voluntarios" de la guerra al Paraguay - * (1959) Muere Camilo Cienfuegos - (2007) Cristina gana su primera elección con más del 45 % de los votos -
DÍA 29 Asignación Universal por Hijo -
DÍA 30 * (1983) DÍA DE LA RESTAURACIÓN DE LA DEMOCRACIA (Raúl Alfonsín es electo presidente) -
   

1813 - BATALLA DE VILCAPUGIO

Después de la Batalla de Salta, la reorganización del ejército, la reparación del material y la incorporación de nuevos reclutas para cubrir las bajas producidas demoraron a Belgrano en Salta casi dos meses. Concluidos los preparativos, avanzó hasta Jujuy, en dirección a Potosí, que fue ocupada en los primeros días de mayo. Al entrar a la ciudad, las calles estaban adornadas con arcos triunfales y una muchedumbre aclamó a los soldados del ejército patriota.

Potosí fue una de las ciudades del Alto Perú menos accesible al espíritu de la revolución. Era un centro minero de gran importancia y asiento de un Banco de Rescates o Casa de Moneda, prevalecía en ella una aristocracia de terratenientes, explotadores del mineral de plata, y de funcionarios reales, veedores, ensayadores y demás categorías del rubro bancario y minero, ligada a los intereses metropolitanos.

Con la llegada del ejército patriota se había producido un cambio de opinión, debido a múltiples causas: difusión de las ideas separatistas que eran apoyadas por esa aristocracia, el odio que inspiraban los chapetones, impotencia probable de España para recobrar su imperio colonial, política de capitulación y también debido al temor que inspiraban los soldados del ejército patriota.

Belgrano se esforzó en borrar la pésima impresión que había causado el ejército patriota cuando había entrado en el Alto Perú al mando de Castelli en 1810, por los excesos cometidos en esa oportunidad. Para ello controló con mano firme la disciplina militar. Un bando militar que se publicó en el ejército disponía en uno de sus artículos: "Se respetarán los usos, costumbres y aun preocupaciones de los pueblos; el que se burlare de ellos, con acciones, palabras y aun con gestos será pasado por las armas”. Antes de llegar el general Belgrano, el bando y sus efectos le precedían, para lograr el apoyo de la población al ejército patriota. VER MÁS. . .

Publicado en Pensamiento Discepoleano

Arriba

 

ANGEL VICENTE PEÑALOZA, “EL CHACHO” – (1798-1863)

UN MALDITO EXCLUIDO DE LA HISTORIA OFICIAL

Nace en la localidad de Guaja, provincia de La Rioja, en 1798. Poco se conoce sobre su infancia y juventud. Recién hacia 1820 –según referencias- habría dado sus primeras acciones de guerra, integrando las huestes de Facundo Quiroga. Así, en la batalla de El Tala (octubre de 1826), donde el Tigre de los Llanos derrota a las fuerzas unitarias, Peñaloza se destaca, siendo ascendido de teniente a capitán. En esa acción, recibe un lanzazo que le provoca una grave herida en un costado. Poco después, en julio de 1827, interviene en “El Rincón”, donde sobresale también por su intrepidez. Asimismo, acompaña a Facundo en “La Tablada” y “Oncativo”. VER BIOGRAFÍA . . .

 

1994 - MUERE JORGE ABELARDO RAMOS

Político, historiador, periodista, extraordinario escritor y figura relevante de la Izquierda Nacional, corriente ideológica y política de gran influencia intelectual en América Latina, particularmente en Argentina, Bolivia, Uruguay y Chile. Autor de "Historia de la Nación Latinoamericana", "Crisis y resurrección de la literatura argentina", "Historia política del ejército argentino", "Adiós al coronel", "Revolución y contrarrevolución en la Argentina".
Había nacido en Buenos Aires en 1921. VER MÁS. . .

Publicado en Pensamiento Discepoleano

Arriba

 

 “HOY REPARTO DE INDIOS”: A LAS FAMILIAS QUE LOS REQUIERAN SE LES ENTREGARA INDIO O “CHINA”.
Diario “El Nacional” - (Apareció el 1° de mayo de 1852 hasta el 18 de agosto de 1898)

"Las indias aun salvajes pueden ser útiles en tareas domésticas en las residencias de las familias porteñas."

"Hay a disposición de los señores comerciantes y firmas de esta plaza, indios menores de edad. Los infelices aun careciendo completamente de las gracias de la civilización, pueden utilizarse con sumo provecho para mandados diversos." (Diario La Nación, 1878, fuente Primera Plana)

”El Ministerio de Guerra Informa a la ciudadanía que los días 5 y 6 del mes en curso se entregaran indios para su utilización en estancias ganaderas.

Las indias aun salvajes pueden ser útiles en tareas domésticas en las residencias de las familias porteñas.
Es necesario destacar que la comportación de las indias dista de ser civilizadas por lo que es menester la adaptación de los infelices.

También hay a disposición de los señores comerciantes y firmas de esta plaza, indios menores de edad.
Los infelices aun careciendo completamente de las gracias de la civilización, pueden utilizarse con sumo provecho para mandados diversos.

Los mismos no pueden ser enviados al exterior.
El reparto de los salvajes se realizara gratuitamente en el Hotel de Inmigrantes, los días 5 y 6 de octubre de 8 de la mañana a 6 de la tarde.”

Arriba

Publicado en Pensamiento Discepoleano

 

peronchico

1895 - NACE JUAN DOMINGO PERÓN

La historia oficial ubica el nacimiento de Perón en Lobos, provincia de Buenos Aires, el 8 de octubre de 1895, día en que fue anotado como “hijo natural del declarante”, aunque la partida de nacimiento afirmara que fue un día antes.

Algunos historiadores, Norberto Galasso entre ellos, señalan que Perón habría nacido en una localidad cercana, Roque Pérez. Y que eso habría sucedido en realidad en 1893 y un 7 de octubre. El problema del origen del tres veces presidente argentino se debe a que fue “hijo natural”, como en aquella época se tipificaba a los bebés que nacían fuera de un matrimonio. Y eso, a finales del XIX, era una deshonra que había que tratar de ocultar.

Su madre fue Juana Sosa y su padre Mario Tomás Perón, el “declarante” de la partida de nacimiento. Ella era una humilde mujer de la zona, que trabajaba en labores domésticas. Él era empleado estatal, hijo de Tomás Liberato Perón, un médico, diputado provincial mitrista, profesor de Química y de Medicina Legal, vocal del Consejo de Higiene Pública y consejero de la Facultad de Ciencias Físico-Naturales de la Universidad de Buenos Aires. Esa prosapia del apellido Perón no podía permitir un hijo fuera de un matrimonio, y menos con una mujer que, era un secreto a voces, tenía raíces aborígenes. Por eso, el niño recién nacido fue anotado como Juan Domingo Sosa y sólo cuando se consumó el casamiento entre Juana y Mario, el 25 de septiembre de 1901, pasó a tener el apellido que todavía marcar el pulso electoral en Argentina.

Ese pasado fue ocultado para poder ingresar sin problemas a la Academia Militar, ya que en esa época era imposible hacer carrera dentro del Ejército sin tener una familia "modelo". Y menos con ascendencia de los pueblos que había borrado la “Conquista del Desierto”.

La abuela paterna del futuro general, Dominga Dutey Bergouignan, fue quien se encargó de "limpiar" el pasado de Perón. Sin embargo, el mismo líder en su largo exilio declaró en varios oportunidades que tenía "sangre indígena".

"Me contaba mi abuela que cuando Lobos era apenas un fortín, ellos ya estaban allí... Mi abuela inmemorial era lo que bien podemos describir como una mujer machaza, que conocía todos los secretos del campo. Creo que, en realidad, tengo algo de sangre india. Míreme: pómulos salientes, cabello abundante... En fin, poseo el tipo indio. Y me siento orgulloso de mi origen indio, porque yo creo que lo mejor del mundo está en los humildes", confesaba en el año 1967 a la revista Siete Días.

En definitiva, el día, el lugar y la ascendencia aborigen de Perón tal vez nunca tengan una resolución definitiva para quienes todavía hoy investigan sobre los orígenes del personaje más influyente de la política argentina del siglo XX.

PENSAMIENTOS DE JUAN DOMINGO PERÓN. . .

Publicado en Pensamiento Discepoleano - Compartir mencionando la fuente

Arriba

 

imagen

1944 - SE SANCIONA EL ESTATUTO DEL PEÓN RURAL
(Día del Peón Rural)

El Estatuto del Peón fue una de las medidas sociales de mayor trascendencia que dio el peronismo. Su sanción, por decreto 28.169, el 8 de octubre de 1944, señala el comienzo de la protección legal del trabajador rural. Las políticas públicas habían estado históricamente vinculadas al desarrollo del agro argentino. Sin embargo, la década de 1940 traía varias novedades. Por un lado, la política agraria iba a ponerse a disposición del proyecto industrialista. Por otro, la Secretaría de Trabajo y Previsión iba a dictar una serie de medidas de gran trascendencia para los trabajadores del sector. 

Entre 1944 y 1946, el gobierno dictó el Estatuto del Peón, fortaleció el poder de negociación de los sindicatos rurales, estableció el Estatuto del Tambero-Mediero, respaldó públicamente y se comprometió a mantener la rebaja obligatoria del precio de los arrendamientos y la suspensión de los desalojos, y trasladó al Consejo Agrario Nacional al ámbito de la STyP, desde donde se llevaron adelante algunas expropiaciones. Perón sostendrá “la tierra no debe ser un bien de renta, sino un bien de trabajo”. 

Con la sanción del Estatuto del Peón, el gobierno militar buscaba establecer medidas en defensa del salario del peón y la estabilidad del trabajador, disponiendo además la inembargabilidad de los salarios, el pago en moneda nacional, la ilegalidad de deducciones o retenciones, salarios mínimos, descansos obligatorios; alojamiento en mínimas condiciones de higiene, buena alimentación, provisión de ropa de trabajo, asistencia médico-farmacéutica y hasta vacaciones pagas. 

En diciembre de 1946, el Congreso sancionaba la Ley 12.921, promulgada en junio de 1947, que ratificaba el Estatuto del Peón, entre otros decretos. Meses más tarde, se sancionaba la Ley 13.020 que reglamentaba el trabajo de cosecha. Esta situación hacía pensar a muchos que se estaba llevando adelante una “revolución agraria”, a pesar de que otras decisiones gubernamentales matizaban bastante tal denominación, como el hecho de que la Secretaría de Agricultura estuviera manejada por hombres de la Sociedad Rural Argentina, como Juan Carlos Picazo Elordy. 

Durante la Dictadura de 1976-1983, las leyes rurales del peronismo serían derogadas. Recordamos en esta fecha, la sanción de dicho estatuto. Lo hacemos con las palabras que Perón diera un día antes de su puesta en vigencia, el 17 de noviembre de 1944, explicando su sentido.

VER ARTICULADO DEL ESTATUTO Y TODOS SUS BENEFICIOS

CONFERENCIA DE PRENSA DEL GENERAL PERÓN PRESENTANDO EL ESTATUTO

Publicado en Pensamiento Discepoleano - Compartir mencionando la fuente

Arriba

 

1837 – JUICIO A LOS ASESINOS DE FACUNDO QUIROGA

Antededentes

El crimen de Facundo Quiroga en Barranca Yaco causó una conmoción el la Confederación. En principio los unitarios autores del atentado, intentaron disimular o tergiversar la realidad de los hechos, intrigando ante Ibarra, Aldao, Estanislao López y Rosas, para enfrentar y dividir el frente federal. Lejos de lograr su propósito, los caudillos federales se mantuvieron unidos, tal como muestran los documentos y correspondencia de la época, y desde un principio tuvieron la sospecha sobre los verdaderos instigadores del crimen.

El primero en salirle al cruce a las intrigas, fue el gobernador de Santiago del Estero, Felipe Ibarra, a quien se lo quiso involucrar acusándolo de no dar escolta suficiente a Quiroga, cosa que no es cierto. Otras intrigas se tejieron tirando versiones o trascendidos que variaban según a quienes fueran dirigidas; así se dijo por ejemplo que “se habrían descubierto huellas que se dirigían a Santa Fe”, para inculpar a López ante Rosas, o que “la desaparición de Quiroga le convenía a Rosas”, para inculparlo a Rosas, con un argumento que además de no ser cierto, de ninguna manera puede resultar un argumento para inculparlo. Nunca hubo documento o acusación seria contra López o Rosas.

Levantadas las sospechas contra los hermanos Reinafé, se intentó tergiversar los hechos, mandando a investigar comisiones que nada investigaron, fraguando fechas de correspondencia y documentos con la “delegación del mando” por razones de salud del gobernador Rainafé, antes de al fecha del asesinato de Barranca Yaco, y “armando un juicio” para acusar, absolver y reivindicar al Capitán Santos Perez del ejército de los Reinafé, y principal sospechado de ser el autor material del hecho y jefe de a partida que dio muerte a Facundo Quiroga en Barranca Yaco.

Pero nada podrían estas intrigas y disimulos unitarios ante la sagacidad de Rosas, que a cientos de kilómetros de distancia, y basándose en informes verbales, algunos documentos y correspondencia, desmenuzaba pacientemente la trama con la tenacidad que lo caracterizaba, dando inclusive su versión de la reconstrucción del hecho tal como habría sucedido, según se lo describe en carta a Estanislao López.

Ante la evidencia de las sospechas, los caudillos federales delegan en el gobierno de Buenos Aires las facultades de juzgar a los sospechosos de un delito federal. Uno de los hermanos Reinafé escapa a la Banda Oriental, pero los otros, incluido el capitán Santos Pérez, son conducidos a Buenos Aires para su juzgamiento.

El juicio y la defensa

Remitidos a Buenos Aires, unos por Pedro Nolasco Rodríguez, y otros por Manuel López, todos los inculpados por el asesinato de Quiroga, se hallaban a disposición del Juez Comisionado doctor Maza, nombrado por Rosas para ejercer la facultad que al efecto en él habían delegado las provincias. Como fiscal se desempeñó el doctor Manuel Insiarte y como asesor general del doctor Eduardo Lahite.

De los dos sumarios levantados contra aquéllos en Córdoba, únicamente el segundo llegó a manos del magistrado competente. El primero, fraguado entre los Reinafé y sus cómplices voluntarios forzosos, desapareció del expediente. Ordenada una nueva indagatoria en la capital bonaerense, los autos fueron entregados a los defensores el 13 de agosto de 1836.

Como defensor figuraba el doctor Gamboa, unitario, destinado a ser protagonista en uno de los episodios característicos de la historia de Rosas. En los dos meses y medio transcurridos desde que recibió los autos hasta que presentó la defensa, el 26 de octubre de 1836, el abogado se aplicó a redactar no tanto un alegato a favor de su defendido, como una requisitoria contra el régimen institucional existente. Su planteo consistió en formular siete preguntas negativamente contestadas, de las cuales seis se referían a excepciones de incompetencia opuestas a la autoridad que entendía en el proceso, y una sola al fondo del asunto, o sea a la culpabilidad del procesado, la que no se atrevió a negar, aunque dijera no haber quedado probada.

Los cuarenta y cinco pliegos del extenso documento se dirigían a demostrar que los acusados debían ser juzgados por una ley que perteneciera a un sistema constitucional; que la constitución no existía; que la autorización de las provincias, otorgada al gobernador de Buenos Aires, no era una ley constitucional; que una ley de esta especie no podía ser especial ni sancionarse después del hecho.

Sobre el ejercicio de la autoridad judicial desempeñada por el Juez Comisionado, decía no haber sido ella conforme a derecho, pues él mismo había dado la norma o procedimiento a seguir en su propia actuación de magistrado. Del Manifiesto de Rosas contra los Reinafé, del 30 de junio de 1835, decía que era un prejuzgamiento inhabilitante para dictar sentencia.

Las audacias del defensor.

Por último, Gamboa había tenido la audacia de aludir, en alusión traída por los cabellos a las acusaciones de la prensa unitaria de Montevideo, que atribía a Rosas la instigación del crimen. (Datos tomados de la “Causa criminal” contra los asesinos de Quiroga. 1873. Imprenta del Estado – J.Irazusta. Vida política de J.M. de Rosas. t.III.p.136)

De un espíritu diametralmente opuesto al de la organización confederal, y compuesta para el foro político (no para los estrados judiciales), la pieza estaba destinada a la publicidad, antes que a la defensa de un procesado.

El doctor Gamboa tuvo una audacia más: la de solicitar una copia de su alegato, y la autorización de publicarlo aislado del proceso. Entonces fue cuando Rosas tomó su mejor pluma criolla para redactar el siguiente decreto, en un estilo calculado para el gran público que el curial opositor había pensado conmover con su maniobra:

Octubre 17 de 1836.

El coronel edecán de Gobierno don Manuel Corvalán procederá mañana a dar cumplimiento a la orden siguiente:

Primero: Pedirá al señor Ministro de R. E. una solicitud oficial que el doctor Marcelo Gamboa ha dirigido al Gobierno pidiendo permiso para publicar la defensa que ha hecho en favor de los reos de Barranca Yaco y la copia de dicha defensa.

Segundo: Hará comparecer al dicho Gamboa a la escribanía mayor de Gobierno y a presencia del escribano de ella, le dirá y hará cumplir lo siguiente, de todo lo que dará fe éste extendiendo la correspondiente diligencia.

Que sólo un atrevido, insolente, pícaro, impío, logista y unitario ha podido cometer el avance de interrumpir las altas y delicadas atenciones del Gobierno con semejante, tan sin fortuna como inoportuna y atrevida solicitud.

Que sólo un unitario tan desagradecido como bribón, ha podido concebir la idea de querer la publicación aislada de la defensa de los feroces ejecutores de una mortandad sin ejemplo en la historia del mundo civilizado; que solamente un hombre que haya renunciado a toda idea de religión, de honor y respeto al Gobierno y a la opinión pública, y en consecuencia de su perversidad, no alimente sentimiento alguno de amor y respeto al honor nacional, ha podido dirigirse oficialmente al Gobierno pidiéndole permiso para publicar una defensa semejante, con la idea sin duda dé preparar y despertar sentimientos que sólo pueden abrigar las almas dañadas y los corazones corrompidos de los unitarios, a cuya inmunda logia él siempre ha pertenecido.

Que sólo un hombre a quien los decretos de la Divina Providencia hayan colocado en la senda de su fin funesto para que así pague ya sus delitos sin cuento, ha podido pedir a la suprema autoridad el permiso de una publicación separada de la causa, como si la justicia de la opinión pública tuviera una sola oreja para oír y juzgar los delitos de los unitarios, por las obras de defensas en su favor, o que en el país existiese la ley del embudo dándole lo ancho para ellos y lo angosto para los federales y orden social.

Que en su virtud y en pena de su descarada insolencia, en el acto sobreraye por su propia mano uno por uno, todos los renglones de su atrevida representación. En seguida le entregará la copia de la defensa y le dirá lo siguiente:

Que ésta se le devuelve porque respecto de ella nada le dice el Gobierno porque en haber trabajándola nada más ha hecho de cumplir con uno de los cargos y deberes del hombre de su clan constituido en sociedad, tanto más cuanto que el Gobierno declaró que una vez nombrados por los reos sus defensores, no se admitieran renuncias siempre que los elegidos por ellos fuesen de la lista aprobada por la autoridad suprema.

Que por todo y siendo su delito no sólo por el avance anteriormente expresado, sino también por la conducta que ha observado en sus conversaciones públicas y privadas, conducta inicua alarmante y en todos sentidos ofensiva a los altos respetos debidos al Gobierno, se le ordena lo siguiente:

Primero: Que hasta nueva resolución superior no debe salir más distancia que veinte cuadras de la plaza de la Victoria.

Segundo: Que no debe ejercer su oficio de abogado, ni hacer escrito alguno de ninguna laya por más simple e inocente que sea.

Tercero: Que no debe cargar la divisa federal, ni ponerse, ni usar, ni en público ni en privado, los colores federales.

Cuarto: Que por cualquiera infracción de las tres prevenciones anteriores será paseado por las calles de Buenos Aires en un burro “celeste" y castigado además según el tamaño de la falta.

Quinto: Que si tratase de fugar del país luego que sea aprehendido será inmediatamente fusilado.

Lo que se previene al edecán enunciado coronel Manuel Corvalán para su cumplimiento.

Juan Manuel de Rosas

(La Nación del 9 de julio de 1934)

Como en la mayoría de los casos de la historia de Rosas, la mejor refutación de los infundios adversos es el texto de las medidas por ellos incriminadas. De ésta se dice generalmente que castigaba al defensor de un inculpado, después de haberse permitido su defensa, cuando en realidad se castigó la pretensión de publicar aparte una sola pieza de un proceso incompleto.

Se dice también que se condenó por aquel imaginario delito a un letrado defensor a la infamante pena de pasear en un burro celeste por las calles de la ciudad, cuando lo cierto surge del decreto, y es que se lo amenazó con esa pena si infringía las tres que se le habían aplicado, de abstenerse de ejercer su profesión, de salir a más de veinte cuadras de su casa (lo que en la gran aldea de entonces no sería mucha privación) y de llevar colores federales.

El episodio quedará reducido a sus verdaderas proporciones si recordamos que la pena de la picota, en Londres todavía se aplicaba, en forma peor, exponiendo al reo a los vejámenes del público; que la de pasearlo en burro, celeste había sido usada en Córdoba, en 1830, por el general Paz, contra el fraile Aldao, por delitos políticos. Y que toda la alharaca hecha sobre un procedimiento judicial perteneciente a un estadio muy anterior de la evolución del derecho penal, juzgado por los de otro estadio ulterior, se disipará con esta mera comparación, que "hasta el año 1836 no se permitió (en Inglaterra) "que un abogado pudiese dirigirse al jurado en defensa de un delincuente". (Sir Basíl Thompson. La historia de Scot1and Yard, p. 83, Madrid, 1937. )

Sigue el juicio

Fuere cual fuese el destino mediato del doctor Gamboa, el proceso siguió su marcha. El doctor Maza se expidió el 12 de abril de 1837, en un extenso escrito, en el que hace un resumen de la causa, y del que resulta que los defensores, o formulan excepciones de incompetencia, o tratan de liberar a sus defendidos de la principal responsabilidad para cargarla sobre los cómplices, o alegan la disciplina, militar y los deberes de la obediencia para arrojar la culpa de los ejecutores sobre los instigadores. Pero ninguno pretende probar la absoluta inocencia de ningún procesado.

