bandera
FECHA DE INICIO 10/12/2019 VISITAS A LA PÁGINA contador de visitas en mi web

AVISO DISCEPOLEANO: Todo lo publicado puede compartirse sin restricciones mencionando la página Pensamiento Discepoleano

 
 
DÍA X DÍA LAS EFEMÉRIDES DE NOVIEMBRE PARA NO PERDER LA MEMORIA
DÍA 1 * (1907) Nace Homero Manzi -
DÍA 2 * DÍA DE LOS MUERTOS POR LA PATRIA -
DÍA 3 * (1867) Guerra de la Triple Infamia - Derrota de Tuyu-Cué - * (1992) Muere Armando Tejada Gomez - * (1995) Explosiónes en la fábrica militar de Río Tercero -
DÍA 4 * (1831) Batalla de la Ciudadela (Entre Facundo Quiroga y Araoz de Lamadrid) -
DÍA 5 * (1975) Muere Agustín Tosco - * (2005) "NO AL ALCA" - * (2012) Muere Leonardo Favio -
DÍA 6 * (1820) Por primera vez es izada la Bandera Argentina en nuestras Islas Malvinas -
DÍA 7 * (1810) Batalla de Suipacha -
DÍA 9 * (1946) Muere el doctor Salvador Mazza -
DÍA 10 * DÍA DE LA TRADICIÓN - * (1970) La pueblada del Sengundo Tucumanazo -
DÍA 11 * (1951) La mujer ejerce, por primera vez, su derecho al voto -
DÍA 12 * (1863) El Chacho Peñaloza es asesinado sanguinariamente - * (1863) Es asesinado Alejandro Heredia - * (1980) Muere en La Habana el profesor Rodolfo Puiggros -
DÍA 13 * DÍA DEL PENSAMIENTO NACIONAL - * (1901) Nacimiento de don Arturo Jauretche -
DÍA 14 * (1813) Batalla de Ayohuma - * (1962) Muere Manuel Galvez -biografía en escritores
DÍA 15 * (1781) Asesinan por descuartizamiento a Tupac Katari (Julián Apaza) - (1972) Carta de Perón a dos dían de su retorno al país desde el exilio - * (2017) Hundimiento del ARA San Juan -
DÍA 17 * (1866) Nacimiento de Lola Mora - * DÍA DE LAS Y LOS MILITANTES - * (1970) El Catamarqueñazo - (1983) Fundación del Ejército Zapatista de Liberación -
DÍA 19 * (1976) Masacre de la calle Juan B. Justo - * (2006) Muere Saúl Ubaldini -
DÍA 20 * DÍA DE LA SOBERANÍA NACIONAL - * (1845) Batalla Vuelta de Obligado -
DÍA 21 * (1774) Nace Domingo French - * (1816) Batalla de "El Parí" -
DÍA 22 * DÍA DE LA FLOR NACIONAL: "EL CEIBO" - * (1939) Nace en Bolívar (Bs.As.) la primera mujer peronista guerrillera: Amanda "La Negra" Peralta - * (1955) Secuestro y desaparición del cadáver de Evita -
DÍA 23 * (1856) Muere la "Libertadora del Libertador" Manuelita Sáenz -
DÍA 24 * DÍA NACIONAL DEL VINO ARGENTINO -
DÍA 25 * DÍA DEL INDÍGENA FUEGUINO - * DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER - * (2016) Muere Fidel Castro -
DÍA 26 * ¿Día del amigo por el nacimiento de Fontanarrosa?
DÍA 28 * (1822) Muere Bartolomé Hidalgo -
DÍA 29 * (1815) Batalla de Sipe Sipe -
DÍA 30 * (1778) Nace Andrés Guacurarí y Artigas - * DÍA NACIONAL DEL MATE - * (1912) Nace Hugo del Carril -
 

HOMERO MANZI – (1907-1951)
UN MALDITO EXCLUIDO DE LA HISTORIA OFICIAL

“Quienes nos tildan de opositores, se equivocan. Quienes nos tildan de oficialistas, también. No somos ni oficialistas, ni opositores. Somos revolucionarios”

Homero Nicolás Manzione (Manzi) nació el 1º de noviembre de 1907, en Añatuya, Santiago del Estero. Su familia, muy numerosa (tuvo 8 hermanos), decidió radicarse en Buenos Aires, entre 1911 y 1912). El padre siguió trabajando en Santiago del Estero, la madre y los hijos acostumbraban regresar anualmente a su provincia, durante los meses de verano hasta que llegase la fecha de volver a las clases.

Se instalaron en Boedo, y para los recién llegados “era todo nuevo, sorprendente…”, aunque para los realmente porteños, Boedo era todavía, el arrabal, la orilla. Desde su casa de la calle Garay 3251, Manzi se consideraba “… un provinciano otario que se quedaba con la boca abierta ante un tranvía…”. A Homero lo internaron, junto a un hermano, en el Colegio Luppi: allí pasó 3 años como “pupilo”, entre los 13 y los 16 años. Allí conoció a sus grandes amigos, Francisco Rabanal, Raúl Gómez Alcorta y Américo Bianco.

A los 15 años, escribió sus primeros versos. En este breve estudio no se profundizará en su obra artística, pues ésta ya está profusamente difundida. El objetivo será resaltar su pensamiento y su accionar en la vida política, aspecto que no es menos relevante por su claridad de ideas, por los principios que defendió y por los objetivos que se fijó, pero que ha sido silenciado. VER MÁS . . .

ARRIBA

 

2 de noviembre - DÍA DE LOS MUERTOS POR LA PATRIA

Un docente, profesor correntino, José Alfredo Ferreira en 1910, con el propósito de que no cayeran en el olvido quienes habían dado su vida por la patria, propuso que se declare el 2 de noviembre como el “Día de los Muertos por la Patria”.
Por supuesto que eso incluye, en la actualidad, a los héroes muertos en Malvinas, a los 30.000 asesinados por la dictadura cívico militar de la década del 70-80 y a quienes –hombres y mujeres- que murieron luchando por ver realizado el sueño de un país justo, libre y soberano, con trabajo y vivienda digna para quienes habitan el suelo argentino.

ARRIBA

 

1867 - GUERRA DE LA TRIPLE INFAMIA CONTRA EL PARAGUAY - DERROTA DE TUYU-CUÉ

Ante las seguidillas de derrotas y desastres militares provocadas por la congénita impericia del “farsante general” (Así lo llamó Urquiza a