En forma algo difusa el doctor Maza contesta las defensas, califica los delitos y pone a la causa en estado de sentencia. El 18 de abril de 1837 Rosas ordena que el proceso pase a vista del Fiscal, doctor Láhitte, quien se expide en notable dictamen, que confirma en su mayor parte el dispositivo del pronunciamiento hecho por el doctor Maza, aunque difiriendo con algunos de sus fundamentos, el 8 de mayo de 1837. En esa notable pieza jurídica (elogiada por el doctor Cárcano en su Quiroga), se deshace tranquilamente la calumnia que trató de manchar a Rosas con la sangre de su amigo, haciendo la observación repetida por el citado biógrafo de Facundo, que en el juicio ninguno de los hermanos Reinafé alegó la excepción opuesta por Santos Pérez, a quien los instigadores pudieron engañar para decidirlo. El Dr. Ramón J. Cárcano escribe: “Ninguno de los Reinafé, ni ente los jueces ni ante la corte, acusan a Rosas ni a López. Se acusan entre ellos mismos. El silencio en aquellos días pulveriza la calumnia”. (Juan Facundo Quiroga, 3° ed., p.363)

La sentencia

Rosas dictó su primera sentencia el 27 de mayo de 1837, y la segunda (después de un último recurso interpuesto por los defensores y sometido al mismo procedimiento que las defensas primitivas) el 9 de octubre de 1837. La sentencia de muerte involucra al autor material y a los instigadores del crimen.

El 26 de octubre de 1837 en la plaza de la Victoria, Santos Pérez y los dos Reinafé, José Vicente y Guillermo, son fusilados y luego colgados en las horcas. La plaza está rodeada de tropas, al mando del general Agustín Pinedo. Una inmensa multitud de espectadores, entre los que hay no pocas mujeres, espera en todos los edificios de la plaza, en el pórtico de la Catedral y en las calles. Antes de subir al patíbulo, se lee a los condenados la sentencia de muerte, bajo los arcos del Cabildo. A Santos Pérez se le da una silla, porque no puede tenerse en pie.

El espectáculo no es nuevo en Buenos Aires: Rivadavia, veinticinco años atrás, hizo fusilar y colgar allí mismo a los treinta y tres implicados en la fracasada conjuración de los españoles, entre los que había hombres eminentes y hasta un sacerdote.

Cuando asesinan al general Juan Facundo Quiroga, "El Tigre de los llanos" ya era un mito, y ese mito siguió viviendo en la ferviente imaginación sus paisanos. Su recuerdo sigue aún vigente en los llanos de La Rioja, donde perduran las leyendas que en su tiempo contribuyeron a conformar el mito: ...el general no dormía nunca., el general leía el pensamiento, al general no se lo podía engañar, el general no estaba muerto sino escondido “en los reinos de arriba”.

La calumnia unitaria que culpaba a Rosas por la muerte de su fiel correligionario no acabó con Santos Pérez y los hermanos Reinafé. El antirosismo debía sostenerla contra toda evidencia, para fundar la leyenda de un “tirano sangriento”. El cónsul francés en Montevideo, Baradere, ya la había utilizado en un informe apoyando las intrigas unitarias. (Leonardo Castagnino, La Gazeta Federal) VER BIOGRAFÍA DE FACUNDO QUIROGA

Compartir mencionando la fuente: Pensamiento Discepoleano

Arriba

 

1967 - ES ASESINADO EN BOLIVIA ERNESTO "CHE" GUEVARA

Luego de haber sido capturado el día anterior en la Quebrada de Yuro, herido y con su arma inutilizada, Ernesto Guevara fue trasladado hasta el pueblo de La Higuera y asesinado mediante una ráfaga de ametralladora.

En 1977 la revista Paris Match entrevistó a Mario Terán (el asesino del Che) quien relató del siguiente modo los últimos instantes del Che Guevara:

"Dudé 40 minutos antes de ejecutar la orden. Me fui a ver al coronel Pérez con la esperanza de que la hubiera anulado. Pero el coronel se puso furioso. Así es que fui. Ese fue el peor momento de mi vida. Cuando llegué, el Che estaba sentado en un banco. Al verme dijo: «Usted ha venido a matarme». Yo me sentí cohibido y bajé la cabeza sin responder. Entonces me preguntó: «¿Qué han dicho los otros?». Le respondí que no habían dicho nada y él contestó: «¡Eran unos valientes!». Yo no me atreví a disparar. En ese momento vi al Che grande, muy grande, enorme. Sus ojos brillaban intensamente. Sentía que se echaba encima y cuando me miró fijamente, me dio un mareo. Pensé que con un movimiento rápido el Che podría quitarme el arma. «¡Póngase sereno —me dijo— y apunte bien! ¡Va a matar a un hombre!». Entonces di un paso atrás, hacia el umbral de la puerta, cerré los ojos y disparé la primera ráfaga. El Che, con las piernas destrozadas, cayó al suelo, se contorsionó y empezó a regar muchísima sangre. Yo recobré el ánimo y disparé la segunda ráfaga, que lo alcanzó en un brazo, en el hombro y en el corazón. Ya estaba muerto."

* * * * * * *

En su homenaje, nos parece apropiado publicar la carta que envió Perón al Partido Justicialista, unos días después de conocer la noticia del crimen. Nos parece conveniente no olvidar lo que pensaba el General sobre este hecho y cuáles eran sus ideas políticas, que algunos tratan de ocultar.

Compañeros:

Con profundo dolor he recibido la noticia de una irreparable pérdida para la causa de los pueblos que luchan por su liberación. Quienes hemos abrazado este ideal, nos sentimos hermanados con todos aquellos que, en cualquier lugar del mundo y bajo cualquier bandera, luchan contra la injusticia, la miseria y la explotación. Nos sentimos hermanados con todos los que con valentía y decisión enfrentan la voracidad insaciable del imperialismo, que con la complicidad de las oligarquías apátridas apuntaladas por militares títeres del Pentágono mantienen a los pueblos oprimidos. 

Hoy ha caído en esa lucha, como un héroe, la figura joven más extraordinaria que ha dado la revolución en Latinoamérica: ha muerto el Comandante Ernesto “Che” Guevara.

Su muerte me desgarra el alma porque era uno de los nuestros, quizás el mejor: un ejemplo de conducta, desprendimiento, espíritu de sacrificio, renunciamiento. La profunda convicción en la justicia de la causa que abrazó, le dio la fuerza, el valor, el coraje que hoy lo eleva a la categoría de héroe y mártir. 

He leído algunos cables que pretenden presentarlo como enemigo del peronismo. Nada más absurdo. Suponiendo que fuera cierto que en 1951 haya estado ligado a un intento golpista, ¿qué edad tenía entonces? Yo mismo, siendo un joven oficial, participé del golpe que derrocó al gobierno popular de Hipólito Yrigoyen. Yo también en ese momento fui utilizado por la oligarquía. Lo importante es darse cuenta de esos errores y enmendarlos. ¡Vaya si el “Che” los enmendó! 

En 1954, cuando en Guatemala lucha en defensa del gobierno popular de Jacobo Arbenz ante la prepotente intervención armada de los yanquis, yo personalmente di instrucciones a la cancillería para que le solucionaran la difícil situación que se le planteaba a ese valiente joven argentino; y fue así como salió hacia México.

Su vida, su epopeya, es el ejemplo más puro en que se deben mirar nuestros jóvenes, los jóvenes de toda América Latina.

No faltarán quienes pretendan empalidecer su figura: el imperialismo, temeroso del enorme prestigio que ya había ganado en las masas populares; otros, los que no viven las realidades de nuestros pueblos sojuzgados. Ya me han llegado noticias de que el Partido Comunista Argentino, solapadamente, está en campaña de desprestigio. No nos debe sorprender, ya que siempre se ha caracterizado por marchar a contramano del proceso histórico nacional. Siempre ha estado en contra de los movimientos nacionales y populares. De eso podemos dar fe los peronistas.

La hora de los pueblos ha llegado y las revoluciones nacionales en Latinoamérica son un hecho irreversible. El actual equilibrio será roto porque es infantil pensar que se pueden superar sin revolución las resistencias de las oligarquías y de los monopolios inversionistas del imperialismo.

Las revoluciones socialistas se tienen que realizar; que cada uno haga la suya, no importa el sello que ella tenga. Por eso y para eso, deben conectarse entre sí todos los movimientos nacionales, en la misma forma en que son solidarios entre sí los usufructuarios del privilegio. La mayoría de los gobiernos de América Latina no van a resolver los problemas nacionales sencillamente porque no responden a los intereses nacionales. Ante esto, no creo que las expresiones revolucionarias verbales basten. Es necesario entrar a la acción revolucionaria, con base organizativa, con un programa estratégico y tácticas que hagan viable la concreción de la revolución. Y esta tarea, la deben llevar adelante quienes se sientan capaces. La lucha será dura, pero el triunfo definitivo será de los pueblos.

Ellos tendrán la fuerza material circunstancialmente superior a las nuestras, pero nosotros contamos con la extraordinaria fuerza moral que nos da la convicción en la justicia de la causa que abrazamos y la razón histórica que nos asiste. 

El peronismo, consecuente con su tradición y con su lucha, como Movimiento Nacional, Popular y Revolucionario, rinde su homenaje emocionado al idealista, al revolucionario, al Comandante Ernesto “Che” Guevara, guerrillero argentino muerto en acción empuñando las armas en pos del triunfo de las revoluciones nacionales en Latinoamérica.  Juan Domingo Perón

VER TAMBIÉN: Nota de Luis Bruschtein en Página 12 titulada EL CHE GUEVARA, UN ETERNAUTA QUE TRASCIENDE Y SE RENUEVA

Compartir mencionando la fuente Pensamiento Discepoleano

Arriba

imagenes

 

1867 - FELIPE VARELA TOMA LA CIUDAD DE SALTA

Luego de que, convencido de la superioridad de su armamento, el gobernador Sixto Ovejero se negara a entregar los seis cañones y 225 fusiles que había en la ciudad de Salta, la montonera de Felipe Varela toma la ciudad en menos de 40 minutos de combate. Si bien se creó una leyenda negra alrededor de este episodio (o sea una mentira más como en toda la historia mitrista), el único desmán cometido por los gauchos de Varela consistió en el robo de un par de botas y la incautación del armamento.

Cristina Fernández de Kirchner, en su carácter de Presidenta, el día 4 de Junio de 2012, oficializó el ascenso a General del caudillo federal.

“Quiero hablar de la memoria, de la verdad histórica y de la dignidad de los pueblos. Y porque quiero hablar de esas cosas es que hoy vine a entregarles el decreto que ordena General de la Nación al Coronel Felipe Valera”.
“Ese Felipe Varela que como tantos otros patriotas fue desaparecido, escondido y muchas veces calumniado por la historiografía oficial”, lamentó, al tiempo que agregó que “en realidad, en la historiografía oficial se escondieron los verdaderos crímenes que se cometieron en el interior del país, masacrando a los caudillos federales”.

“…intentaron sepultar la memoria de los desaparecidos, durante la última dictadura militar, también quisieron la impunidad, pero tampoco pudieron, porque mujeres de pañuelos blancos salvaron la memoria”
Resaltó que el 4 de junio es una fecha que trae muchos recuerdos: se cumplen 142º años de la muerte de Felipe Varela, en Chile, 72 años de la muerte del general Enrique Mosconi y 60 años de la asunción del segundo mandato como Presidente de la Nación del general Juan Domingo Perón, “con el voto femenino y con Eva Perón al lado”.

“En esta reivindicación de Felipe Valera, que fue además no solamente un hombre de compromiso federal, fue un hombre de profundo sentido americanista, enfrentado a Mitre por la guerra genocida de la Triple Alianza, donde se masacró al pueblo paraguayo”

“Este reconocimiento a un hombre como Felipe Varela, que es en definitiva el reconocimiento que nos hacemos a nosotros mismos los argentinos, como hombres y mujeres capaces de hacer cosas que transformen la realidad y mejores la vida de todos los argentinos, que de eso debe tratarse la política y de ninguna otra cosa”, subrayó. La Presidenta recordó a otros caudillos “olvidados como el Chacho Peñaloza, Facundo Quiroga o Martín Miguel de Güemes”, y sostuvo que lo más valioso de esos “hombres y mujeres es que no fueron santos ni ángeles, lo importante es ser hombre o mujer de carne y hueso y jugarse la vida por la patria, por los ideales y por las convicciones”. “No eran perfectos, pero dieron su vida por un proyecto colectivo de país y de nación, y en el caso de Felipe Varela, defendiendo a la Patria grande, como lo hicieron tantos”

VER BIOGRAFÍA

Compartir mencionando la fuente Pensamiento Discepoleano

Arriba

 

1947 “MATANZA DE RINCÓN BOMBA”

Hallan restos de aborígenes masacrados por gendarmería en 1947

La masacre de un pueblo originario - Crimenes de Lesa Humanidad en el Impenetrable

En octubre de 1947, centenares de hombres, mujeres y niños de pueblos originarios fueron masacrados en un lugar llamado “Rincón Bomba”, a cuatrocientos metros de la entrada a la localidad de Las Lomitas en la provincia de Formosa.
El genocidio de Rincón Bomba es uno de los crímenes más tapados de nuestra historia, en que según las fuentes fueron asesinados entre 750 y 1.000 pilagás, wichís, tobas y mocovíes, hombres, mujeres y niños.
Actualmente, en el Juzgado Federal Nº 1 de Formosa se tramita una causa por delitos de lesa humanidad donde se investigan estos hechos, que dieran origen al documental de Valeria Mapelman “Octubre Pilagá – Relatos Sobre el Silencio”. Se trata de la causa “Costas Leandro Santos”.

Cuando la Ministra Nilda Garré ocupaba el Ministerio de Defensa, desclasificó y ordenó al Estado y a la Gendarmería remitir todos los antecedentes del caso, que hasta ese momento revistaban el carácter de “secreto de estado”. También ordenó que se conteste ítem por ítem la requisitoria de los fiscales intervinientes. VER MÁS. . .

Compartir mencionando la fuente Pensamiento Discepoleano

Arriba

 

1904 – ANIVERSARIO DEL NATALICIO DE LA GRAN TITA MERELLO

UNA ARTISTA MALDITA "OLVIDADA" POR LA HISTORIA OFICIAL

Laura Ana Merello, “Tita de Buenos Aires” o “La Morocha Argentina”, nació el 11 de octubre de 1904, en un conventillo en el barrio de San Telmo, sobre la calle Defensa casi esquina Chile.

VER BIOGRAFÍA . . .

 

1972 – SE PRODUCE UNA PUEBLADA CONOCIDA COMO “EL TRELEWAZO 

El Trelewazo fue una serie de protestas sociales y huelgas masivas ocurridas el 11 de octubre de 1972 en la ciudad de Trelew, provincia del Chubut, durante la dictadura militar gobernante entonces, conocida como Revolución Argentina. Los principales objetivos de esta protesta fueron liberar a los detenidos en el penal de Villa Devoto por la "Operación Vigilante", justicia por las víctimas de la Masacre de Trelew y liberar a Mario Abel Amaya. Formó parte de puebladas similares sucedidas durante la dictadura militar como el rosariazo, cordobazo, mendozazo, tucumanazo, etc. VER COMO SE DESARROLLÓ LA PUEBLADA . . .

 

EL DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA FUE UNA MASACRE
POR ESO HOY NO HAY NADA QUE FESTEJAR

"Con la llegada de los españoles se inició un exterminio que arrasó con al menos 70 millones de pobladores"

Los historiadores difieren en las cifras, por supuesto que aquellos que son europeos y norteamericanos dicen cifras menores, las cifras más conservadoras hablan de entre 50 y 70 millones, otros la suben a 90 millones.

Sea cual sea la cifra real lo que no puede discutirse es que se trató de un enorme genocidio.

El genocidio más grande de la historia, la conquista y colonización de América.

Los pueblos con organizaciones socio-políticas más complejas comenzaron a desarrollarse desde dos mil años antes de Cristo, y a la llegada de los españoles no había una, dos o tres culturas como suele enseñarse y difundirse, había infinidad de culturas a lo largo de todo el territorio americano.

No obstante, normalmente se conoce y se nombran sólo a aquellos pueblos que entraron en contacto con el español, los que además tenían una organización expansionista.

La multiplicidad de situaciones y la heterogeneidad cultural es una característica de este largo período americano conocido y reducido al término de "precolonial" dejando en una nebulosa la riqueza cultural del continente. Sobre esa riqueza accionaron los europeos a partir de 1492.

Con la llegada de los conquistadores se inició un exterminio que arrasó con 90 millones de pobladores de la región y quebró el desarrollo cultural de este lado del Atlántico.

Un mundo que fue invadido por el apetito imperial y la soberbia eurocentrista, y sumió en la desolación la cosmovisión milenaria de la vida americana.

Definido primero como "Descubrimiento de América", luego como "Día de la Raza", más tarde como Encuentro de Culturas, la llegada de los pensinsulares fue, para los pueblos originarios y para la historia universal, una conquista, una invasión, una masacre.

El poder en América comenzó a recorrer el camino de la aculturación, de la evangelización, la colonización, la destrucción de las economías autóctonas, y todo pasó a ser dominio de los invasores, tanto las riquezas naturales cuanto los hombres.

Siglos después se abrieron los procesos de independencia con luchas que recorrieron el continente y que fueron lideradas por los criollos, quienes expulsaron a los españoles.

Más tarde, los criollos edificaron los Estados Nacionales pero dejaron afuera a los pueblos originarios, invadieron sus tierras y los persiguieron. Se imponía una concepción racista al interior de los poderes locales.

No obstante, en las márgenes de esta historia y en medio de la destrucción, de la atomización y del dolor más profundo, hubo permanentes luchas de resistencia.

Y continuaron circulando los valores de las viejas culturas, que se fueron transmitiendo de abuelos a nietos en la más absoluta intimidad y clandestinidad.

"Ser" fue la aspiración que las distintas culturas originarias buscaron en forma subterránea.

Hoy mantienen vivo su origen y su cultura entre 50 y 60 millones de habitantes de Latinoamérica, según cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Bolivia, Perú, Guatemala y Ecuador son los países donde la población es mayoritariamente indígena, luego sigue México y Honduras y el conjunto del subcontinente, donde el mestizaje testimonia las huellas originarias.

No obstante, las cifras sobre población indígena son difíciles de precisar por la misma discriminación y negación que sufren los pueblos originarios.

NADA QUE CELEBRAR
Distintos historiadores coinciden en que el 12 de octubre no hay nada que celebrar, que no se puede celebrar la conquista y destrucción de pueblos.

Coinciden en que el festejo como "acto civilizatorio" -que es la idea que rigió para justificar su conmemoración- niega el valor de la vida humana, desconoce a los pueblos originarios y a los avances en las investigaciones de las ciencias sociales, que revelan "la otra historia".

Los pueblos originarios contemporáneos fueron los primeros en oponerse al festejo del 12 de octubre y organizaron un contrafestejo el día anterior como el último momento de libertad.

Como parte del contrafestejo, los reclamos por sus derechos vienen de lejos, la tierra, los recursos naturales, la identidad, la lengua, y abarcan todo el territorio latinoamericano.

Publicado en Pensamiento Discepoleano - Compartir haciendo mención de la fuente

Arriba

 

EL 12 DE OCTUBRE DE 1812, JUAN JOSÉ CASTELLI, "EL ORADOR DE LA REVOLUCIÓN", MUERE EN BUENOS AIRES

Junto a su primo Manuel Belgrano fue uno de los principales promotores de la Revolución de Mayo y, entre ambos, auténtica cabeza del denominado "grupo morenista", que colocó en el cargo de secretario de la Junta al abogado Mariano Moreno y asumió para sí la crucial propagación de la revolución al resto de las ciudades del virreinato: Castelli rumbo al noroeste y el Alto Perú, y Belgrano al litoral y Paraguay.

Supervisó personalmente el fusilamiento de Santiago de Liniers en Córdoba y desde ahí condujo el Ejército del Norte hasta la margen misma del río Desaguadero, límite del Virreinato del Río de la Plata con el poderoso Virreinato del Perú, donde debido a diferencias internas en el ejército patriota y la impericia militar de sus improvisados jefes, entre ellos Castelli, fue derrotado por los realistas en el llamado "Desastre de Huaqui".

Llamado de regreso a Buenos Aires, difamado y sometido a proceso por el Primer Triunvirato, que no iba a perdonar a Castelli la audacia e intransigencia que había demostrado, llegando incluso a conceder la libertad a los indios y esclavos del Alto Perú, el juicio fue suspendido cuando Castelli murió luego de padecer un doloroso cáncer de lengua. 

Publicado en Pensamiento Discepoleano

Arriba

 

1973 - EL GENERAL JUAN DOMINGO PERÓN ASUME SU TERCER MANDATO PRESIDENCIAL

Luego de 18 años de exilio y proscripción, a sus 78 años de edad, el líder justicialista inicia su tercer período de gobierno en un momento político pleno de dificultades internas y acechanzas internacionales.
En las elecciones que se celebraron Perón ganó con el 62% de los votos, hasta la fecha la mayor cantidad de votos alcanzado por un candidato en elecciones presidenciales, contra el candidato de la Unión Cívica Radical, Ricardo Balbín. Se convirtió en presidente por tercera vez con su esposa María Estela Martínez de Perón como vicepresidente. VER PENSAMIENTOS Y FRASES DE PERÓN . . .

 

UN DÍA COMO HOY, DE 1980, PÉREZ ESQUIVEL ERA RECONOCIDO POR EL COMITÉ NORUEGO POR SU LUCHA Y DEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS.
El 13 de octubre de 1980 la cúpula de la dictadura cívico-militar argentina se negaba a asumir la noticia que les llegaba desde la Embajada de Noruega en Buenos Aires, en la que se les notificaba la distinción de Adolfo Pérez Esquivel como Premio Nobel de la Paz.

Hasta ese momento, Adolfo Pérez Esquivel era un hombre desconocido para gran parte del pueblo argentino. Nacido en San Telmo, arquitecto, escultor y docente, a principios de los años 70 se comienza a involucrar en movimientos que luchan por la paz. Participa activamente en la fundación del “Servicio de Paz y Justicia” -un movimiento en defensa de los Derechos Humanos en latinoamericana-; en el nacimiento del “Movimiento Ecuménico Paz y Justicia” conformado junto a diversos grupos cristianos. Y, pocos años más tarde, en la creación de la “Asamblea Permanente por los Derechos Humanos” (1975).

Por su tarea junto al Servicio Paz y Justicia -que continúa en actividad en Costa Rica, Chile, Brasil, Nicaragua, México, El Salvador- es que Pérez Esquivel fue distinguido con el Premio Nobel de la Paz, que recibió en nombre de los pueblos de América. La distición, además, permitió dar a conocer al mundo el plan de exterminio sistemático llevado adelante por la última dictadura cívico-militar.

"Con humildad estoy ante ustedes para recibir la alta distinción que el Comité Nobel y el Parlamento otorgan a quienes han consagrado su vida a favor de la paz, la promoción de la justicia y la solidaridad entre los pueblos. Quiero hacerlo en nombre de los pueblos de América Latina, y de manera muy particular de mis hermanos los más pobres y pequeños, porque son ellos los más amados por Dios. En nombre de ellos, de mis hermanos indígenas, los campesinos, los obreros, los jóvenes, los miles de religiosos y hombres de buena voluntad que renunciando a sus privilegios comparten la vida y camino de los pobres y luchan por construir una nueva sociedad.

(...) Me siento emocionado y a la vez comprometido a redoblar mis esfuerzos en la lucha por la paz y la Justicia. Puesto que la paz sólo es posible como fruto de la Justicia, que esta verdadera Paz, es la transformación profunda de la no-violencia que es la fuerza del Amor.

Tres años antes de recibir el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel había sido secuestrado, torturado y privado de su libertad durante 14 meses. Fue bajado de uno de los "vuelos de la muerte” al ser reconocido por uno de los pilotos. Dos días después de recibir el Nobel, le quisieron disparar desde un auto. En ese mismo instante, se cruzó un taxi que le salvó la vida.

"Es evidente que en Argentina no se respetan los derechos humanos: existen miles de desaparecidos, los niños nacen en las cárceles… Nuestro trabajo consiste en buscar una solución a este drama por la dignidad de la persona … Y continuar el trabajo para crear una sociedad en la que el hombre pueda vivir más dignamente”, dijo en la primera conferencia de prensa que dio tras recibir el premio.

La noticia de su selección ocurrió en 13 de octubre, la distinción -que consta de medalla, un diploma y un premio monetario- pero el acto oficial se realizó el 10 de diciembre de 1980. Lo que recibió, lo puso a disposición de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Si bien el Comité Nobel elige a sus premiados de entre quienes hayan hecho "el mejor trabajo o la mayor cantidad de contribuciones para la fraternidad entre los países, la supresión o reducción de ejércitos, así como la participación y promoción de congresos de paz y derechos humanos en el año inmediatamente anterior”, en el caso del Premio Nobel de la Paz, no se enumeran las razones concretas de la elección, aunque se dejan entrever en el anuncio.

"(...) Pérez Esquivel es uno de los argentinos que han aportado un poco de luz a una noche profunda, a través de una política de no violencia", destacaron en el anuncio oficial.

En su momento, el Comité informó que para la elección de Pérez Esquivel se siguieron los mismos principios que guiaron la concesión del premio al ruso Andrei Sajarov, el físico ruso que se opuso a los misiles balísticos con cabeza nuclear.

Durante la década del '70, se dedicó a viajar por el mundo y a diseñar programas de ayuda y desarrollo para comunidades indígenas latinoamericanas, movimientos obreros y otros grupos de personas necesitadas. Tras recibir el Premio Nobel, continuó recorriendo todos los países latinoamericanos golpeados por sus dictaduras militares y continuó con sus acciones en Argentina y en el mundo en defensa de la vida, la educación para la Paz y los Derechos Humanos.

En el continente latinoamericano ha participado de muchas campañas entre las que se pueden mencionar la resistencia contra la invasión de Panamá por parte de Estados Unidos, el Barco de la Paz a Nicaragua en 1984 en apoyo a la Revolución Sandinista y la campaña contra la guerra civil en El Salvador. En febrero de 1995 encabezó la Misión de Paz del  Servicio Paz y Justicia a raíz de la guerra entre Perú y Ecuador, visitando ambos países en sus zonas de frontera.

Frente a situaciones de conflicto internacional ha contribuido con otros Premios Nobel en misiones como el Barco de Solidaridad a Polonia, y en campañas frente a la grave situación del Apartheid en Sudáfrica, en Afganistán, en Irak por el conflicto de Medio Oriente, en el Tíbet por la ocupación China y ofició de mediador ante diversas solicitudes como por ejemplo entre la ETA y el gobierno de España.

Hoy, Adolfo Pérez Esquivel tiene 89 años (en noviembre cumple 90 años) y desde entonces continúa militando con la misma convicción y los mismos horizontes políticos que en 1980: “la Paz sólo es posible como fruto de la Justicia". (Ministerio de Cultura, Argentina)

Publicado en Pensamiento Discepoleano - Compartir haciendo mención de la fuente

Arriba

 

HOY SE CUMPLEN 80 AÑOS DEL NACIMIENTO DE LA FLOTA MERCANTE DEL ESTADO – RESEÑA HISTÓRICA
Al terminar el primer año del gobierno constitucional de Juan Domingo Perón, en 1946, la Flota Mercante del Estado, contaba entre las unidades en servicio y en construcción, con un tonelaje de 281.000 toneladas, o sea casi tres veces más con los que contaba a fines de 1945. Eso en solo seis años.

La Flota Mercante de Argentina nació durante la Segunda Guerra Mundial, a raíz de que el conflicto bélico había generado perjuicios a la producción de bienes y su exportación en ese país.

Uno de los problemas más graves era la escasez de bodegas para transportar los productos argentinos a los mercados exteriores e importar los insumos indispensables para la industria.

La guerra submarina había desarticulado el comercio marítimo y, al igual que en la Primera Guerra Mundial (1914-1918), la Argentina se encontraba aislada del resto del mundo por la falta de una marina mercante nacional.
En enero de 1940 se creó una comisión asesora que estudió el tema y propuso algunas soluciones.

Ese año el vicepresidente Ramón Castillo compró barcos de países beligerantes, paralizados en puertos argentinos: dieciséis italianos, cuatro daneses, tres alemanes y tres franceses.

Los puso a cargo del Estado a través de diversos convenios con sus armadores o con los gobiernos respectivos; junto a dos buques transferidos por la Armada para fines comerciales y otros tantos se adquirieron a empresas privadas.
Los diarios más prestigiosos reflejaron sus inquietudes, pero la comisión presidida por el almirante Francisco Stewart, procedió con celeridad.

En septiembre de 1941 una ley del Congreso legalizó estas medidas y días después, por decreto N° 103.316, se creaba la Flota Mercante del Estado como organismo autónomo, en la jurisdicción del Ministerio de Marina.

A fines de 1942 la Flota Mercante Argentina explotaba cuarenta y dos barcos, afectados todos ellos al servicio de ultramar, con un personal de 15 000 trabajadores, de los cuales el 90 % eran argentinos nativos.

Poco antes de su fallecimiento, retirado ya a la vida privada y gravemente enfermo, accedió a recibir a un grupo de funcionarios de la Flota Mercante que venían a entregarle una medalla recordatoria de la creación del organismo.
Para 1940 sólo en el rubros las remesas los pagos anuales pasaban de los 3.000 millones de pesos (1.000 millones de dólares de entonces).

Sumando una descapitalización anual por envíos y evasiones que pasaba de los 6.000 millones de pesos anuales.

La eficiencia técnica y administrativa de la entidad autárquica nacional, se revela en los extraordinarios servicios rendidos a la economía del país.

Al terminar la guerra, los gobiernos de Francia e Italia así como uno de los armadores daneses, hicieron uso de su opción de recompra con respecto a los once barcos cedidos en 1941 y 1943 respectivamente.

Entretanto se había producido la renovación de la flota por parte del Estado, y el aumento del número de los buques y de la capacidad transportadora de los mismos, para que la flota nacional consolidara y ampliara.1

Al terminar el primer año del gobierno constitucional de Juan Domingo Perón, en 1946, la Flota Mercante del Estado, contaba entre las unidades en servicio y en construcción, con un tonelaje de 281.000 toneladas, o sea casi tres veces más con los que contaba a fines de 1945.

La finalidad de la política marítima del peronismo era contribuir a crear la independencia económica de la nación y procurarse el necesario abastecimiento de materias primas, suministrando servicios nacionales de transporte al gran volumen del comercio internacional del país. Finalmente y como dato relevante hay que decir que, en 1946 la edad media de la flota argentina alcanzaba los 21,2 años de antigüedad por buque, pero solo en 1951 ya se había reducido ese mismo índice a 13,5 años.2

En 1947 el gobierno de Perón decretó que todas las mercaderías compradas y vendidas por reparticiones oficiales se transportaran en barcos estatales.
En el período 1947-1955 el tonelaje de la marina mercante argentina creció tanto en cantidad como en calidad.

Se incorporaron nuevas embarcaciones de ultramar, muchas de ellas con bodegas frigoríficas.

Se reforzó el tráfico costero y se apuntaló la flota petrolera con un plan de construcciones que se cumplió en su totalidad. Además, se contó con modernos transatlánticos de pasajeros.

Durante el primer gobierno peronista el número de pasajeros transportados pasó de 1.9 millones en 1947 a 17.6 millones en 1951.

De igual forma, las cargas se incrementaron de 575.4 a 866.7 miles de toneladas1

Mientras la marina mercante mundial creció desde 1939 a 1951 en un 31%, la marina mercante argentina aumentó en un 286.6%.

Este fue uno de los mayores crecimientos registrados por una marina mercante.

Este período, que correspondía al Primer Plan Quinquenal, fue el más fructífero que jamás haya conocido la marina mercante argentina.

La marina mercante argentina se constituyó en la más importante de América Latina, superando a la de Brasil desde 1948 en adelante.

En 1952 la flota mercante argentina no sólo era grande, sino que era también una de las más modernas del mundo.

Tomando como base el tonelaje bruto, el 34.2% de la flota argentina tenía menos de 5 años en 1952, mientras que la de Gran Bretaña tenía en esa edad al 20.5% y la de Estados Unidos al 1.9%.

La mayor parte de los barcos nuevos y más eficaces pertenecían a las flotas del Estado.

En 1951 la Argentina superó por primera vez en su historia a las naciones marítimas en el tonelaje descargado en sus puertos.

El gobierno peronista le legó al país un valor neto de 1.000 millones de pesos aproximados, capitalizados en la flota Mercante del Estado.

Hasta el derrocamiento de Perón, la Argentina contaba ya con una marina mercante, con una importante gravitación tanto a nivel latinoamericano como mundial.1

Tras el sangriento Golpe de Estado de 1955, el gobierno de la Revolución Libertadora decidió desprenderse de la mitad de la flota, conservando solo los buques más antiguos, lo que disparó el precio de los fletes argentinos, perjudicó las exportaciones e hizo perder competitividad a la fuerte industria argentina.

En 1956 el dictador Pedro Eugenio Aramburu decidió vender 12 barcos más, pasando de 47 barcos a solo 13, el número de buques más bajo de su historia, la cantidad de toneladas transportadas bajó un 87% durante el régimen de Aramburu, al tiempo que estallaron escándalos de licitaciones fraudulentas que involucraban a familiares y allegados del expresidente de facto Isaac Rojas y del propio Aramburú.

Ante la resistencia obrera se hizo presente el ejército ocupando los lugares de trabajo e intimando a los obreros la empresa procedió a suspender a 3200 trabajadores, la empresa es puesta bajo ley marcial y los obreros puestos bajo jurisdicción militar, y colocando al marino Alberto Patrón Laplacette, que había participado activamente en el bombardeo a Dock Sud en el golpe de 1955 como interventor, los trabajadores detenidos por los paros fueron trasladados a la cárcel de Caseros y otros al penal de Ushuaia, denunciando abusos físicos y torturas.

ELMA

La Flota Mercante del Estado (FME) y Flota Argentina de Navegación de Ultramar (FANU), ambas estatales, se fusionaron el 30 de septiembre de 1960 creandose ELMA, Líneas Marítimas Argentinas a través de la ley 15.761 siendo sus Estatutos aprobados por Decreto 3132/61 del Gobierno del Presidente Constitucional Arturo Frondizi.

Prestó servicios al comercio exterior de la Argentina hasta la década de 1990, cuando el gobierno de Carlos Menem resolvió su disolución en el marco de la ley 23.696 de Reforma del Estado.

En 1997 se vendieron los últimos seis buques y desapareció ELMA, y toda la Marina Mercante argentina, esas medidas provocaron casi la pérdida de la soberanía en el sector y también la destrucción de la flota estatal de Yacimientos Carboníferos Fiscales (YCF), Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) y de la ELMA.

La Liga Naval Argentina es la que lleva adelante la tarea de crear conciencia sobre la importancia de tener una marina mercante de bandera y de esta manera recomponer en parte la balanza comercial de Argentina

Contó en el momento de máximo esplendor con una flota de más de 60 unidades (aproximadamente 700.000 toneladas de DWT) que abarcaban las líneas desde y hacia el norte de Europa, el Reino Unido y el Mar Báltico, el Mar Mediterráneo, la costa este de Estados Unidos y Canadá, el Golfo de México y el Mar Caribe, el Océano Pacífico, Lejano Oriente, África y Medio Oriente.
Participación en la Guerra de Malvinas

Los buques ELMA Río Carcarañá, ELMA Río de la Plata y ELMA Formosa tuvieron participación en la guerra de las Malvinas de 1982.

B/M Río de la Plata

El B/M «Río de la Plata» tuvo una participación menor, antes del comienzo de las hostilidades, mediante su incursión el 23 de abril de 1982 en el fondeadero de la Isla Ascensión a instancias de la Jefatura de Inteligencia de la Armada.
El día 19, el Río de la Plata ya había dejado el puerto de Bilbao y se encontraba navegando hacia Buenos Aires, cuando poco antes de la medianoche, a la altura de la Isla Do Fogo, en Cabo Verde, el capitán Carlos Benchetrit recibió un telegrama cifrado de ELMA disponiendo desviara su rumbo hacia la Isla Ascensión y desde una distancia no menor de 12 millas realizara un avistaje de los buques británicos que pudieran encontrarse en inmediaciones de la misma.

A marcha moderada y una distancia entre diez y doce millas del fondeadero pudieron observar que en el mismo se encontraban quince barcos británicos, y utilizando la radio VHF, pusieron en marcha un grabador de cinta con el que grabaron todas las comunicaciones que se efectuaban entre los buques y también entre estos y la isla.

Así pudieron establecer no solo la identidad de algunos de los buques avistados y quienes se encontraban al mando, sino también que tipo de trabajos se estaban efectuando sobre los mismos.

Luego cuando ya estaban a unas 30 nm al sur de la isla, se les ordenó volver y realizar un nuevo avistaje, tomando fotografías.

Con el fin de disimular el verdadero sentido de su presencia en el lugar, se modificaron las posiciones de las luces de navegación, se ordenó apagar las interiores y con la ayuda de algunas luminarias en sitios claves, se proporcionó al buque, al menos en horas donde reinaba la oscuridad, el aspecto de ser un pesquero.

Siempre con el VHF abierto y el grabador en marcha, navegaron alrededor de la isla a una distancia de cinco millas de la costa.

En dicho periplo, que se cumplió a marcha lenta y duró toda la noche, se percibió actividad de aviones y helicópteros que operaban en el aeropuerto, en tanto la flota permanecía en quietud y silencio radial.

Improvisando un teleobjetivo que armaron adaptando el foco de unos binoculares que colocaron delante del lente de la única cámara fotográfica con que contaban a bordo, tomaron diversas fotografías de los buques ingleses en cuanto la luz del nuevo día se los permitió, pero luego sufrieron el hostigamiento de helicópteros Sea King ingleses y oyeron por la radio que los ingleses estaban percatados de su presencia, por lo que cortaron toda transmisión para continuar la navegación en silencio por más de veinticuatro horas alejándose hacia Brasil.

Como la falta de noticias preocupó a las autoridades de ELMA, que no recibían respuesta a los llamados, el gerente de la Empresa decidió enviar un radiograma sin clave cifrada, pero cuyo texto estaba redactado en términos lunfardos.

El mismo decía “Bencho, picátela al socaire de macacos y domani chamuyame como era el quía que te ojeó. Un abrazo, el Capitán, Radivoj”.

Para quienes no están familiarizados con el lunfardo la traducción aproximada sería: “Bencho” (apelativo con que se lo conocía a Benchetrit), andante rápidamente hacia la costa brasileña y mañana háblame de cómo era la persona que te avistó”.

Posteriormente, previa una navegación en cercanías de la isla de Trinidad, , donde quizá podrían encontrarse otros barcos británicos, pusieron rumbo a Montevideo y luego a Buenos Aires, donde el resto del material logrado, grabaciones, fotografías, etc. fueron entregados a la Armada Argentina.
En agosto de 1982 en una ceremonia especial, la Armada Argentina honró al personal de la Fuerza y también a civiles que se habían distinguido por su comportamiento en las distintas operaciones cumplidas durante el desarrollo del conflicto en el Atlántico Sur.

En esa oportunidad el capitán Benchetrit fue condecorado por sus acciones.

B/M Río Carcarañá

El B/M «Río Carcarañá» de ELMA S.A. contribuyó a la logística del conflicto de Malvinas llevando suministros como buque civil desarmado.

Al comando del capitán de ultramar civil don Edgardo D’Ellicine y con tripulación civil, luego de descargar en Puerto Argentino (Stanley) se dispuso a regresar al continente en situación de lastre y totalmente desarmado, siendo obligado por el Comando Naval y Personal Militar presente a bordo «a punta de pistola» a permanecer en la zona de conflicto sin que se le diera tarea alguna.

De esta forma y ante los avances de las Fuerzas Británicas, el Capitán D’Ellicine decide buscar abrigo en el estrecho de San Carlos a la espera de órdenes y es allí cuando un escuadrón de aviones Harrier británicos realiza un primer ataque sobre el navío civil desarmado, sin que se produjeran bajas.

Luego de una segunda incursión que dañó seriamente al navío y en situación de total indefensión, el capitán D’Ellicine —aún a costa de su vida ante las amenazas del Personal Militar de la Marina Argentina— decide tomar todas las provisiones que pudiese y abandonar el buque junto a su tripulación, siendo acogidos por un pequeño Destacamento de Ejército Argentino que se hallaba a poca distancia.

El B/M «Río Carcarañá», de 157 metros de Eslora fue finalmente rematado y hundido en el estrecho de San Carlos y su tripulación rescatada y regresada al continente al final del conflicto.

B/M Formosa

El B/M «Formosa» de ELMA S.A., de 214 metros de eslora, en dos oportunidades rompió el bloqueo naval británico impuesto a las aguas de las islas con el objetivo de abastecer las islas, y en el último viaje de regreso al continente, fue confundido por su casco gris con un navío británico y bombardeado por fuego propio, por una escuadrilla de tres aviones A-4B Skyhawk de la Fuerza Aérea Argentina, regresando con una bomba naval de 500 kg. incrustada en una de sus bodegas y que por milagro no estalló.

El capitán y la toda la tripulación del Formosa fueron condecorados por el gobierno argentino por su «patriotismo e idoneidad»

ELMA y la industria naval argentina

Durante los años 1960 se encaró un plan de renovación de la flota, privilegiando las construcciones en astilleros argentinos.

Así se incorporaron en el transcurso de la década los buques Lago Argentino, Lago Aluminé y Almirante Stewart, construidos por Astilleros y Fábricas Navales del Estado (AFNE).

A esa serie de tres unidades le siguió otra de tres, compuesta por los navíos Río de la Plata, Río Paraná y Río Calchaquí.

El plan continuó con la construcción de otros cinco, Río Cincel, Río Teuco, Río Deseado, Río Gualeguay y Río Iguazú

Los astilleros ASTARSA estuvieron a cargo, a su vez, de los buques Río Limay, Río Esquel y Río Olivia. Finalmente se sumó a AFNE y ASTARSA el astillero Alianza.

En los dos primeros se construyen una serie de 6 barcos: Almirante Storni, Neuquén II, Libertador General José de San Martín, Dr Atilio Malvagni, Presidente Ramón S. Castillo y General Manuel Belgrano, y en el último una serie de 3 buques: Buenos Aires II, Córdoba y La Pampa.

Así se totalizó la incorporación a la flota de ELMA de 23 unidades con algo más de 272.000 toneladas.

Las últimas incorporaciones llegaron con tres buques frigoríficos salidos de las gradas de astilleros Alianza, Glaciar Perito Moreno, Glaciar Viedma y Glaciar Ameghino, y finalmente dos buques portacontenedores fruto de AFNE: Isla Gran Malvina e Isla Soledad.

La Empresa Líneas Marítimas Argentinas nutrió sus filas, además de con la industria naval argentina, con la adquisición de buques construidos en Yugoslavia, España, Alemania y Escocia. (Por Juan del Barrio, Nac&Pop, 27/12/2019)

ALGO MUY POCO CONOCIDO: CUANDO ERNESTO GUEVARA FUE ENFERMERO EN LA MARINA MERCANTE . . .

Publicado en Pensamiento Discepoleano

Arriba

 

DISCURSO DE EVA PERÓN DEL 17 DE OCTUBRE DE 1951
El 17 de octubre de 1951 se realizó la primera transmisión televisiva de la República Argentina. Eva Perón fue la encargada de emitir el primer discurso oficial de la televisión argentina. A continuación compartimos el discurso completo

Mis queridos descamisados:
Es éste un día de muchas emociones para mí. Con toda mi alma he deseado estar con ustedes y con Perón en este día glorioso de los descamisados. Yo no podré faltar nunca a esta cita con mi pueblo de cada 17 de Octubre.

Yo les aseguro que nada ni nadie hubiera podido impedirme que viniese porque yo tengo con Perón y con todos ustedes, con los trabajadores, con los muchachos de la CGT, una deuda sagrada; a mí no me importa si para saldarla tengo que dejar jirones de mi vida en el camino.

Tenía que venir y he venido para darle las gracias a Perón, a la CGT, a los descamisados y a mi pueblo.

A Perón, que ha querido honrarme con la más alta distincíón que pueda otorgarse a un peronista y con lo que acaba de decir esta tarde, que yo no terminaré de pagarle ni entregándole mi vida para agradecerle lo bueno que siempre fue y es conmigo.

Nada de lo que yo tengo; nada de lo que soy; nada de lo que pienso, es mío: es de Perón. Yo no le diré la mentira acostumbrada; yo no le diré que no lo merezco; sí, lo merezco, mi general. Lo merezco por una sola cosa, que vale más que todo el oro del mundo: lo merezco porque todo lo hice por amor a este pueblo.

Yo no valgo por lo que hice, yo no valgo por lo que he renunciado; yo no valgo ni por lo que soy ni por lo que tengo.

Yo tengo una sola cosa que vale, la tengo en mi corazón, me quema en el alma, Me duele en mi carne y arde en mis nervios. Es el amor por este pueblo y por Perón. Y le doy las gracias a usted, mi general, por haberme enseñado a conocerlo y a quererlo.

Si este pueblo me pidiese la vida, se la darla cantando, porque la felicidad de un solo descamisado vale más que toda mi vida.

Tenía que venir a darle las gracias a la CGT por la distinción que significa el homenaje de laurear una condecoración que es para mí el más querido recuerdo de los trabajadores argentinos.

Tenía que venir para agradecerle el que hayan dedicado los trabajadores y la CGT a esta humilde mujer este glorioso día.
Y tenía que venir para decirles que es necesario mantener, como dijo el general, bien alerta la guardia de todos los puestos de nuestra lucha. No ha pasado el peligro. Los enemigos del pueblo, de Perón y de la Patria no duermen.

Es necesario que cada uno de los trabajadores argentinos vigile y que no duerma, porque los enemigos trabajan en la sombra de la traición, y a veces se esconden detrás de una sonrisa o de una mano tendida.

Y tenía que venir, para agradecer a todos ustedes, mis queridos descamisados de todos los rincones de la Patria, porque han sabido jugarse la vida por Perón.
Yo estaba segura que ustedes sabían -como lo han sabido- ser la trinchera de Perón. Los enemigos del pueblo, de Perón y de la Patria, saben también desde hace mucho tiempo que Perón y Eva Perón están dispuestos a morir por este pueblo. Ahora también saben que el pueblo está dispuesto a morir por Perón.
Yo les pido hoy, compañeros, una sola cosa: que juremos todos, públicamente, defender a Perón y luchar por él hasta la muerte. Y nuestro juramento será gritar durante un minuto para que nuestro grito llegue hasta el último rincón del mundo: la vida por Perón.

Que vengan ahora los enemigos del pueblo, de Perón y de la Patria. Nunca les tuve miedo porque siempre creí en el pueblo. Siempre creí en mis queridos descamisados porque nunca olvidé que sin ellos, el 17 de Octubre hubiese sido fecha de dolor y de amargura, porque esa fecha estaba destinada a ser de ignominia y de traición. Pero el valor de este pueblo lo convirtió en un día de gloria y de felicidad.

Yo les agradezco, por fin, compañeros, todo lo que ustedes han rogado por mi salud. Se los agradezco con el corazón. Espero que Dios oiga a los humildes de mi Patria, para volver pronto a la lucha y poder seguir peleando con Perón, por ustedes, y con ustedes, por Perón hasta la muerte.

 Yo no quise ni quiero nada para mí. Mi gloria es y será siempre el escudo de Perón y la bandera de mi pueblo y aunque deje en el camino jirones de mi vida, yo sé que ustedes recogerán mi nombre y lo llevarán como bandera a la victoria. Yo sé que Dios está con nosotros, porque está con los humildes y desprecia la soberbia de la oligarquía. Por eso, la victoria será nuestra. Tendremos que alcanzarla tarde o temprano, cueste lo que cueste y caiga quien caiga.

Mis descamisados: yo quisiera decirles muchas cosas, pero los médicos me han prohibido hablar. Yo les dejo mi corazón y les digo que estoy segura, como es mi deseo, que pronto estaré en la lucha, con más fuerza y con más amor, para luchar por este pueblo, al que tanto amo, como lo amo a Perón.

Y les pido una sola cosa: estoy segura que pronto estaré con ustedes, pero si no llegara a estar por mi salud, cuiden al general, sigan fieles a Perón como hasta ahora, porque eso es estar con la Patria y con ustedes mismos. Y a todos los descamisados del interior, yo los estrecho muy, pero muy cerca de mi corazón y deseo que se den cuenta de cuanto los amo. (Fuent: Portal La Descamisada)

Publicado en Pensamiento Discepoleano

Arriba

 

MASACRE DE LOS SURGENTES (17 DE OCTUBRE DE 1976)

“Una misión impuesta: librar la lucha contra la subversión y el apoyo al Proceso de Reorganización Nacional emprendidos en busca de los 100 años nuevos de paz y de fecundidad del pueblo”.
Con estas palabras un 12 de octubre de 1976, Leopoldo Fortunato Galtieri daba inicio a sus funciones al mando del II Cuerpo del Ejército con asiento en Rosario y con jurisdicción sobre seis provincias del país.

Para ese momento el Servicio de informaciones de la Jefatura de Rosario funcionaba como centro clandestino de detención, conocido como “El Pozo”, practicando con los que serían conocidos posteriormente como los fusilados en la Masacre de Los Surgentes, los aberrantes métodos de tortura importados por la escuela francesa.

(. . .) CONTINUAR LEYENDO . . .

 

1869 - FUNDACIÓN DEL DIARIO “LA PRENSA” LA VOZ DE LA OLIGARQUÍA CIPAYA

La Prensa fundado en 1869 por José C. Paz un rico estanciero y político argentino, representante de la Generación del Ochenta- y que fue considerado uno de los diez periódicos más importantes del mundo.

El primer ejemplar de La Prensa fue publicado el 18 de octubre de 1869. Su fundador, José C. Paz, se ocupó en persona de vigilar la redacción y la impresión. Su primer director fue Cosme Mariño y su primer editor responsable fue Jorge E. Cook. A partir de su edición inaugural comenzó a salir todos los días a las tres de la tarde.

Su histórica línea editorial representó la voz de la oligarquía cipaya y las ideas del liberalismo y del conservadurismo y fue el más importante medio de prensa del país durante la primera mitad del siglo XX. A partir de la Ley Sáenz Peña adoptó una postura de confrontación con los gobiernos electos de amplia base popular como el radicalismo (1916-1930; 1958-1962; 1964-1966; 1983-1989) y el peronismo (1946-1955; 1973-1976), y de apoyo a los golpes de Estado y sus dictaduras resultantes.

Publicado en Pensamiento Discepoleano

Arriba


DESPUÉS DEL 17 LA CONSIGNA ES: "HAY QUE MATAR A PERÓN"

Producido el 17 de octubre, las fuerzas políticas antagónicas se aprestan a la campaña electoral con vistas a las elecciones de febrero de 1946. El 23 de octubre, el grupo más consecuente de sindicalistas que han apoyado al coronel organizan el Partido Laborista. Como presidente de la nueva agrupación es designado Luis F. Gay, del gremio telefónico. Por su parte, también se organiza la Junta Renovadora Radical, en la cual participa el sector más popular del radicalismo, cuyas principales figuras son Armando Antille y Hortensio Quijano. FORJA, por su parte, se disuelve para dar libertad a sus integrantes. Se gesta, asimismo, un partido Independiente, al cual aportan sus esfuerzos algunos nacionalistas , así como Centros Cívicos- algunos organizados por Eduardo Colom- y otras fuerzas que siguen la orientación de Filomeno Velazco. En estas agrupaciones sustenta el coronel su campaña electoral.

En noviembre queda organizada la Unión Democrática, alianza de los partidos Radical, Socialista, Demócrata Progresista y Comunista, que lleva una fórmula integrada por dos hombres del Radicalismo y cuenta con el apoyo de las fuerzas conservadoras, aunque éstas no integran formalmente la coalición. En esos días, la Iglesia Católica emite una pastoral que implícitamente significa un aval al coronel Perón pues prohíbe a sus fieles que voten por partidos en cuya plataforma electoral figuren el divorcio, la enseñanza laica o la separación de la Iglesia y el Estado.

En esos fines del año 45, las fuerzas reaccionarias se movilizan para obstaculizar el camino de Perón hacia el poder. Desde Estados Unidos, Braden continúa su lucha: "...Los nazis no han sido eliminados todavía... Acabo de presenciar el sufrimiento de una gran nación... He visto a un pueblo brutalmente escarnecido por alguien que se titula salvador, apoyado por una camarilla que remeda a su prototipo europeo... Los nazis europeos subyugaron a su propio pueblo antes de que intentaran someter a sus vecinos. No se debe permitir que la historia se repita". En esta misma línea, el 22 de noviembre, el canciller uruguayo Eduardo Rodríguez Larreta lanza una propuesta al resto de países latinoamericanos, propiciando, en base a las Actas de Chapultepec, "una cualquiera o todas las medidas colectivas previstas", que deben ser "usadas legítimamente contra un régimen americano totalitario que no haga honor a sus compromisos internacionales y niegue los derechos básicos a sus ciudadanos". Argumenta que ello no violaría el "principio de no intervención" porque no es posible que "ese principio de no intervención sea un escudo tras el cual puedan perpetrarse delitos, se viole la ley, se dé acogida a agentes del Eje y se eludan compromisos obligatorios". El Departamento de Estado norteamericano da inmediato apoyo, pero nueve países americanos se manifiestan en contra, por lo cual el intento se frustra.

El 8 de diciembre, la Unión Democrática lanza su campaña electoral en el barrio del Congreso. Los oradores centran sus críticas al nazifascismo que encarnaría Perón. Tanto en este acto, como en otros desarrollados pocos días después, se producen graves enfrentamientos entre los militantes "democráticos" y peronistas. Con gran beneplácito, informa, desde la embajada yanqui, el agregado cultural Mr. Griffith: "La jornada del 8 ha servido para demostrar que la oposición comienza a mostrar las uñas...Hasta ahora trataron de contener pacíficamente a los peronistas... Ahora saben que la consigna es tirar primero". Agrega Griffith que "el acto de Congreso fue de 200.000 personas”, pero no se halla del todo satisfecho porque "faltó la nota emotiva, romántica o heroica que pusiera a muchos afiliados en la obligación de ir". ¿A qué heroísmo se refiere el agregado cultural de la embajada? El mismo lo aclara, líneas después, planteando lisa y llanamente el asesinato político: " Hasta ahora dos técnicos opositores han rechazado el recurso del crimen político, por inconveniente, por desventajoso y porque trae como consecuencia violentas represiones y luctuosos desquites. Pero la verdad es que muchos piensan y plantean el asesinato de Perón. Esto es difícil, pero no imposible, ya que se podría atentar contra su vida desde alguna ventana de la Avenida 9 de julio. De ahí las dudas y la inseguridad de que Perón hable el día 14".

La concentración peronista se realiza, sin embargo, frente a Cerrito 366 desde donde habla Perón. Según Fermín Chávez, ese día se incorpora el bombo al folklore peronista y también ese día, Perón se quita el saco y declara: "No nos deshonramos por ser descamisados..Nos deshonraríamos por ser fraudulentos, ladrones o pillos... Es para nosotros un honor tener un corazón bien puesto debajo de una camisa y no debajo de una chaqueta lujosa".

El 20 de diciembre, el gobierno lanza el decreto 33.302 que estatuye el sueldo anual complementario. La patronal reacciona declarando la inconstitucionalidad de la medida y declara, como repudio, un lock out, en todo el país, desde al 14 al 16 de enero. Diversas solicitadas impugnan la medida, entre ellas una del Consejo Directivo de la Industria Azucarera. También el Partido Comunista se manifiesta en contra por "tratarse de una medida demagógica... de neto corte fascista, que quiere servir los planes demagógicos del continuismo nazifascista". En idéntico sentido se expresa Codovilla en el Congreso partidario del 22 al 25 de diciembre planteando la necesidad de combatir "al nazi peronismo para abrir una era de libertad y progreso". Allí deposita también su esperanza en que el imperialismo se ocupará de dar a los argentinos esa "libertad" y ese "progreso": "Creo que se puede afirmar que si el peronismo se atreviera a desatar la guerra civil, no contará en el plano internacional con el apoyo con que contó Franco cuando la desencadenó en España. Es otra época. Aún en el caso problemático de que los peronistas consiguieran triunfar, las Naciones Unidas y su organismo de Seguridad Mundial contra la agresión, no permitirán que se consolide en nuestro país una cabecera de puente del nazifascismo que podría convertirse en un foco de guerra de agresión en el continente... y pondría en peligro la estabilidad de la paz en el mundo".

Esta idea de la posible intervención extranjera recorre todo el espectro político, desde la izquierda a la derecha. Para la misma época, Roberto Levillier le reclama a Braden que publique un documento de denuncia de las vinculaciones del actual elenco gobernante con el nazismo y su divulgación en toda América. "El problema- sostiene Levillier- no es interno de la Argentina sino internacional", pues un posible gobierno peronista constituiría "un riesgo de imperialismo y una vibración extremista en lo social" mientras que "la entronización de los descamisados sería, por otro lado, la decadencia de nuestra cultura y un descenso a un nivel de vulgaridad y materialismo imprevisibles". En conclusión sostiene que "es necesario que los países amantes de la paz formen un plan de acción pues no se trata de fascismo o democracia teórica, sino de paz o de guerra imperialista". En la última parte de este documento, Levillier evidencia que no sólo le preocupa el destino de su patria y el de la humanidad, sino también el suyo propio, especialmente en el terreno de los negocios: "Le ruego atienda a mi amigo Marcelo Moyano... El y yo pertenecemos a una sociedad que desea vender a una compañía de navegación dos cargueros estadounidenses". Braden contesta señalando que "desgraciadamente, la continuada y ciega adhesión a viejos conceptos de soberanía nacional e interpretaciones técnicas de la doctrina de no intervención, motivan que sean trabados los esfuerzos de quienes consideran que una acción colectiva es urgentemente necesaria si, realmente, deseamos vivir en un mundo pacífico y seguro". Luna señala que "entre diciembre y enero, en ciertos círculos opositores, empezó a correr un insólito susurro. Se daba como posible una intervención armada de Estados Unidos en la Argentina que habría de liquidar rápida y eficazmente al régimen de Farrell".

Pero, en el Departamento de Estado no existe criterio unánime al respecto. La posición intervencionista de Braden es controvertida por otros funcionarios que consideran que, en ese caso, el prestigio de Perón aumentaría notablemente en varios países latinoamericanos, con el consiguiente peligro y que, en cambio, resulta preferible apoyar a los opositores. Mientras, en la Argentina, el furor antiperonista aniquila los escrúpulos patrióticos de intelectuales y políticos. Así, el 8 de enero, un grupo de políticos y escritores de nuestro país se dirige a la Primera Asamblea General de las Naciones Unidas sosteniendo que "no es posible invocar el principio de no intervención" contra "la solidaridad democrática" y "que ninguna norma jurídica debe obstar a la extirpación del nazifascismo, ni servir, en caso alguno, a los opresores de los pueblos" . Firman: Borges, Bioy Casares, las hermanas Ocampo, Romero Brest, Petit de Murat, Gerchunoff, Repetto, Sánchez Viamonte, Dickmann, Luciano Molinas, Perete, Peter y Chiaranti.

Diez días después, se formula -ahora más descarnadamente aún- otro pedido de intervención: Gregorio Bergman, intelectual ligado al Partido Comunista, en representación de la Liga Internacional por los Derechos del Hombre, "presentó a las Naciones Unidas un memorial en que sostiene que las Naciones Unidas no deben permitir la repetición de tales situaciones como la intervención nazifascita en España". "La Razón" informa que Bergman ha declarado que "en la Argentina se hallan en el poder elementos nazifascistas" y que "Perón permanecerá en el poder a menos que se produzca una intervención. Ellos no se dejarán vencer sin violencia... La carta de las Naciones Unidas autoriza a la ONU a detener al nazifascismo y los artículos 10,11 y 14 dan poderes a la Asamblea para resolver el caso argentino y le permiten discutir los medios para extirpar al nazismo -en este caso, de la Argentina- aún por medio de la fuerza militar. Bergman destacó que representaba a la Liga Internacional por los Derechos del Hombre y no a ningún partido. En el memorial presentado pregunta: "¿Es posible que no se tome una acción oportuna y previsora a tiempo para prevenir una agresión potencial e inminente?".

En ese verano de 1946, los candidatos presidenciales desarrollan giras por el interior del país .La Unión Democrática ha consagrado a dos hombres de la derecha radical: Tamborini y Mosca. Los radicales intransigentes manifiestan su desacuerdo con los dirigentes elegidos, mientras socialistas, demoprogresistas y comunistas asumen la fórmula como propia, manteniendo sus candidatos a diputados. Los conservadores apoyarán la fórmula aunque no integran la Unidad Democrática, al ser rechazados por los radicales. Curiosamente, salen en su defensa, los dirigentes del partido Comunista: "La ausencia del sector conservador es una de las más considerables debilidades de la Unión Democrática- señala Arnedo Alvarez, alto dirigente stalinista. El partido conservador es una fuerza seria que ha gobernado al país durante muchos años y que cuenta con sectores importantes, en muchos lugares del país... Consideramos necesario incorporar a todas las fuerzas antiperonistas en el gran frente antiperonista de la democracia argentina". Por su parte, laboristas y radicales renovadores impulsan al binomio Perón- Quijano.

En esa campaña, la prensa- salvo "La Época" y algún otro diario de escaso tiraje- apoya totalmente a la Unión Democrática. Sólo la radio difunde la voz del coronel. La prensa extranjera, por su parte, adopta una militante posición antiperonista. J. Page, en su biografía de Perón, ataca duramente el comportamiento de la prensa norteamericana por la utilización de muy bajos recursos, pues califica a Perón como "hitler sudamericano" e incluso recurre a trampear fotografías para adjudicarle rasgos de "pervertido sexual". Con relación a los fondos empleados en la campaña electoral, resulta notorio que la Unión Democrática dispone de una importante financiación, expresada en afiches, viajes y actos, mientras que en general la campaña peronista se caracteriza por su modestia recurriendo a menudo a los métodos más populares del carbón y la tiza. En este aspecto, estalla un escándalo cuando el presidente de la Unión Industrial -Raúl Lamuraglia- entrega dos cheques -que suman 500.000 pesos- al Tesorero de la Unión Cívica Radical que, al ser depositados para su acreditación en un Banco, pasan por manos de un militante peronista quien lo hace público, con la consiguiente reacción popular que en más de un acto cantará "che-que", "cheque", aludiendo a este aporte empresario.

En febrero, ante alarmantes versiones de que Perón ganaría las elecciones, el Departamento de Estado decide jugar fuerte en la campaña electoral de la Argentina. Para ello, lanza un documento titulado "Consultas entre las repúblicas americanas sobre la situación de la Argentina", que pasará a la historia como "Libro Azul". En ese informe se intenta probar el carácter nazifascista del gobierno argentino, así como el peligro que implica su consolidación. El propósito es lograr la condena del resto de los países latinoamericanos o por lo menos, de los más importantes, probablemente como paso inmediato a la intervención militar en el caso del triunfo peronista. Su aparición -el 11 de febrero, trece días antes de las elecciones- es saludada por la prensa yanqui con titulares tipo catástrofe: "Argentina acusada. La negra perfidia de la patota fascista de Perón -informa el "New York Times"- y toda su traición desenmascarada por nuestro Departamento de Estado". "Time" publica: "La Argentina fue acusada prácticamente de todos los crímenes contra la democracia. La grave acusación fue expresada en un lenguaje que ninguna nación utiliza normalmente a no ser que esté dispuesta a hacer la guerra".

La aparición del Libro Azul provoca entusiasmo en la oposición antiperonista y sus argumentos son profusamente utilizados por ella. Un alto dirigente radical, Eduardo Laurencena, le agradece al imperialismo yanqui: "El libro Azul no sólo no es una injerencia en nuestra política sino que es un gesto amistoso y lleno de consideración para el pueblo argentino". Cabot, desde la embajada, informa al Departamento de Estado, "la gran satisfacción de la gran mayoría de la gente con la cual la embajada tiene contacto". Escudé señala que la diplomacia británica lo consideró un documento muy tendencioso, con escasa o nula documentación probatoria. Las denuncias - enarboladas en la polémica por los partidos de la Unión Democrática- resultan muy débiles para un criterio riguroso, de manera tal que Estados Unidos no logra la pretendida declaración conjunta latinoamericana: "Brasil, Chile, Méjico y Ecuador rechazaron el libro Azul". Diez días después, Perón refuta ese documento con otro que sugestivamente titula "el libro Azul y Blanco", ratificando así la defensa de la soberanía argentina. Sostiene Perón que la mayor parte de las denuncias corresponden al gobierno de Castillo, el cual fue precisamente derrocado por el gobierno juniano, descalifica algunas de las imputaciones como "meros infundios" y agrega un apéndice donde diversas personas imputadas rechazan los cargos por faltos de toda veracidad. Asimismo, en el discurso pronunciado frente al obelisco, al día siguiente de la aparición del libro Azul, Perón convierte esa intervención insólita del Departamento de Estado en la campaña electoral argentina, en un instrumento de reafirmación nacional contra el imperialismo: "Lo que en el fondo del drama argentino se debate es un campeonato entre la justicia y la injusticia social... Hermanos, con pensamiento criollo, con sentimiento criollo y valor criollo, estamos abriendo el surco y sembrando la semilla de una patria libre, que no admite regateos de su soberanía... pues queremos que nuestra patria sea socialmente justa y políticamente soberana... ¡Denuncio al pueblo de mi patria que el señor Braden es el inspirador, creador, organizador y jefe verdadero de la Unión Democrática! La disyuntiva en esta hora trascendental, es ésta: Braden o Perón.

El 22 de febrero se cierran las campañas. Tamborini se expresa en estos términos: "Dijérase que una deidad sombría se ha entretenido en destruir en tres años la obra de nuestros mayores...He de ser, antes que nada, el presidente de la Constitución nacional" y dirigiéndose a la concentración partidaria: "Sóis los dignos herederos de las glorias antiguas. Descansad un instante a la sombra protectora de la bandera de la patria". Perón se dirige a los trabajadores: "...Si el patrón de la estancia, como han prometido algunos, le cierra las tranqueras, rompa el candado o la tranquera o corte el alambrado y pase a cumplir con la patria. Si el patrón lo lleva a votar, acepte y luego haga su voluntad en el cuarto oscuro...No ceda ante nada. Desconfíe de todo...Estos comicios han de ser limpios y puros...Que la pureza, la justicia y la rectitud actúen porque, de lo contrario, no habrá valla que nos detenga".

El 24, el pueblo concurre a las urnas. El escrutinio es lento y recién culmina el 6 de abril: Perón - Quijano 1.527.231 votos; Tamborini - Mosca 1.207.155 votos. El peronismo alcanza, además, amplia mayoría en las cámaras de Diputados y Senadores.
El historiador norteamericano Hubert Herring escribe, pocos meses después: "Tenemos una Argentina obstinadamente fuera de alcance, es decir, una Argentina que no va a permitir que le elijamos su presidente". J. Page comentará luego: "Para los Estados Unidos, la victoria de Perón fue una píldora difícil de tragar porque hacía resaltar las limitaciones de la habilidad de Washington para controlar los acontecimientos en América Latina". (Fuente: Cuadernos de la memoria, Aquellos días de octubre)

Publicado en Pensamiento Discepoleano

Arriba

 

1976 - ASESINATO DE MARIO ABEL AMAYA, EL ABOGADO DE LOS TRABAJADORES

Mario Abel Amaya nació en el Valle Inferior del Río Chubut. Sus padres eran maestros rurales en Dolavon, y habían migrado provenientes de la Provincia de San Luis en la década de 1920. Cursó sus estudios primarios y secundarios en Rawson. Cuando contaba con 16 años, en las elecciones de 1951, se acercó como militante a la Unión Cívica Radical. Realizó sus estudios universitarios en las universidades de Córdoba y Tucumán, donde mantuvo una activa militancia en el movimiento reformista. Al recibirse de abogado, se radicó en Trelew, instalando su estudio jurídico junto con Patricio “el Oso” Romero, un destacado dirigente peronista.

Amaya se orientó a asesorar trabajadores y sindicatos. A comienzos de la década de 1970 comienza a defender a presos políticos detenidos en la cárcel de Rawson, destacándose entre ellos el dirigente sindical Agustín Tosco. En 1972 se produjo una fuga de presos políticos de las organizaciones guerrilleras Montoneros y Ejército Revolucionario del Pueblo, durante la cual un gran grupo quedó atrapado en el aeropuerto de Trelew. En esa ocasión los fugados exigieron como garantía la presencia de los abogados radicales Mario Amaya e Hipólito Solari Yrigoyen. Pocos días después varios de los detenidos serían asesinados en lo que se conoce como la Masacre de Trelew. Poco después Amaya fue detenido por la dictadura que gobernaba en ese momento.
Desde su origen, Amaya adhirió al Movimiento de Renovación y Cambio que lideraba Raúl Alfonsín, enfrentado a la línea conservadora que dominaba el radicalismo, encabezada por Ricardo Balbín. En 1973 se presentó en su provincia como candidato a diputado nacional, ganando y asumiendo el 25 de mayo.

En la madrugada del 17 de agosto de 1976, Amaya fue secuestrado de su domicilio por orden del general Acdel Vilas, subcomandante de la región militar 5ª. Simultáneamente, el Puerto Madryn, se realiza el secuestro del senador radical Hipólito Solari Yrigoyen. Ambos fueron trasladados en avión militar a la Base Aeronaval de Bahía Blanca, y de allí al centro clandestino de detención "La Escuelita", que funcionaba en el Regimiento 181 de Comunicaciones. Ambos permanecieron desaparecidos hasta el 31 de agosto, cuando la presión nacional e internacional por sus vidas obligó a los captores a liberarlos en Viedma, simulando un rapto realizado por alguna organización guerrillera. "Se nos arrojó con violencia del vehículo en que veníamos atados, amordazados y encapuchados, a una zanja lateral al camino", relata Solari Yrigoyen.

En ese estado los encuentra la policía que, sin embargo, volvió a detener a ambos parlamentarios, quienes fueron devueltos a Bahía Blanca y encarcelados en la cárcel de Villa Floresta. El 11 de septiembre, ambos fueron trasladados a la cárcel de Rawson, donde fueron torturados. De esas torturas resultaría la muerte de Mario Amaya, que era asmático, y otro detenido, Jorge Valemberg, un dirigente peronista que había sido presidente del Concejo Deliberante de Bahía Blanca. ​

Para agravar su situación, a Amaya le retiraron el inhalador y los medicamentos. Solari Yrigoyen recuerda ese momento con estas palabras:
“Si bien estábamos todos incomunicados en el Pabellón 8 de Rawson, con la intención de que no trascendieran al exterior los tormentos recibidos, tuve ocasión de ver a Amaya por última vez en el baño, tenía la cabeza partida, estaba morado por los golpes y hablaba con dificultad. Alcanzó a decirme: "Estoy muy mal".

Sería reconocido Amaya como detenido y, “blanqueado” como preso de “máxima peligrosidad” (figura penal establecida mediante decreto del gobierno justicialista de Isabel Perón) puesto a disposición del Poder Ejecutivo. Es trasladado a la cárcel de Villa Devoto. A la madre de Mario Amaya le fue permitido visitarlo en sus últimas horas.

Dice Solari Yrigoyen “Su madre, que fue autorizada a verlo, pasó frente a su cama del hospital sin reconocerlo por el estado en que se encontraba como consecuencia de los sufrimientos que se le habían infligido. Por la noche, esa dama de gran temple, le relataría entre sollozos a mi señora, en nuestro departamento en Buenos Aires, donde se alojaba en esos días, el doloroso encuentro.”

Raúl Alfonsín fue el último que vio con vida a Mario Abel Amaya. Un par de días más tarde, fue él también quien recogió su cuerpo destrozado por la tortura. Amaya falleció el 19 de octubre de 1976. Tenía 41 años. Sostiene un informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos del 18 de noviembre de 1978: Resolución N° 19/78 – Caso 2088 B

La dictadura no permitió que Amaya fuera velado en la Casa Radical. Su entierro se realizó en Trelew, en pleno apogeo del terrorismo de estado que impuso el Proceso de Reorganización Nacional. En el mismo habló Raúl Alfonsín:
“…Venimos a despedir a un amigo entrañable… Un amigo valiente que no sabía de cobardías. Un amigo altruista que no conocía el egoísmo. Un hombre cabal, de extraordinaria dimensión humana, encerrada en un cuerpo de salud precaria. Pero venimos también a despedir a un distinguido correligionario, a un hombre radical, a un hombre de la democracia, que no la veía constreñida a las formalidades solamente, sino que la vitalizaba a través de la participación del pueblo para poner el acento en los aspectos integrales, en los aspectos sociales.
Y venimos también
–agregó el Dr. Alfonsín- a despedir a un hombre calumniado, infamemente calumniado, juntamente con otro correligionario que está sufriendo una cárcel que nadie se explica: Hipólito Solari Yrigoyen. Se pretende tergiversar el sentido de la lucha de estos dos extraordinarios correligionarios, cuyo único pecado es pretender solucionar los problemas de los desposeídos, cuyo único pecado es sostener con Yrigoyen la defensa del patrimonio nacional…
Ruego a Dios que haga que el alma de Mario Abel Amaya descanse en paz. Ruego a Dios que permita sacarnos cuanto antes de esta pesadilla, de esta sangre, de este dolor, de esta muerte, para que se abran los cielos de nuevo; que en algún momento podamos venir todos juntos a esta tumba con aquellos recuerdos agridulces y recordar el esfuerzo del amigo y poder decirle que se realizó, que dio por fin sus frutos.”
(Wikipedia)

Publicado en Pensamiento Discepoleano - Compartir haciendo mención de la fuente

Arriba

 

OVIDIO CÁTULO CASTILLO
(1906 – 1975)

Como Discépolo, al igual que Homero Manzi y otros representantes auténticos del arte popular, Cátulo Castillo fue bastante más que un mero poeta de tango. Como bien sintetiza Horacio Ferrer: “Cátulo es el pueblo. Y además de ser el pueblo, es un pueblo él solo…”.

Nacido en la calle Castro al 900 de Buenos Aires –el 6 de agosto de 1906- vivió parte de su infancia en Chile, donde su padre, el dramaturgo José González Castillo, debió exiliarse a causa de sus ideas libertarias. Ya afincado en Buenos Aires, en 1923, compone “Organito de la tarde”, su primer tango. Por la misma época practica boxeo, llegando a ser campeón argentino de peso pluma y preseleccionado para las Olimpíadas de Ámsterdam. En 1926, con las regalías de sus tangos, viaja por primera vez a Europa, donde luego va a dirigir su propia orquesta. VER BIOGRAFÍA . . .

 

2010 - ASESINATO DE MARIANO FERREYRA

En el año 2010 fue asesinado de un tiro en el pecho por un grupo de afiliados a la Unión Ferroviaria en una manifestación de trabajadores tercerizados en la que se exigía el pase a la planta permanente en la Línea Roca.
Aproximadamente a las 11 de la mañana, antes de que los manifestantes pudieran ocupar las vías del Ferrocarril General Roca a la altura de la estación Avellaneda, un grupo de empleados pertenecientes a la Unión Ferroviaria se los impidió.

Cerca de las 12, ya en la ciudad de Buenos Aires, los policías federales permanecían junto al grupo de la Unión Ferroviaria que en ese momento atacó con piedras y botellas a los manifestantes que intentaban llegar otra vez a las vías. Simultáneamente, los tercerizados eran reprimidos con balas de goma por la Bonaerense, que luego se retiró del lugar.

Luego de estos sucesos, los manifestantes decidieron retirarse del lugar, el grupo de la Unión Ferroviaria descendió del terraplén y se dirigió hacia ellos, los móviles de la Federal apostados en la calle entre ambos grupos se movieron para permitir el paso de los atacantes. En este momento el grupo de los sindicalistas estaba conformado por alrededor de 100 personas, entre las que se encontraban diversos empleados de la Unión Ferroviaria y barras bravas de distintos clubes de fútbol. En este lugar se encontraba un móvil del canal de noticias C5N, con la periodista Gabriela Carchak, cubriendo los incidentes. El móvil fue acorralado por unas diez personas que los llevaron hacia la cabecera de la empresa de transporte Chevallier, obligándolos a que dejaran de filmar lo que estaba ocurriendo.

Mientras el grupo arrojaba elementos contundentes contra los manifestantes, Gabriel Sánchez y Cristian Favale efectuaron repetidos disparos contra los manifestantes. Favale disparó hasta que se le trabó el arma y, cuando sucedió esto, se vanaglorió de haberle disparado a Ferreyra en el abdomen. Luego del ataque, las armas de fuego fueron ocultadas por otros miembros del grupo de Unión Ferroviaria.
Como consecuencia de los disparos, murió el joven de 23 años Mariano Ferreyra, y recibieron graves heridas Elsa Rodríguez, Nelson Aguirre y Ariel Benjamín Pintos.

Tras la muerte de Mariano, 14 personas recibieron sentencia.3
El Tribunal Oral Criminal 21 de la Capital Federal condenó a 15 años de prisión al ex secretario de la Unión Ferroviaria, José Ángel Pedraza, al igual que a Juan Carlos Fernández por ser instigadores del crimen de Mariano Ferreyra, mientras que Cristian Daniel Favale y Gabriel Sánchez a 18 años como autores materiales de la muerte.
También fue condenado a 18 años de prisión Pablo Marcelo Díaz; a 11 años de prisión a Jorge Daniel González y Salvador Pipitó, y a 8 años de prisión Claudio Alcorcel.
Además se conoció la sentencia de 10 años de prisión para Luis Mansilla y Jorge Ferreyra, y 2 años de prisión de ejecución condicional a Hugo Lompizano, Luis Echavarría y Gastón Conti. David Villalba fue condenado al pago de una multa, y fueron absueltos Guillermo Uño, Juan Carlos Pérez y Rolando Garay.

Publicado en Pensamiento Discepoleano - Compartir haciendo mención de la fuente

Arriba

 

1886 - MUERE JOSÉ HERNÁNDEZ

Poeta, escritor, político, periodista y soldado, combatió en las batallas de Cepeda y Pavón en el bando de la Confederación Argentina, y en las filas de Ricardo López Jordán en defensa de la provincia de Entre Ríos contra la ocupación porteña. Diputado y senador bonaerense, defendió la federalización de la ciudad de Buenos Aires en un memorable debate con Leandro N. Alem, y fue también senador nacional, impulsando la creación del Club Industrial y la sanción de una legislación proteccionista que alentara la industrialización nacional. Creador del Martín Fierro, fue autor también de "Vida del Chacho", "Instrucción del estanciero", "Los treinta y tres orientales" y fundador y director de los periódicos El Argentino, de Paraná, y El Río de la Plata, de Buenos Aires, desde los cuales combatió incansablemente la política de Mitre y Sarmiento.
Había nacido en Buenos Aires el 10 de noviembre de 1834. VER BIOGRAFÍA DE JOSÉ HERNÁNDEZ . . .

 

“DIA NACIONAL DEL DERECHO A LA IDENTIDAD”

El día fue instituido a partir de 2004 en homenaje a las Abuelas de Plaza de mayo y su lucha por recuperar nietos apropiados durante la última dictadura cívico-militar.

En 1977, estaba compuesta, en un principio, por 12 mujeres, entre ellas María Isabel "Chicha" Chorobik de Mariani y Alicia "Licha" de De la Cuadra, a las que luego se uniera Estela de Carlotto, actual titular de la Institución. Estas mujeres eran madres de desaparecidos que además de reclamar por la aparición con vida de estos, buscaban a sus nietos, algunos secuestrados junto a sus padres y otro nacidos durante el cautiverio de sus madres en centros clandestinos de detención.

Con la Ley 26.001 del año 2004, el Congreso de la Nación instituyó el 22 de octubre como Día Nacional por el Derecho a la Identidad. Precisamente esa es la fecha en que las Abuelas de Plaza de Mayo comenzaron su incansable búsqueda. Uno de los hechos significativos que sucedieron a partir de 2003 se sintetiza en la frase: Algo nuevo se está cimentando en esta sociedad, que pronunció Estela de Carlotto en el 30 aniversario del golpe de 1976.

La frase pronunciada en un contexto de masificación de presentaciones espontáneas de nietos apropiados durante la dictadura llevo al resultado que: Horacio Pietragalla Corti, Juan Cabandié Alfonsín, Victoria Donda Pérez, Pedro Luis Nadal García, Leonardo Fossati Ortega, Sebastián Casado Tasca, Alejandro Sandoval Fontana, Marcos Suárez Vedoya, se presentaron por su propia iniciativa, en diferentes sedes de Abuelas de Plaza de Mayo, para conocer la verdadera identidad que les había sido arrebatada.
Las Abuelas de Plaza De Mayo llevan 109 nietos recuperados y, continúan reclamando, luchando y marchando para restituirles la identidad a casi 400 nietos más. (“Clase trabajadora, nuestra lucha”)

* * * * * * * * * * * * * * * *

Dice  Ailín Bullentini en P12, 22/10/2021

LOS 300 QUE FALTAN

La búsqueda de los bebés, hoy adultos, apropiados durante la última dictadura cívico militar, está hecha de decenas de estrategias que se refuerzan, se adaptan, se transforman y multiplican todo el tiempo. Dice Estela que “estar quietas no es parte“ de la identidad de las Abuelas, cuya historia “no es de espera sino de acción”. “Siempre estamos pensando qué más podemos hacer”, indica. Primero fueron detectives y peregrinas en juzgados de menores, hospitales y hogares de niños. Golpearon las puertas de todos los gobiernos, encontraron en la ciencia a su principal aliada, con el “índice de abuelidad” y el Banco Nacional de Datos Genéticos, que este año cumplió 34 años. En 1992 se crea la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad, en el ámbito del Ministerio de Justicia, otro brazo principal en la búsqueda. Cruzaron las fronteras, son conocidas y reconocidas en todo el mundo.

Las campañas de difusión fueron, desde siempre, una herramienta fundamental a la hora de buscar, y también de encontrar. En palabras de Estela, esas campañas son ellas “hablándole a la sociedad”. “Nuestras palabras siempre van dirigidas en dos direcciones: le hablamos a quienes pueden llegar a ser nuestros nietos y nietas, pero también a quienes pueden llegar a saber algo, algún datito, una cosa, que pueda servirnos de punto de partida para un hallazgo. A esa gente le decimos que no tenga miedo, que confíe en nosotros, que si sabe algo nos lo diga de manera anónima”, cuenta. “No queremos saber su nombre, sino lo que nos dice”, agrega.

En los últimos años, el objetivo de las campañas de difusión apuntó sobre todo a ese sector, al “círculo íntimo” de quienes fueron inscriptos como hijos propios por su familia de crianza y tienen algún dato que permita sospechar que son nietos que están buscando las Abuelas. La idea es que compartan esa información no solo con abuelas sino con ellos mismos.

Algo de esto tiene “Florece identidad”, la más reciente, que invita a compartir esta semana fotografías en las redes de la intervención propuesta por la asociación: intervenir los pétalos de una flor como símbolo de la conciencia sobre el derecho a la identidad. La campaña está ligada a “Plantemos memoria”, la iniciativa que promovieron las Abuelas y el resto de los organismos de derechos humanos del país, a 45 años del golpe de Estado, invitando a plantar árboles como un “acto de memoria y futuro”. “Ese árbol ha florecido, y esas flores significan vida y alegría y esperanza. Cada vez que encontramos un nieto también se lo debemos a muchísima gente que ha brindado esas flores, esa memoria, ese compromiso”, concluye Estela. 

Publicado en Pensamiento Discepoleano - Compartir haciendo mención de la fuente

Arriba

 

1930 - NACE ESTELA DE CARLOTTO
"Siempre fuimos coherentes con nuestro objetivo y lo perseguimos con amor, sin odio ni rencor"

Es la mamá de Laura Carlotto, secuestrada el 26 de noviembre de 1977 y asesinada meses más tarde con claros indicios de haber dado a luz. A partir de ese momento, Estela inicia la incansable búsqueda de su nieto Guido.

Estela vivía una vida soñada en la Ciudad de La Plata siendo maestra y madre de cuatro hijos. Pero tuvo que modificar sus planes a la fuerza: la desaparición de su hija Laura en 1977, embarazada al momento de su secuestro y la consiguiente desaparición de su nieto Guido, nacido en cautiverio, la convirtieron en una Madre/Abuela que dejó su guardapolvo de maestra para reemplazarlo por un pañuelo blanco en reclamo de justicia.

Hace unos años, antes de encontrar a su nieto hacía estas declaraciones:
“Yo puedo decir que tengo dos vidas. La primera, en un hogar de padres muy buenos, con una enseñanza y un cariño que me formó junto a mis hermanos. Me casé, tuve cuatro hijos maravillosos a los que quise mucho y me aguantaron porque, yo como maestra estaba más tiempo con mis alumnos que con ellos. Yo no podía asistir como mamá a las fiestitas escolares de mis hijos porque yo tenía que estar con mis otros hijos, mis alumnos. Y tenía sueños de que a mis 80 años estaría con todos mis nietos. Tengo 13 nietos pero hay un nieto que no sé dónde está y lo estoy buscando. Tuve que cambiar esa vida de maestra y de madre, para transformarme en una mamá – abuela, en busca de aquello que la dictadura me robó: una hija de 22 años, que tuvo un bebé, en un lugar secreto y a ese niño, que hoy es un hombre y no sé dónde está”.

A partir de esta búsqueda, surge el encuentro con otras mujeres que, como ella, querían saber dónde estaban sus hijos y nietos.
“Entonces me junté con otras señoras como yo que estaban buscando a sus hijos, a sus hijas y a sus nietitos, que no sabíamos dónde estaban creciendo. Este grupo lleva muchos años de trabajo, somos un grupo de mujeres que somos hermanas en el dolor. Todo lo hacemos juntas, en Abuelas de Plaza de Mayo. Hoy, ya en democracia, nos están respondiendo y estamos encontrando a varios nietos. Yo todavía no encontré al mío pero tengo fe, tengo esperanza, creo que en algún lado debe estar también esperándome. Pero hemos encontrado ya más de 100 nietos”.

Publicado en Pensamiento Discepoleano - Compartir haciendo mención de la fuente

Arriba

 

1945 - EN JUNÍN, SE CASAN PERÓN Y EVITA POR CIVIL

EL PRIMER ACTO REVOLUCIONARIO QUE PRODUJO EL PERONISMO

Luego de su liberación el 17 de octubre y tras asistir a la asunción como vicepresidente del general Juan Pistarini, el coronel Juan Domingo Perón se traslada hasta la ciudad de Junín para contraer enlace con la joven María Eva Duarte, quien en pocos meses comenzará a ser conocida como Evita. Los testigos de la boda son el teniente coronel Domingo Mercante, íntimo amigo y estrecho colaborador de Perón, y Juan Duarte, hermano de la novia. 

"Un oficial del ejército argentino, casado con una artista, era una grave ofensa para la imagen de la institución, pero si a ello se agrega el hecho de que ese oficial había cobrado una trascendencia insospechada, el cuadro de esa realidad se volvía, para muchos cortos de genio, bochornosa", sostenía Perón.
Es por eso que el ex presidente llamó a su casamiento “el primer acto revolucionario que produjo el justicialismo”.

Eva Duarte, con 24 años, conoció a Perón el 22 de enero de 1944 en un acto realizado en el estadio Luna Park por la Secretaría de Trabajo y Previsión con el fin de condecorar a las actrices que más fondos habían recaudado en la colecta de solidaridad con las víctimas del terremoto que asoló la ciudad de San Juan.

Eva venía desarrollando su carrera artística. Por entonces trabajaba en tres programas radiales diarios: Hacia un futuro mejor (10:30), donde difundía las conquistas sociales y laborales que conseguía la Secretaría de Trabajo, el radioteatro Tempestad (18:00) y Reina de reyes (20:30). También actuó en dos películas, "La cabalgata del circo", con Hugo del Carril y Libertad Lamarque y "La pródiga" que no llegó a estrenarse en su época. Ese año resultó elegida presidenta de su sindicato, la Asociación Radial Argentina.

El año 1945 fue clave para la historia argentina. La confrontación entre sectores sociales se agudizó y la oposición entre alpargatas y libros se transformó en peronismo y antiperonismo. El 8 de octubre Perón le escribió una carta a su amigo el Coronel Mercante en la que le menciona a Eva Duarte, llamándola Evita: Le encargo mucho a Evita, porque la pobrecita tiene sus nervios rotos y me preocupa su salud. En cuanto me den el retiro, me caso y me voy al diablo.

El 13 de octubre le escribe a Evita una carta (solo se conoce la primera página) y dice lo siguiente:
"Mi Negrita querida. No sé si ésta llegará a tus manos, mi tesorito, pero mi corazón me indica que como no puedo vivir sin vos, debo escribirte de inmediato…
En lo material no estoy tan mal, así que no te preocupes negrita. Me voy reponiendo poco a poco de lo que me hicieron a mí y a vos. No quiero que te preocupes ni sufras por mí ya que esto va a terminar bien para nosotros. Lo que te pido es que me escribas cuanto antes para poder saber cómo estás.
Querida negrita; tesoro adorado, lo único que te pido y te puedo decir es que cuando termine todo esto, nos vamos a casar y nos vamos lejos 
Por lo pronto te pido que tengas paciencia que todo esto se va a arreglar.
Habla con el coronel (Alberto Juan) Job o con Martínez para ver si me pueden mandar una radio, y comunícate con (Juan Carlos) Sibillino para que te cuide bien.
Lo único que te pido es que te cuides mucho, mira que quienes me mandaron acá no tienen contemplaciones...".

Una segunda carta se la escribe a su amigo el teniente coronel Domingo A. Mercante, fechada el 13 de octubre de 1945, donde entre otras cosas le dice:
“Yo tengo lo que ellos no tienen; un amigo fiel y una mujer que me quiere y que yo adoro. Mando más que ellos porque actúo en muchos corazones humildes...Le encargo mucho a Evita, porque la pobrecita tiene sus nervios rotos y me preocupa su salud. En cuanto me den el retiro, me caso y me voy al diablo”.

El 14 de octubre Perón le escribió a Eva otra carta también desde M. García:
"Mi tesoro adorado: Hoy sé cuánto te quiero y que no puedo vivir sin vos. Esta inmensa soledad está llena de tu recuerdo. Hoy he escrito a Farrell pidiéndole que me acelere el retiro, en cuanto salgo nos casamos y nos iremos a cualquier parte a vivir tranquilos...
De casa me trasladaron a Martín García, y aquí estoy no sé por qué y sin que me hayan dicho nada. ¿Qué me decís de (Edelmiro) Farrell y (Eduardo J.) Ávalos? Dos sinvergüenzas con el amigo. Así es la vida.
En cuanto llegué lo primero que hice fue escribirte. No sé si habrás recibido mi carta que mandé certificada.
Te encargo le digas a Mercante que hable con Farrell para ver si me dejan tranquilo y nos vamos a Chubut los dos".

No quedan dudas de cuánto amaba Perón a Evita

Por entonces parecía que Perón había sido definitivamente desplazado de la actividad política y que, en el mejor de los casos, se retiraría con Eva, para vivir en la Patagonia.

Sin embargo a partir del día 15 de octubre los sindicatos comenzaron a movilizarse para exigir la libertad de Perón, hasta desencadenar la gran manifestación del 17 de octubre que finalizó con su liberación, provocó la recuperación de las posiciones en el gobierno que tenía la alianza militar-sindical y abrió el camino para la victoria en las elecciones presidenciales.

Como Perón había dicho en sus cartas, pocos días después, el 22 de octubre se casó con Eva en Junín. El acontecimiento ocurrió en la Escribanía Ordiales, que funcionaba en una casona que aún existe en la esquina de Arias y Quintana, en el centro de la ciudad. El escritorio utilizado para confeccionar el acta de matrimonio civil se encuentra actualmente expuesto en el Museo Histórico de Junín.

Dos días después se realizó la ceremonia de matrimonio católico en la iglesia de San Francisco, orden muy apreciada por Eva, en la ciudad de La Plata.

Publicado en Pensamiento Discepoleano - Compartir haciendo mención de la fuente

Arriba

 

NAZARIO BENAVÍDEZ - (1791 - 1858)

OTRO "MALDITO" EXCLUIDO DE LA HISTORIA OFICIAL

Nacido en San Juan, se ocupó, desde muy joven, en diversos empleos, hasta que se incorporó a la montonera de Facundo Quiroga, levantada contra la política porteña que perjudicaba los intereses de las provincias interiores. Participó en diversas batallas junto a Facundo y a su muerte, en 1835, comenzó a granjearse el apoyo del pueblo sanjuanino, siendo elegido gobernador en 1836, cuando ya Rosas le había otorgado el grado de brigadier general. Con ciertas intermitencias, desempeñó el cargo de gobernador de San Juan en el período 1836-1854. Se alineó con la política de rosas, pero en ningún momento abandonó su independencia, como en el caso de la detención de Ángel Vicente Peñaloza, El Chacho, oportunidad en que resistió la orden de Rosas de enviarle el prisionero a Buenos Aires, con peligro de ser ejecutado. Mantuvo el apoyo del pueblo a través de una gestión progresista, caracterizada por el impulso de la irrigación, y el apoyo al desarrollo de la agricultura y la minería. También apoyó la difusión de la educación pública y si bien se trató de un gobierno personalista, Benavídez siempre se mantuvo prudente en sus decisiones, gobernando sin odios y con gran dosis de bonhomía. VER BIOGRAFÍA . . .

 

1859 - LA CONFEDERACIÓN ARGENTINA Y EL ESTADO DE BUENOS AIRES SE ENFRENTAN EN CEPEDA

- Mitre o la manera más insólita de perder una batalla    

- Disparando a la criolla

- ¡Victoria...Victoria!

- La "heroica retirada"

TODOS ESTOS TÍTULOS LOS PODÉS VER EN BATALLA DE CEPEDA JUNTO A OTRAS BATALLAS TANTO POR LA INDEPENDENCIA COMO LAS FRATRICIDAS QUE SANGRÓ NUESTRA PATRIA

 

2011 - CRISTINA FERNÁNDEZ FUE REELECTA PRESIDENTA DE LA NACIÓN
La presidenta Cristina Fernández fue reelecta en las elecciones nacionales realizadas hoy, por más del 53% de los votos. La jefa de Estado agradeció el saludo de los mandatarios de la región y el acompañamiento de “hombres, mujeres y jóvenes” de todo el país. Recordó al ex presidente Néstor Kirchner, a quien nombró como “el gran fundador de la victoria de esta noche”. Y exhortó a la unidad de todo el pueblo argentino: “Quiero que sea la victoria de todos los argentinos, para eso voy a trabajar, siempre lo he hecho así”.

Durante el discurso brindado en el Hotel Intercontinental, sede del comando de campaña del Frente para la Victoria, la Presidenta agradeció “a los 40 millones de argentinos, a todos los hombres y mujeres de todos los partidos políticos que participaron en estas elecciones en las distintas categorías”.

También agradeció “el llamado solidario de la compañera Dilma Rousseff, de Hugo Chávez, del compañero Pepe Mujica, de Sebastián Piñera, de Juan Manuel Santos, del compañero Lugo, que me llamó y se cortó, y del resto de los compañeros que van a llamar como Evo y Rafael, que tanto hemos trabajado por el Mercosur, la Unasur, nuestra casa”.

Agradeció asimismo “el acompañamiento de todos los hombres y mujeres, y de todos estos jóvenes, miles y miles de jóvenes que se han incorporado masivamente a la política; de los trabajadores, de los científicos, de los docentes, de los profesionales, de los productores, de los empresarios”.

También comentó que recibió el llamado del jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, y del gobernador de Santa Fe, y candidato del Frente Amplio Progresista, Hermes Binner, a los que también agradeció el gesto.

“Quiero agradecerle a alguien que ya no me puede llamar más, pero que es el gran fundador de la victoria de esta noche. Porque yo no me la creo, nunca me la creí, ni pienso hacerlo. Sin él, sin su inconmensurable valentía y coraje, sin las cosas a las que él se atrevió, hubiera sido imposible llegar hasta aquí”, afirmó la jefa de Estado al recordar al ex presidente Néstor Kirchner.

Consideró que si en las elecciones de 2009 Néstor Kirchner “no hubiera ido al frente como lo hizo, nuestra derrota en la provincia de Buenos Aires hubiera sido terrible, y tal vez no podríamos estar hoy aquí como estamos”. “Puso todo y más de lo que tenía que poner. Pero el era así, siempre se la jugaba hasta el final”, subrayó.

Y remarcó que el ex presidente “nunca iba a dejar las convicciones. No las dejó en la Casa Rosada, tampoco dejó sus convicciones mientras vivió y tuvo aliento, que eso es más difícil y más valioso”. “No lo estoy diciendo como su viuda, lo estoy diciendo como su compañera de militancia de toda la vida”, enfatizó.

Cristina Fernández se dirigió “a todos los argentinos, a los que nos han votado y a los que no lo han hecho”, y señaló que siente “como presidenta de los argentinos la inmensa responsabilidad de conducir a nuestro país a que viva una historia diferente a la que nos tocó vivir los últimos 200 años”. “Quiero apelar a la vocación patriótica de todos los argentinos, un país no lo construyen solamente sus dirigentes, lo construye su pueblo”, exhortó.

La Presidenta dijo que hoy se ha “consolidado una de las reformas políticas más importantes de los últimos años”. “Este sistema de partidos políticos se va a sentir fortalecido y va a llevar también a un replanteo profundo a los propios partidos”, señaló. Y aseguró que el objetivo es “que los discursos coincidan con las acciones para poder lograr la voluntad popular”.

“Muchos de los que tienen micrófono hablan de las instituciones, pero todos los días las demuelen un poquito”, indicó. “Decían que iba a ir muy poca gente, y el pueblo tuvo una alta participación. Decían que esto iba a eliminar a los partidos chicos, tampoco fue así porque la Ley de Medios garantizó a espacios equitativos a todos”, puntualizó.

Convocatoria a la unidad del país

La jefa de Estado reclamó “que no nos distraigan con enfrentamientos inútiles. Que no discutamos sobre los hechos y las realidades. Si esos hechos pueden mejorarse, que nos expliquen cómo. Que el que venga construya sobre lo que hizo el otro”. “Esta es la Argentina con la que yo sueño, que tenga continuidad: no continuidad de partido, sino de proyecto político y proyecto de país”, recalcó.

“Lo único que quiero es contribuir, cooperar con la Argentina, a que se desarrolle, conseguir más valor agregado, más ciencia y tecnología, construir también más escuelas, más hospitales, más rutas”, señaló. Pero consideró que “sola no se puede. Necesitamos la colaboración y la comprensión de todos los argentinos”

“Quiero decirles también que por comprensión histórica, por voluntad popular, y por decisión política, cuenten conmigo para seguir profundizando un proyecto de país que le mejore la vida a los 40 millones de argentinos”, enfatizó Cristina Fernández.

En ese sentido, convocó a todos los argentinos a la unidad: “Unidos  no significa pegoteados, pero significa reconocer que cuando un país decide algo en elecciones democráticas, esa decisión debe ser respetada”.

Respecto a los que buscan desviar la voluntad popular, sostuvo: “Sé que son minorías, poderosas pero minorías. Depende de las grandes mayorías, conformadas por nuestros trabajadores, y nuestras clases medias, no ser desviados del camino para derribar proyectos”. “Yo quiero apelar a todos los que están identificados con los intereses del pueblo. A esta mujer no la mueve ninguna ambición, ningún interés, sino el profundo amor que siento por nuestra patria”, expresó.

En referencia los demás dirigentes políticos, recalcó “lo importante que es la voluntad, unido a la vocación”. “Muchas veces los dirigentes se desesperan leyendo los diarios o mirando los canales de televisión, yo les recomendaría mirar los ojos de los argentinos”, sostuvo.

“Esto no es cuestión de imagen, es cuestión de fe, de convicción, de pensar que uno está haciendo lo mejor. Y no pensar nunca que todo está perdido. Cuando piensa que todo está perdido, es el momento de luchar más por el país, por la patria, por sus ideas”, enfatizó.
Por último, la Presidenta agradeció “a los fiscales de todo el país; a todas las fuerzas amigas que colaboraron para construir esta victoria”. “Quiero que sea la victoria de todos los argentinos, para eso voy a trabajar, siempre lo he hecho así”, recalcó.

Pidió disculpas porque “este es un mes muy especial”, al recordar que en unos días se cumplirá un año de la muerte del ex presidente Néstor Kirchner, al tiempo que sostuvo que “él está aquí, hoy más que nunca”. “Fuerza Argentina. Fuerza a todos los argentinos, a los 40 millones. A seguir trabajando como en estos años donde hemos logrado construir muchas cosas”, concluyó Cristina Fernández.

Publicado en Pensamiento Discepoleano

Arriba

 

1813 - ACCIÓN DE TAMBO NUEVO

La Sorpresa de Tambo Nuevo, conocida como "Hazaña de los Tres Sargentos" fue una exitosa acción de caballería llevada a cabo por una partida de Dragones del Ejército del Norte entre el 23 y el 25 de octubre de 1813, en el curso de la Segunda expedición auxiliadora al Alto Perú durante la guerra de la Independencia argentina. Los jinetes incursionaron en primer lugar el cuartel general del coronel realista Saturnino Castro en Yocalla, para luego atacar el puesto avanzado de Tambo Nuevo.

Después de la derrota del general Manuel Belgrano en Vilcapugio, el 1 de octubre de 1813, el grueso del Ejército del Norte se retiró hacia el este, acampando tras varios días de marchas forzadas en Macha. Las pérdidas en hombres y material habían sido considerables, sobre todo en lo que hace a la artillería. No obstante, Belgrano comenzó a reforzar sus desmoralizadas y exhaustas tropas con el apoyo de patriotas locales que se sumaron a sus filas y le proveyeron vituallas. VER MÁS . . .

 

CÉSAR TIEMPO – (1906-1980)

UN MALDITO EXCLUIDO DE LA HISTORIA OFICIAL

Nace en Ucrania, en la localidad de Ekaterinoslav (después, Dniepropetrovsk), el 3 de marzo de 1906. Su verdadero nombre es Israel Zeitlin, que “él traduce, luego: zeit es tiempo, en ydish o en alemán y “lin” es del verbo “cesar”, armando así su seudónimo. Al cumplir un año, ya vive en la Argentina. Cursa la escuela primaria en Buenos Aires y parcialmente, la escuela secundaria. Desde joven manifiesta un fuerte interés por la literatura y a ella consagrará su vida.

Desde los 18 años, se introduce en reuniones literarias, lee ávidamente y escribe sus primeros poemas. Desde los veinte años, publica temas sobre cuestiones judías en “La Nación”. Por entonces, edita la revista “Sancho Panza”. Al principio, colabora tanto con los escritores de “Boedo” como con los de “Florida”, pero finalmente queda alineado con los primeros porque “‘Boedo’ significó amor al pueblo, y ‘Florida’, amor a sí mismo. ‘Boedo’, el contenido; ‘Florida’, el continente”.

Por entonces, trabaja de empelado, en la librería de Gleizer, donde aprovecha para leer y siempre leer. Después, se emplea en una compañía de seguros, mientras ya borronea no sólo poemas sino obras de teatro y hace sus primeras armas en el periodismo. VER BIOGRAFÍA . . .

Publicado en Pensamiento Discepoleano

Arriba

 

1837 - EJECUCIÓN POR EL ASESINATO DE QUIROGA EN BARRANCA YACO

El crimen de Facundo Quiroga en Barranca Yaco causó una conmoción en la Confederación. En principio los unitarios autores del atentado, intentaron disimular o tergiversar la realidad de los hechos, intrigando ante Ibarra, Aldao, Estanislao López y Rosas, para enfrentar y dividir el frente federal. Lejos de lograr su propósito, los caudillos federales se mantuvieron unidos, tal como muestran los documentos y correspondencia de la época, y desde un principio tuvieron la sospecha sobre los verdaderos instigadores del crimen.

El primero en salirle al cruce a las intrigas, fue el gobernador de Santiago del Estero, Felipe Ibarra, a quien se lo quiso involucrar acusándolo de no dar escolta suficiente a Quiroga, cosa que no es cierto. Otras intrigas se tejieron tirando versiones o trascendidos que variaban según a quienes fueran dirigidas; así se dijo por ejemplo que “se habrían descubierto huellas que se dirigían a Santa Fe”, para inculpar a López ante Rosas, o que “la desaparición de Quiroga le convenía a Rosas”, para inculparlo a Rosas, con un argumento que además de no ser cierto, de ninguna manera puede resultar un argumento para inculparlo. Nunca hubo documento o acusación seria contra López o Rosas.

Levantadas las sospechas contra los hermanos Reinafé, se intentó tergiversar los hechos, mandando a investigar comisiones que nada investigaron, fraguando fechas de correspondencia y documentos con la “delegación del mando” por razones de salud del gobernador Rainafé, antes de al fecha del asesinato de Barranca Yaco, y “armando un juicio” para acusar, absolver y reivindicar al Capitán Santos Perez del ejército de los Reinafé, y principal sospechado de ser el autor material del hecho y jefe de a partida que dio muerte a Facundo Quiroga en Barranca Yaco.

Ante la evidencia de las sospechas, los caudillos federales delegan en el gobierno de Buenos Aires las facultades de juzgar a los sospechosos de un delito federal. Uno de los hermanos Reinafé escapa a la Banda Oriental, pero los otros, incluido el capitán Santos Pérez, son conducidos a Buenos Aires para su juzgamiento.
Concluido el juicio con un fallo adverso para los acusados, Rosas dictó su primera sentencia el 27 de mayo de 1837, y la segunda (después de un último recurso interpuesto por los defensores y sometido al mismo procedimiento que las defensas primitivas) el 9 de octubre de 1837. La sentencia de muerte involucra al autor material y a los instigadores del crimen.

El 26 de octubre de 1837 en la plaza de la Victoria, Santos Pérez y los dos Reinafé, José Vicente y Guillermo, son fusilados y luego colgados en las horcas. La plaza está rodeada de tropas, al mando del general Agustín Pinedo. Una inmensa multitud de espectadores, entre los que hay no pocas mujeres, espera en todos los edificios de la plaza, en el pórtico de la Catedral y en las calles. Antes de subir al patíbulo, se lee a los condenados la sentencia de muerte, bajo los arcos del Cabildo. A Santos Pérez se le da una silla, porque no puede tenerse en pie.

El espectáculo no es nuevo en Buenos Aires: Rivadavia, veinticinco años atrás, hizo fusilar y colgar allí mismo a los treinta y tres implicados en la fracasada conjuración de los españoles, entre los que había hombres eminentes y hasta un sacerdote.

Cuando asesinan al general Juan Facundo Quiroga, "El Tigre de los llanos" ya era un mito, y ese mito siguió viviendo en la ferviente imaginación de sus paisanos. Su recuerdo sigue aún vigente en los LLanos de La Rioja, donde perduran las leyendas que en su tiempo contribuyeron a conformar el mito: ...el general no dormía nunca., el general leía el pensamiento, al general no se lo podía engañar, el general no estaba muerto sino escondido “en los reinos de arriba”.

La calumnia unitaria que culpaba a Rosas por la muerte de su fiel correligionario no acabó con Santos Pérez y los hermanos Reinafé. El antirosismo debía sostenerla contra toda evidencia, para fundar la leyenda de un “tirano sangriento”. El cónsul francés en Montevideo, Baradere, ya la había utilizado en un informe apoyando las intrigas unitarias. (La Gazeta Federal)

Publicado en Pensamiento Discepoleano - Compartir haciendo mención de la fuente

Arriba

 

ALFONSINA STORNI - (1892 – 1938)

Nació el 29 de mayo de 1892 en Sala Capriasca, Suiza. Hija de Alfonso Storni y Paulina Martignoni.

VOY A DORMIR (el último de sus poemas)

Dientes de flores, cofia de rocío,
manos de hierbas, tú, nodriza fina,
tenme prestas las sábanas terrosas
y el edredón de musgos escardados.

Voy a dormir, nodriza mía, acuéstame.
Ponme una lámpara a la cabecera;
una constelación; la que te guste;
todas son buenas; bájala un poquito.

Déjame sola: oyes romper los brotes...
te acuna un pie celeste desde arriba
y un pájaro te traza unos compases

para que olvides... Gracias. Ah, un encargo:
si él llama nuevamente por teléfono
le dices que no insista, que he salido...

La mañana del 26 de octubre de 1938, Ugarte escucha a través del teléfono la voz entre cortada y llorosa de Manuel Gálvez comunicándole que Alfonsina se suicidó la noche anterior en Mar del Plata. Sólo ha dejado una nota escrita con tinta roja que finaliza así: “… Adiós, no me olviden. No puedo escribir más, Alfonsina.

VER BIOGRAFÍA DE ALFONSINA . . .

 

1883 - DEVOLUCIÓN DE LA BANDERA DE VUELTA OBLIGADO

En el Museo de Historia Nacional hay depositada una bandera que fue tomada por los ingleses en la Batalla de la Vuelta de Obligado y devuelta con posterioridad acompañada con un documento presentado por uno de los protagonistas de la histórica batalla: el Almirante Sullivan, de la fuerza invasora.

Ya anciano, se presenta cuarenta años después de la batalla, el 26 de octubre de 1883, ante el Consulado Argentino con sede en Londres, para devolver una bandera tomada en Obligado, acompañada del siguiente documento:
“En la batalla de Obligado en el Paraná el 20 de octubre de 1845 un oficial que mandaba la batería principal (era la Manuelita) causó la admiración de los oficiales ingleses que estábamos más cerca de él, por la manera con que animaba a sus hombres y los mantenía al pie de los cañones durante un fuerte fuego cruzado bajo el cual esa batería estaba expuesta. Por más de 6 horas expuso su cuerpo entero. Por prisioneros heridos supimos después que era el coronel Ramón Rodríguez del Regimiento de Patricios de Buenos Aires. Cuando los artilleros fueron muertos, hizo maniobrar los cañones con los soldados de infantería y él mismo ponía la puntería. Cuando el combate estuvo terminado habían perdido 500 hombres entre muertos y heridos de los 800 que él comandaba. Cuando nuestras fuerzas desembarcaron a la tarde y tomaron la batería, con los restos de su fuerza se puso a retaguardia, bajo el fuego cruzado de todos los buques que estaban detrás de la batería, defendiéndola con armas blancas. La bandera de la batería fue arriada por uno de los hombres de mi mando y me fue dada por el oficial inglés de mayor rango. Al ser arriada cayó sobre algunos cuerpos de los caídos y fue manchada con su sangre.

Quiero restituir al Coronel Ramón Rodríguez si vive, o sino al Regimiento de Patricios de Buenos Aires si aún existe, la bandera bajo la cual y en noble defensa de su Patria cayeran tantos de los que en aquella época lo componían. Si el Coronel Rodríguez ha muerto y si el Regimiento de Patricios no existe, yo pediría que cualquiera de los miembros sobrevivientes de su familia que la acepten en recuerdo suyo y de las muy bravas conductas de él, de sus oficiales y de sus soldados en Obligado. Los que luchamos contra él y habíamos presenciado su abnegación y bravura tuvimos grande y sincero placer al saber que habían salido ileso hasta el fin de la acción”.
Almirante Sullivan

Remitida con el documento a Buenos Aires, y ante la duda de que el nombre del Coronel Rodríguez como defensor de esa bandera haya sido puesto por error del Sullivan, el hijo de Juan Bautista Thorne hace la consulta al Sr. Victor J. Elizalde, protagonista de la batalla de Obligado, quien le contesta el 21 de abril de 1891 en estos términos:

“En contestación a su muy apreciable del 20 del presente en la que me pide que como combatiente y testigo ocular en el memorable combate de Obligado le certifique a la vez que le adelante algunos antecedentes sobre la conducta que observó su finado padre el coronel Thorne durante la acción, como también fue el coronel Ramón Rodríguez, jefe de algunas baterías que se formaron para resistir al poderoso enemigo que nos asaltó, le diré a usted:

Que el coronel Thorne fue ocupado por el general Mansilla en la construcción y dirección de las fortificaciones, como también se le dio mando de la batería “Manuelita”, de donde se retiró después que las demás baterías habían quemado su último cartucho.

Diré a usted además: la brava y serena conducta de su padre mereció del general en jefe y de todos sus compañeros, la aprobación y el aplauso, por el hecho de que el no abandonó el merlón de su batería, y si lo hacía, era cuando veía que sus artilleros no daban en completo y certero blanco.

Cónstame también que le intimó por dos veces la orden de que suspendiera el fuego y se retirara de la batería, pero él contestó: “que sus cañones le imponían hacer fuego hasta vencer o morir”, mereciendo por este desacato el que fuera arrestado en el convento de San Lorenzo adonde fue transportado herido y sordo. Allí mismo el general Mansilla fue a visitarlo y felicitarlo por su conducta, dejando al retirase la orden de que quedaba levantado su arresto.

En lo que se refiere al coronel Ramón Rodríguez, le diré que este jefe no tuvo otro rol que el de permanecer a la entrada del monte, de donde salió cuando ya no había defensores en las baterías y el enemigo desembarcó dándole la más franca y soberbia carga a al bayoneta, al frente de su batallón Milicianos de Buenos Aires.

Deseando que le satisfaga esta exposición verídica, lo saluda muy atentamente.

Victor J. Elizalde

* * * * * *

Posteriormente el hijo de Thorne consultó al historiador Adolfo Saldías, que el 21 de abril de 1891 le contesta en los siguientes términos:

“Estimado amigo:

En respuesta a su estimada carta del 20 del presente mes en la que Ud. se sirve pedirme mi opinión si fue el coronel Ramón Rodríguez o el coronel Juan B. Thorne quien mandaba una de las baterías en el combate de Obligado contra las escuadras aliadas de la Gran Bretaña y de la Francia y quien fue el último que se retiró de ese glorioso campo de batalla, le diré que fue el coronel Thorne.

El coronel Rodríguez, benemérito Oficial del Ejército Auxiliar del Perú y del Republicano contra el Imperio del Brasil, no mandó batería alguna en Obligado.

Según se ve documentado en mi “Historia de Rozas y de la Confederación Argentina”, eran cuatro esas baterías, respectivamente mandada por el mayor Alzogaray, por el teniente Brown, por el teniente Palacios y la del extremo izquierdo por el coronel J. Thorne. El coronel Rodríguez tenía mando del batallón de Patricios de Buenos Aires y estaba de flanco en el extremo derecho, no habiendo en esa línea a sus órdenes más que cuatro cañones al mando del teniente José Serezo.

El combate se inició naturalmente contra las baterías de la derecha; rota la cadena que sujetaba los barcos que formaban línea de atajo al pasaje del río, el fuego de los franceses e ingleses se concentró en la izquierda. A las cuatro de la tarde las baterías habían quemado casi todos los cartuchos y cuando la mortandad y el estrago enseñaban la derrota a los argentinos. Pero la batería de Thorne se sostuvo todavía más de una hora. Diósele la orden de retirarse y contestó que le quedaban municiones. Retirósele la orden, y entonces, puesto de pie sobre el merlón de la batería y al ir a arengar a los escasos soldados, fue derrumbado en tierra.

El “Philomel” que mandaba el capitán Sullivan y que venía de vanguardia, operó su desembarco en la costa y fue entonces cuando se tomó la bandera de la batería argentina. La bandera argentina del batallón de Patricios de Buenos Aires fue tomada por los marineros franceses y existe en el hospital de inválidos de Paris. 

No es dudoso, por lo demás, que un jefe de la relevantes cualidades del coronel Rodríguez habría sido capaz de al acción que le supone el almirante Sullivan, pero precisamente por su antigüedad y por sus condiciones, y en los primeros momentos que se siguieron a la acefalía del mando en jefe, producida la herida que postró al general Mansilla, fue el coronel Rodríguez quien lo asumió, llevando personalmente una carga a la bayoneta sobre los ingleses y franceses que desembarcaron cuando apagaron los fuegos de las tres baterías de la derecha y del centro. Los aliados no desembarcaron por frente a la batería de la izquierda que mandaba Thorne sino a la caída de la tarde, cuando ya no podía tronar allí el cañón argentina.

Esta misma comunicación del almirante Sullivan al cónsul argentino en Londres, se publicó en la Tribuna Nacional del 22 de diciembre d 1883, y no hay mas que fijarse en los detalles que da tan caballeresco oficial, y que está perfectamente corroborados por documentos y aún por testigos que sobrevivieron, para comprobar que se refieren no al coronel Rodríguez, sino al coronel Thorne.

El cónsul argentina, señor Guerrico, pariente, según tengo entendido, del coronel Rodríguez, quizá por falta de datos no pudo rectificar la verdad de los hechos, a bien que, repito, al coronel Rodríguez no le fue necesario arrebatar gloria a sus compañeros para recoger la que recogió conteniendo a los vencedores con una soberbia carga a la bayoneta, a la cabeza de sus milicianos de Buenos Aires.

Soy su atento S.S. Adolfo Saldías.

Rodriquez o Thorne...todos cumplieron con su deber...
Leonardo Castagnino - La Gazeta Federal 

VER BATALLA "VUELTA DE OBLIGADO" . . .

Publicado en Pensamiento Discepoleano - Compartir haciendo mención de la fuente

Arriba

 

1826 - COMBATE DE "EL TALA"

Fue un combate ocurrido durante las guerras civiles, entre las tropas del caudillo riojano Juan Facundo Quiroga y el gobernador de Tucumán, Gregorio Aráoz de Lamadrid, el 27 de octubre de 1826, que se saldó con una victoria de Quiroga. VER EL DESARROLLO DEL COMBATE

 

EL HOMBRE DEL SUR QUE PLANIFICÓ EL PERONISMO DE LAS FUTURAS GENERACIONES
Lo dicen los testimonios: Néstor Kirchner dedicó los años previos a su partida a preparar a una militancia juvenil que garantizara a largo plazo la persistencia de una forma de concebir la política. 

Fue como si por un instante el tiempo se hubiera detenido. Era la mañana del miércoles 27 de octubre de 2010. En un día normal, a esa hora, los colectivos deberían haber estado circulando atestados; los taxistas tocando bocina y levantando pasajeros; las personas llenando las veredas y caminando en distintas direcciones. Pero no era una jornada habitual. Como si el destino hubiese sabido algo de antemano, ese día había sido fijado para el censo nacional que se realiza cada década. Era feriado en todo el país cuando Néstor Kirchner falleció.

Y la relación íntima que existe entre una despedida y un nacimiento emergió ese 27 de octubre. Varias de las miles de las semillas que había sembrado el propio Kirchner, deseo expresado en su frase “que florezcan mil flores”, dicen hoy que en esa fecha terminaron de abrir sus capullos.

Algunos lo consideran un día fundacional, “un 17 de Octubre en otros términos”, el trasvasamiento de un mandato de construcción de futuro, el punto de inflexión para los que todavía no estaban convencidos, el inicio de un proceso de renovación de cuadros que garantizó la persistencia del peronismo.

Diez años después, aquella generación que terminaba de sellar su fidelidad con la política de la que –hasta la asunción de Néstor Kirchner– esperaba poco y nada, integra buena parte de los cuadros ministeriales y técnicos de la gestión de gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, gobierna municipios, compone las bancadas oficialistas de los cuerpos legislativos, lidera movimientos sociales e impulsa la renovación sindical, por citar solo algunos ejemplos.

Este fue el resultado, entre otros, de una minuciosa tarea emprendida por el propio Néstor Kirchner a través de un puñado de jóvenes –su hijo Máximo entre ellos– en las largas tertulias políticas que se sucedían en El Calafate y en Buenos Aires. El hoy ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, lo refleja muy bien en el texto que escribió para el libro Néstor, el hombre que cambió todo, de Jorge “Topo” Devoto, cuando cita un consejo de Néstor en una sobremesa de la quinta de Olivos: “Aprendan bien cómo funciona el Estado para hacerlo ágil y práctico. Las políticas y los recursos tienen que llegarle a la gente. Si no, ¿saben que pasa? Tenemos que seguir llamando a los tecnócratas”.

Leonardo Grosso, diputado nacional del Frente de Todos y referente del Movimiento Evita, da testimonio de esta realidad. Confiesa que antes de ir a la Plaza de Mayo ese 27 de octubre escuchó llorar por primera vez a su padre. Fue cuando le comunicó la muerte de Néstor a través del teléfono. Y luego describe el efecto de aquella fecha sobre su derrotero político: “Yo era un militante social de San Martín que creía que la política era parte del problema y para mí los políticos eran todos iguales, y que política y poder eran lo mismo. Uno de los enormes legados que nos dejó Néstor fue correr el velo de que gobierno y poder, política y poder, Estado y poder, no son lo mismo. Son cosas distintas. Y que desde el gobierno, desde el Estado y desde la política se puede combatir al poder para construir un país más justo. Eso fue exactamente lo que hizo él”.

Como Leo, en esa misma Plaza, la noche del 27 de octubre de 2010, estuvo Jonathan Thea, de Seamos Libres/Movimiento Evita. Hoy es coordinador institucional de la Jefatura de Gabinete de la Nación. En ese momento militaba en una organización social, cultural y política que trabajaba en algunos barrios de la ciudad y también en la Universidad de Buenos Aires, y aunque acompañaba procesos de transformación de América Latina como los de Cuba, Venezuela y Bolivia, no se consideraba una organización afín a los Kirchner. “Si bien no éramos parte de la coalición de gobierno, había muchas políticas que nos interpelaban y nos tocaban una fibra. No habíamos sido parte porque veníamos de una tradición más de izquierda. Habíamos empezado a militar poco antes de 2001 y en ese contexto político nos alejábamos de las estructuras políticas tradicionales y tratábamos de construir otro tipo de organizaciones. Además, para nosotros el PJ era mala palabra. Pero Cristina ya venía con políticas muy importantes, medidas que tenían un impacto clave en los sectores populares, una discusión con las estructuras económicas de poder en la Argentina, empezaba a haber un clima de avanzada después de la derrota de 2009, y me parece que la muerte de Néstor lo que hizo fue explotar y profundizar una política de agrupamiento de la militancia, sobre todo juvenil, muy grande. Nosotros fuimos, a partir de ese momento y en el transcurso de los años venideros, modificando nuestro posicionamiento, revisando nuestras propias posturas, y hoy somos parte del Frente de Todos”.

La idea de que la muerte de Néstor Kirchner fue un 17 de Octubre para las nuevas generaciones sale de las palabras de Lucía Cámpora, actual legisladora porteña del Frente de Todos: “Hace poco un compañero me decía que para él ese 27 de octubre fue para muchos de nosotros como nuestro 17 de Octubre, en otros términos porque la partida de Néstor fue muy dolorosa, pero en el sentido de sellar un gran voto de lealtad y compromiso para con el proyecto político y la conducción de Cristina. Y eso hicimos y eso hacemos con nuestra militancia. Volvemos muchas veces a sus discursos, no solo por lo emocional sino por lo que aporta volver a escuchar lo que pensaba. Se trata de eso, honrarlo con la militancia, entender que para él el compromiso de construir una patria más justa es el que tenemos que asumir todos y todas, y que la formación política es fundamental para poder hacerlo. Así que siempre lo llevamos en el corazón y en la cabeza a Néstor”.

Oxígeno al viejo peronismo

Aquel proceso que Kirchner había iniciado se sintetiza en la frase que Juan Cabandié, hoy ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, le atribuye al santacruceño en el libro de Devoto: “Quiero ser lo primero de lo nuevo y no lo último de lo viejo”.

Y aunque recibió un impulso inicial a través de sus propios actos humanos y de gobierno, largamente narrados a lo largo de estos años, se instalaría como soplo vital a partir del 27 de octubre: “El gobierno de Néstor Kirchner aseguró la pervivencia generacional del peronismo. Hizo ingresar a una generación a la militancia y a la identidad peronista después de diez años en los cuales para muchos de los jóvenes el peronismo era algo bastante lejano. No se puede comprender la vitalidad que tiene el peronismo ahora sin pensar todo el ciclo kirchnerista, pero fundamentalmente los cuatro primeros años de Néstor”, dice María Esperanza Casullo. Para la politóloga, en ese período incorporó a la identidad kirchnerista a actores que durante el menemismo no se hubiesen definido como peronistas o kirchneristas: movimientos piqueteros, juveniles, que no se identificaban con el menemismo, y que participaban de luchas contra aquel modelo. “Yo no sé si Wado de Pedro en 1998 y 1999, cuando militaba en H.I.J.O.S., se hubiese definido como peronista, pero quienes militaban en organizaciones de Derechos Humanos, en movimientos piqueteros o territoriales, terminaron confluyendo en una identidad”.

Casullo da cuenta del alcance de aquel mandato: “Si lo comparamos con otros movimientos de América Latina, el kirchnerismo tuvo siempre presente la herramienta del Estado, mientras otros movimientos de izquierda o de centroizquierda tenían una relación ambivalente con él. Para el kirchnerismo, el único actor posible para transformar la realidad es el actor estatal. Por eso aparece siempre en Kirchner el imperativo ético: es importante que se sumen a la acción estatal. Que trabaje como funcionario, científico, burócrata, investigador, pero muy cercano al Estado. Es una impronta que viene de momentos muy tempranos de su gestión”.

Kirchner fue, en resumidas cuentas, uno de los pocos dirigentes que en un país cortoplacista como la Argentina se animó a planificar a largo plazo.

Grosso retoma esa idea: “Entender que hacer política para acceder a los espacios de decisión del Estado nos permitía combatir las injusticias que generan los poderes concentrados de nuestro país fue central para mi generación, que no lo veía, que no lo entendía, que no lo había visto en la práctica porque desde Perón nunca más la política había estado al lado del pueblo. Néstor le abría la puerta a toda una generación a la práctica democrática de la construcción política, para cambiar la sociedad en la que vivimos. Si hay un motivo por el cual nuestra generación cree profundamente en la política es porque Néstor nos mostró que era posible cambiar la historia”.

Marcelo Leiras, politólogo, traza un enlace entre los hijos de la crisis de 2001 y el renacimiento de la militancia juvenil del kirchnerismo. “Los jóvenes que habían sido niños durante la crisis de 2001 y quedaron conmovidos por ver ese sufrimiento encontraron en el kirchnerismo un lenguaje y una invitación a involucrarse. La crisis de 2001 había despertado la solidaridad. Una de sus expresiones era la consigna ‘piquete y cacerola, la lucha es una sola’. Incluso en esa versión, que puede resultar caricaturesca, se ve la intención de asociar padecimientos. De decir todos estamos en la misma. Los niños que tenían padres que cantaban 'piquete y cacerola' son los jóvenes y adolescentes que luego encontraron un lenguaje y una invitación por parte del krichnerismo. Y no olvidemos que también les dio derechos políticos, como el voto optativo a partir de los 16 años. Esto no fue solo un fenómeno de la clase media. Se dio también en los barrios populares. Contenía una reacción a la despolitización de la generación anterior, la que fue joven durante los ‘90”.

Una noche en el Luna

Un hito fundacional para la juventud kirchnerista fue el acto convocado el 15 de septiembre de 2010 en el Luna Park. Es recordado porque ocurrió pocos días después de que Néstor Kirchner fuera intervenido por segunda vez por una obstrucción en la carótida, y porque pese al consejo de los médicos de guardar reposo, lo encontró en el escenario con la única concesión de no pronunciar discursos y ceder la palabra a Cristina. Allí condensó su idea de construcción política y transversal para el futuro. Detrás de él  y de CFK se ubicaba, en las gradas, buena parte de la renovación política que acompañaría a Cristina en su segundo mandato.

Algunas historias en primera persona reconstruyen aquel acto desde las bases. “Fui parte de la organización del acto en el Luna Park desde el principio. Estuve en la distribución de las tribunas, la convocatoria, en la difusión. Tenía 21 años”, relata Facundo Ballesteros, hoy senador bonaerense por la Segunda Sección Electoral. “El legado de Néstor fue volver a confiar en la política. Era un presidente que recorría el país, algo muy importante para quienes somos del interior de la provincia de Buenos Aires. Eso va marcar algo para cualquier gestión nacional y popular”, agrega.

Marina Moretti estuvo ese día en las gradas del escenario, y recuerda: “Fue una de las primeras veces que movilizamos con mucha fuerza desde el interior de la provincia de Buenos Aires”. La hoy subdirectora ejecutiva de Prestaciones de Anses y concejal en San Andrés de Giles, asegura que la herencia que dejó Néstor Kirchner es “no darse por vencido”. “No dejar nunca que termine el día sin sentir que hicimos un aporte para que nuestros vecinos y vecinas, nuestro pueblo, las grandes mayorías, vivan todos los días un poco mejor. Néstor es Perón para mi generación. Y su impronta es con la que nosotros comenzamos a militar y gestionar”.

La calle, el palacio, la calle

La sorpresiva partida del “pingüino” alteró los planes. La Cámpora pasó a ser la principal usina de cuadros jóvenes sobre los que se recostó la exmandataria para abroquelar la gestión que ya venía asediada por la crisis económica mundial y el ataque de los sectores de poder que años después llegarían al gobierno con Macri.
Así, la organización juvenil kirchnerista tuvo que dividirse entre el trabajo territorial, que había sido la fortaleza de su formación, y una acelerada experimentación en la gestión. Fue puesta a prueba tempranamente.

Hoy acompañan la gestión de Alberto Fernández varios herederos de aquella forma de hacer política. “Claramente, Alberto no es Néstor Kirchner, el momento es otro, pero justamente lo que se ve es una maduración de la carrera política de este grupo que era muy joven en el gobierno de Kirchner y que hoy ocupa espacios de decisión. Si uno se pregunta cuáles son los nombres del gobierno de AF, hay pocos que vienen del de NK, como Ginés González García o Agustín Rossi, y muchos más los nuevos”, subraya María Esperanza Casullo.

Leiras cree que la identificación con el espíritu militante de NK no se apagó. “Los pibes encontraron una identificación en el kirchnerismo como modo de respuesta a este ciclo neoliberal corto que fue el gobierno de Macri. Así que ahí hay un discurso y figuras, en especial Cristina, con las que se identifican. Es un fenómeno que se extiende a Juntos por el Cambio, como espacio de derecha refractario al kirchnerismo que también tiene juventud. Pero los pibes politizados que tienen una sensibilidad por lo público, aunque lo público no se ejerza solo desde la política, encuentran un espacio en el kirchnerismo”. (Julia Izumi y Demián Verduga en T.Arg.)

Publicado en Pensamiento Discepoleano - Compartir haciendo mención de la fuente

Arriba

 

1865 - SUBLEVACIÓN DE LOS "VOLUNTARIOS" DE LA GUERRA DEL PARAGUAY

Los soldados "voluntarios" del interior.

El paisanaje de las provincias, que intervino tantas veces voluntariamente en las luchas ante la sola convocatoria de los caudillos, se negó a participar en una guerra que no sentía suya. Sintiéndose más cercanos a la provincia hermana del Paraguay que a los porteños y a los “macacos” brasileros, se negaban a enrolarse, lo que motivo la deserción y levantamiento de muchos batallones del interior. Consta en el archivo histórico, la Factura de un herrero de Catamarca, “por doscientos grilletes para los voluntarios de la guerra del Paraguay”.

“...el reclutamiento de los contingentes no fue fácil. (...) Para llenar las cuotas provinciales se autorizó reclutarlos mediante paga, pero pocos lo hicieron. Entonces los gobernadores, mitristas en su totalidad, y los comandantes de frontera se dedicaron a la caza de “voluntarios”. Emilio Mitre , encargado del contingente cordobés, escribe el 12 de julio que manda los “voluntarios atados codo con codo”; Julio Campos, porteño impuesto como gobernador de La Rioja, informa el 12 de mayo:”Es muy difícil sacar los hombres de la provincia en contingentes para el litoral…a la sola noticia que iba a sacarse, se han ganado la sierra”. Los “voluntarios” de Córdoba y Salta se sublevan en Rosario apenas les quitan las maneas"; el gobernador Maubecin, de Catamarca, encarga 200 pares de grillos para el contingente de la provincia. (Revista de la Biblioteca Nacional, XXI, n° 52)

¿Cobardía? Eran criollos que lucharon en Cepeda y Pavón, y bajo las órdenes del Chacho Peñaloza. No desertaban – como acotan algunos – y lo demostrarán en 1867 alzándose tras Felipe Varela y Juan Saa. Simplemente no querían ir “a esa guerra”. (JM Rosa Historia Arg.t.VII.pag 140)

Felipe Varela en un manifiesto proclamado por él mismo el 1º de enero de 1868, afirmaba lo siguiente: "En efecto, la guerra con el Paraguay era un acontecimiento ya calculado, premeditado por el general Mitre".

Urquiza también tiene problemas para juntar los contingentes, y a pesar de decirles que la guerra es “contra los porteños”, las divisiones de Victoria y Gualeguay se niegan a marchar, y López Jordán le escriba a Urquiza: “Usted nos llama para combatir el Paraguay. Nunca, general; ese es nuestro amigo. Llámenos para pelear a los porteños y brasileros; estaremos prontos; ésos son nuestros enemigos. Oímos todavía los cañones de Paysandú.”

Se recurre inclusive al reclutamiento de mercenarios europeos mediante el engaño y promesa de tierras como campesinos. Según testimonios de un integrante de un contingente suizo, se los embarca engañados y se le retiran los documentos. Al llegar a Buenos Aires son llevados al frente por la fuerza o encarcelados. (Declaración de un “enganchado siuzo”, cit.por Chiavanetto: O genocidio Americano. A guerra de Paraguai)

28 de octubre de 1865 – Amotinamiento de reclutas en Catamarca

La tarea que el gobernador de Catamarca, Victor Maubecín, acometió con mayor entusiasmo durante su gobierno fue la formación del contingente con que la provincia debía contribuir al Ejército del Paraguay. Guerra impopular esta de la Triple Alianza.

Tradiciones y documentos nos hablan de la resistencia que demostró parte de nuestro pueblo frente a la recluta ordenada por el Gobierno Nacional. Algo decía al sentimiento de nuestros paisanos que esa contienda ninguna gloria agregaba a los lauros de la patria, y que tampoco existían motivos para pelear contra un pueblo más acreedor a su simpatía que a su rencor.

En Entre Ríos, los gauchos de Urquiza desertaron en masa, pese a que en otras ocasiones fueron leales hasta la muerte con su caudillo.

En La Rioja, el contingente de 350 hombres asignado a la provincia se reclutó entre la gente de la más baja esfera social. Un testigo calificado, el juez nacional Filemón Posse, explicaba al Ministro de Justicia, Eduardo Costa, los procedimientos compulsivos que había utilizado el gobierno local al expresar que “se ponían guardias hasta en las puertas de los templos para tomar a los hombres que iban a misa, sin averiguar si estaban eximidos por la ley”.

El método usado para el reclutamiento, tanto como el duro trato a que fueron sometidos los “voluntarios” durante los tres meses que duró la instrucción militar, fueron causa de varias sublevaciones. El mismo testigo señala, a ese respecto, el estado de desnudez de la tropa, lo cual movía la compasión del vecindario cuando salía a la plaza para recibir instrucción. “Más parecen mendigos que soldados que van a combatir por el honor del pueblo argentino”, afirmaba sentenciosamente, agregando que tal situación suscitó la piadosa intervención de la Sociedad San Vicente de Paul que les proveyó de ropa y comida. Acusaba también al gobernador Maubecín de incurrir en una errónea interpretación del estado de sitio, cuando exigía al vecindario auxilios de hacienda y contribuciones forzosas para costar los gastos de la movilización.

La situación que se ha descrito veíase agravada por el trato duro e inhumano que se daba a los reclutas. José Aguayo, uno de los oficiales instructores, ordenó cierta vez por su cuenta, la aplicación de la pena de azotes en perjuicio de varios soldados. Olvidaba o ignoraba, quizás, que la Constitución Nacional prohibía expresamente los castigos corporales.

Este hecho motivó un proceso criminal en contra del autor, cuando los damnificados denunciaron el vejamen ante el Juzgado Federal. Su titular falló la causa condenando a Aguayo a la inhabilitación por diez años para desempeñar oficios públicos, y a pagar las costas del juicio. Dicha sentencia disgustó a Maubecín, quien negó jurisdicción al magistrado para intervenir a propósito de los castigos impuestos en el cuartel “a consecuencia de una sublevación”. El gobernador calificaba de “extraña” la intervención de Filemón Posse y afirmaba que esa ingerencia era “una forma de apoyo a los opositores sublevados”. El choque entre el juez y gobernador originó un pleito sustanciado en la esfera del Ministerio de Justicia y dio materia a una sonada interpelación al ministro Eduardo Costa por parte del senador catamarqueño Angel Aurelio Navarro.

Los “voluntarios” se sublevan

El mes de octubre de 1865 llegaba a su término. Faltaban pocos días para la partida hacia Rosario del batallón “Libertad” cuando un incidente vino a conmover a la población. La tropa de “voluntarios”, cansada de privaciones y de castigos, se amotinó con el propósito de desertar. No es aventurado suponer que para dar ese paso debe haber influido un natural sentimiento de rebeldía contra la imposición de abandonar la tierra nativa, a la que seguramente muchos no volverían a ver. Actores principales de la revuelta fueron poco más de veinte reclutas, pero la tentativa fue sofocada merced a la enérgica intervención de los jefes y oficiales de la fuerza de custodia.

Inmediatamente, por disposición del propio Gobernador, jefe de las fuerzas movilizadas, se procedió a formar consejo de guerra para juzgar a los culpables. El tribunal quedó integrado con varios oficiales de menor graduación y la función del fiscal fue confiada a aquel teniente José Aguayo, procesado criminalmente por el Juez Federal a raíz de la pena de azotes impuesta a otros soldados.

Actuando en forma expeditiva, el cuerpo produjo una sentencia severa y originalísima en los anales de la jurisprudencia argentina. Los acusados fueron declarados convictos del delito de “amotinamiento y deserción”. Tres de ellos, a quienes se reputó los cabecillas del motín, fueron condenados a la pena de muerte aunque condicionada al trámite de un sorteo previo. Solamente uno sería pasado por las armas, quedando los otros dos destinados a servir por cuatro años en las tropas de línea. Los demás acusados, 18 en total, recibieron condenas menores que variaban entre tres años de servicio militar y ser presos hasta la marcha del contingente.

La muerte en un tiro de dados

La sentencia fue comunicada a Maubecín, quien el mismo día - 28 de octubre - puso el “cúmplase en todas sus partes” y fijó el día siguiente a las 8 de la mañana para que tuviera efecto la ejecución. Un acta conservada en el Archivo Histórico de Catamarca nos ilustra sobre las circunstancias que rodearon el hecho.

A la hora indicada comparecieron en la prisión fiscal, escribano y testigos. El primero ordenó que los reos Juan M. Lazarte, Pedro Arcadé y Javier Carrizo se pusieran de rodillas para oír la lectura de la sentencia. Enseguida se les comunicó que “iban a sortear la vida” y, a fin de cumplir ese espeluznante cometido, se les indicó que convinieran entre sí el orden del sorteo y si la ejecución recaería en quien echara más o menos puntos. En cuanto a lo primero, quedó arreglado que sería Javier Carrizo el primero de tirar los dados, y respecto de lo segundo, que la pena de muerte sería para quien menor puntos lograra.

Ajustado que fue el procedimiento, se vendó los ojos a los condenados y se trajo una “caja de guerra bien templada”, destinada a servir de improvisado tapete. Cumplidas esas formalidades previas, Javier Carrizo recibió un par de dados y un vaso.

No cuesta mucho imaginar la dramática expectativa de aquel instante, el tenso silencio precursor de esa definición. La muerte rondaba sombría y caprichosa como la fortuna en torno a la cabeza de esos tres hombres. Es probable que hayan formulado una silenciosa imploración a Dios para que ese cáliz de amargura pasara de sus labios.

Javier Carrizo metió los dados dentro del vaso. Agitó luego su brazo y los desparramó sobre el parche... ¡Cuatro!. Tocaba a Lazarte repetir el procedimiento de su compañero de infortunio. Tiró... ¡Siete!. Las miradas se concentraron entonces en la cara y en las manos del tercero. Pedro Arcadé metió los dados en el cubilete, agitó el recipiente y tiró...¡Sacó cinco!. La suerte marcaba a Javier Carrizo con un signo trágico.

El acta nos dice que se llamó a un sacerdote a fin de que el condenado pudiera preparar cristianamente su alma. Después de haber sido desahuciado por los hombres, sólo le quedaban el consuelo y la esperanza de la fe. El pueblo catamarqueño, que tantas veces fue sacudido por hechos crueles derivados de las luchas civiles, nunca había sido testigo de un fusilamiento precedido de circunstancias tan insólitas.

En otro orden de cosas, parece necesario decir que la pena de muerte aplicada a Javier Carrizo cumplió el propósito de escarmiento que la inspiraba. A lo que sabemos, no se produjo más tarde ninguna sublevación del batallón de “voluntarios” Libertad. Conducido por el propio Maubecín, hasta el puerto de Rosario, llegó a destino y sus componentes pelearon en el frente paraguayo dando pruebas de heroísmo. Estuvieron en las más porfiadas y sangrientas batallas: Paso de la Patria, Tuyutí, Curupaytí y otras. De los 350 soldados que salieron del Valle, el 6 de noviembre de 1865, solo regresarían 115 al cabo de 5 años. Los demás murieron en los fangales de los esteros paraguayos.

En el Archivo Histórico de la Nacion, hay una factura de un herrero de Catamarca, "Por cuatrocientos grilletes para los voluntarios de la guerra del Paraguay" (La Gazeta Federal)

Publicado en Pensamiento Discepoleano - Compartir haciendo mención de la fuente

Arriba

 

2007 – CRISTINA GANA EN LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES
Con un poco más del 45 % de los votos en primera vuelta

Cristina superó a Carrió y a Lavagna, convirtiéndose en la primera mujer electa presidenta por el voto popular.

Con 54 años, Cristina Fernández es la primera mujer elegida presidenta del país. Cristina Kirchner consiguió finalmente el 45,29 por ciento de todos los votos válidos en las últimas elecciones. El escrutinio definitivo incorporó más de mil mesas de la provincia de Buenos Aires y, además, en casi todos los distritos la primera dama sacó en el conteo final unas décimas más que en el provisorio. Eso la llevó –tal como adelantó Página/12 en exclusiva el jueves pasado– a sobrepasar los 45 puntos, con lo que la candidata Cristina terminó consagrándose presidenta por haber superado el requisito constitucional más exigente: el que requiere más del 45 por ciento de los votos válidos para que no haya ballottage. Existe un segundo requisito, menos exigente, que es obtener entre el 40 y el 45 por ciento, pero superando al segundo candidato por más de diez puntos. Ya estaba claro que esa segunda vara había sido superada y por ello no había dudas sobre el resultado electoral.

El triunfo de la primera dama se basó principalmente en la provincia de Buenos Aires,
Cristina Kirchner ofreció una comparecencia sin esperar a los resultados definitivos para proclamarse ganadora. Arropada por una multitud que coreaba "se siente, se siente, Cristina presidente", dijo que su partido "ha ganado ampliamente, tal vez con la mayor diferencia entre la primera y la segunda fuerza desde el advenimiento de la democracia". "Esto nos nos coloca en el lugar de mayor responsabilidad" ante la sociedad argentino, añadió a continuación entre los aplausos y vítores de sus seguidores.
En un discurso de tono conciliador, la candidata oficialista ha asegurado que quería tenderle "la mano" a todos los argentinos, incluso "a los que pudieron agraviarnos", porque según ha declarado "es necesario reconstruir el tejido social e institucional de los argentinos".

El segundo lugar de la elección del 28 de octubre fue para Elisa Carrió, que con 23,04 superó el 22,95 con que figuraba en el escrutinio provisorio. La candidata de la Coalición Cívica ganó en un solo distrito, Capital Federal, pero lo hizo con contundencia, sacándole 14 puntos a Cristina.

En el tercer puesto se ubicó Roberto Lavagna, con el 16,91 por ciento de los votos. El ex ministro de Economía también ganó en un solo distrito, Córdoba, y lo hizo con claridad. La luz fue de casi 14 puntos respecto de la presidenta electa. Cristina Fernández de Kirchner ganó en los 22 distritos restantes, incluyendo el más populoso, la provincia de Buenos Aires, donde consiguió el 45,91 por ciento de los votos y una diferencia de 1,4 millón de votos sobre la segunda en el distrito, que fue Carrió.

Una mirada atenta a las cifras que entregó el escrutinio definitivo demuestra que muchas provincias jugaron un papel decisivo a la hora de consolidar el triunfo del Frente para la Victoria. Para dar un ejemplo: en Capital Federal, Cristina quedó a 250 mil votos de Lilita, pero le bastó y sobró Tucumán para liquidar esa diferencia. En el Jardín de la República Cristina le sacó 350 mil votos a Lilita. En Mendoza ocurrió lo mismo, la senadora aventajó a la candidata de la Coalición Cívica por 370 mil votos. Es decir que el triunfo porteño fue absorbido no sólo por el distrito bonaerense, sino por la mayoría de las provincias del interior. Hubo diferencias siderales, como en Misiones, donde Cristina consiguió una ventaja de 270 mil votos. O en Jujuy y Formosa, provincias en las que Cristina Kirchner sacó 170 mil y Carrió 17 mil, o sea una proporción de diez a uno.

Publicado en Pensamiento Discepoleano - Compartir haciendo mención de la fuente

Arriba

 

CAMILO CIENFUEGOS: ANIVERSARIO DE SU MUERTE OCURRIDA EN UN DÍA COMO HOY PERO DE1959

El Héroe de Yaguajay y Señor de la Vanguardia, como lo bautizara el pueblo cubano, gozaba de mucha popularidad por su carácter afable, desenfadado, y especialmente carismático. 
La desaparición de Camilo Cienfuegos fue un duro golpe para la entonces naciente Revolución Cubana, que perdió a uno de sus más carismáticos y populares líderes.

Nacido en una pequeña barriada de la localidad de Lawton, en La Habana (capital), Camilo Cienfuegos Gorriarán fue uno de los líderes más populares del proceso que condujera al triunfo del primero de enero de 1959 en la Nación antillana, y el derrocamiento de la tiranía batistiana, servil al imperialismo estadounidense.

Sin embargo, no pudo saborear por mucho tiempo las mieles de la victoria; menos de un años del hecho histórico, mientras regresaba de la provincia de Camagüey luego de cumplir una diligencia del naciente proceso revolucionario, su avión desapareció sin dejar rastros en aguas del Caribe,

La desaparición del héroe popular

Cumpliendo con su responsabilidad como Jefe del Estado Mayor del Ejército Rebelde, cargo otorgado por el nuevo gobierno revolucionario, Camilo debía ocuparse de la detención de Hubert Matos, luego de un intento de sublevación en Camagüey.

El comandante Camilo, acompañado por Cristino Naranjo y otros compañeros de su máxima confianza, además de 20 hombres armados, parten en tres aviones en la madrugada hacia territorio camagüeyano.

El avión donde se movilizaba era modelo Cessna 310, partió del aeropuerto de Ciudad Libertad, tripulado por el piloto Luciano Fariñas y tenía estipulado retornar a la capital en horas de la tarde; el recorrido tomaría dos horas de vuelo como promedio y llevaba gasolina para tres.

Ante la demora, quienes lo esperaban en La Habana comenzaron a impacientarse, en la noche del 30 de octubre de 1959 se había iniciado una exhaustiva búsqueda, pero sin resultados obtener resultados.

El 12 de noviembre del mismo año, el entonces primer ministro del Gobierno Cubano, Comandante en Jefe Fidel Castro, confirmaba al pueblo la desaparición física del querido líder del proceso revolucionario.

"Hombres como Camilo Cienfuegos surgieron del pueblo y vivieron para el pueblo. Nuestra única compensación ante la pérdida de un compañero tan allegado a nosotros es saber que el pueblo de Cuba produce hombres como él. Camilo vive y vivirá en el pueblo", indicó el padre de la Revolución, Fidel Castro.

Por su parte, su entrañable amigo, el comandante Ernesto Guevara, lo recordaría como "el compañero de cien batallas, el hombre de confianza de Fidel en los momentos difíciles de la guerra y el luchador abnegado que hizo siempre del sacrificio un instrumento para templar su carácter y forjar el de la tropa".

Ese Camilo de pueblo

El último discurso que pronunciara el popular personaje ante el pueblo, quedaría guardado en la memoria de quienes lo vivieron como un testamento político, pues solo dos días después, el hombre del sombrero alón desaparecía en el mar sin dejar pistas.

Camilo definió, una vez más, su posición imperturbable al lado de la Revolución, de su pueblo y de Fidel Castro, por quien sentía especial admiración, pues como expresara en cierta ocasión, "contra Fidel, ni en la pelota".

Su figura suele colocarse junto a la del argentino Ernesto Guevara, el Ché, pues quienes los conocieron, dan cuenta de una relación muy cercana.

Desde su puesto desempeñó importantes tareas militares mientras reestructuraba las nuevas Fuerzas Armadas del país. Al conmemorarse el sexto aniversario del asalto al Cuartel Moncada, Camilo encabezó la gran marcha de caballería de la columna invasora que había dirigido durante la Guerra de Liberación.

El Héroe de Yaguajay y Señor de la Vanguardia, como lo bautizara el pueblo cubano, gozaba de mucha popularidad por su carácter afable, desenfadado, y especialmente bromista, algo muy propio de la idiosincrasia de aquellos que habitan la Mayor de las Antillas.
La tradición a lo largo de los años que han transcurrido desde su muerte, es que el pueblo cubano, especialmente los niños, le rindan tributo con flores al mar, ese lugar que viera por última vez al Señor de la Vanguardia.

Publicado en Pensamiento Discepoleano - Compartir haciendo mención de la fuente

Arriba

 

DÍA DE LA RESTAURACIÓN DE LA DEMOCRACIA
El 30 de octubre de 1983, Raúl Alfonsín fue elegido presidente tras siete años y meses de dictadura militar. En múltiples sentidos, aquella jornada marcó un antes y un después para la historia argentina y su sistema político.

“Agradezco el esfuerzo, porque ha sido la participación de la ciudadanía argentina en su conjunto lo que ha garantizado que este proceso de democratización de los argentinos culminara con éxito”, expresó el Presidente electo. Y la multitud solo gritaba su nombre: “¡Alfonsín! ¡Alfonsín!”. 

El flamante presidente, luego de la famosa frase “Un médico allí a la izquierda, por favor”, continuó: “Yo les pido que comprendan que iniciamos una nueva etapa en la Argentina. Es necesario, absolutamente necesario que todos comprendamos que este día en el que inauguramos una etapa nueva en la Argentina, inauguramos un largo período de paz y de prosperidad y de respeto por la dignidad del hombre y de los argentinos. Este día en que recibimos el saludo alborozado de las democracias del mundo y muy particularmente de las democracias de los países de América Latina, como la de Uruguay, como la de Paraguay.

Este día debe ser reconocido por los argentinos, como el día de todos. Acá hemos ido a una elección, hemos ganado, pero no hemos derrotado a nadie, porque todos hemos recuperado nuestros derechos”.

Ese día fue el 30 de octubre de 1983 y se convirtió en un momento histórico que se celebraría a partir de entonces, en toda la Argentina. Se trata nada menos que del Día de la Restauración de la Democracia, de la recuperación del Estado de Derecho y el fin definitivo de la última dictadura militar, que se había instaurado el 24 de marzo de 1976, y que dejó 30 mil desaparecidos.

Exactamente hoy, todos los argentinos y argentinas recuperaron el derecho a votar y elegir a sus propias autoridades y gobernantes, tal como se contempla en la Constitución Nacional. Y, por supuesto, no solo eso, sino también todo lo que implica vivir en democracia y con derechos inalienables: el derecho a la vida, la libertad de expresión, la igualdad, la identidad, la seguridad, la felicidad y tantos más.

En aquellos comicios de 1983 fue cuando triunfó la fórmula de la Unión Cívica Radical (UCR), la cual estaba conformada por Raúl Alfonsín y Víctor Martínez. Ambos se impusieron frente al peronismo, liderado en aquel momento por Ítalo Luder y Deolindo Felipe Bittel. La UCR obtuvo casi el 52 % de los votos y ganó la presidencia, para escribir un nuevo capítulo en la historia nacional, a partir del 10 de diciembre de ese mismo año.

“Hoy podemos, por lo menos los que vivimos lo que fue la dictadura del 76, apreciar con mayor perspectiva y claridad de dónde salimos. Cuando caminábamos por las calles, veíamos los carros de asalto, los camiones del Ejército poblados de soldados, los Falcon sin patentes, las sirenas por la ciudad de Buenos Aires, los secuestros y las detenciones violentas a plena luz del día”, destacó en un artículo, el político e hijo del expresidente, Ricardo Alfonsín, sobre aquella época y lo que significó el incipiente gobierno de su padre. A partir de ese día, agregó, “ya no habría ni habrá más interruptores (en el gobierno)”.

El gobierno de Raúl Alfonsín, a los tres días de haber comenzado, decretó lo que sería otro de los hechos históricos más movilizantes de la Argentina: el juicio a los miembros de las tres juntas militares que usurparon el poder en 1976. Si bien, a partir de entonces, la Argentina comenzaría a recorrer un difìcil camino de recuperación, con una hiperinflación a finales del mandato de Alfonsín, lo más importante estaba cumplido: la consolidación de la democracia estaba en marcha. 

Como parte de la postal de aquellos últimos meses de 1983, Felipe Pigna compartió en una de sus emisiones especiales: “Los dos partidos mayoritarios de ese momento presentan candidatos muy diferentes. Alfonsín representaba la renovación de la UCR. Era uno de los pocos políticos argentinos que se opuso a la incursión militar en Malvinas y tuvo una postura férrea sobre los crímenes de la dictadura y estaba decidido a juzgarlos. Su adversario en las urnas tiene una postura casi opuesta. Ítalo Luder aparece como un candidato sin carisma y distante, en un partido caliente y con gran poder de movilización. Alfonsín es todo lo contrario y fue el que mejor supo interpretar las demandas de verdad y justicia de la sociedad, y el que más esperanza genera entre los votantes más jóvenes”. 

Y agregó: “Ese 30 de octubre el pueblo volvió a las urnas. La participación fue masiva y nadie quería dejar de votar y de ser protagonista de ese momento histórico. Triunfó Alfonsín y fue la primera vez que el peronismo perdió una elección nacional. Pero más allá de los resultados, el pueblo salió a festejar a las calles de todo el país. Solo en el Obelisco de Buenos Aires, se juntaron un millón y medio de personas”. 

En el campo cultural, las artes vivieron un momento único y muchos artistas e intelectuales comenzaron a volver del exilio. Por ejemplo, Mercedes Sosa, que empezó a grabar colaboraciones con otros músicos como León Gieco, Víctor Heredia y Fito Paez. El teatro, por su parte, abrió espacios en los que se presentaron distintas obras y actividades culturales. Entre ellos, el Café Einstein y el Centro Parakultural. Y el cine estrenaba películas contextualizadas históricamente (en un pasado un poco más lejano o uno mucho más reciente), pero haciendo referencia al terrorismo de Estado, como los films Camila, dirigido por María Luisa Bermberg, o La historia oficial, con la dirección de Luis Puenzo, que logró obtener el Premio Oscar a la Mejor Película Extranjera en 1985.

De esta manera, luego de siete años de censura, persecución y terror, el pueblo argentino había comenzado a vivir la democracia, que no abandonaría nunca más. (Ministerio de Cultura de la Nación, 29/10/2020)

Publicado en Pensamiento Discepoleano

Arriba

 

inicio Volver a Efemérides

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FECHA DE INICIO 10/12/2019 VISITAS A LA PÁGINA contador de visitas en mi web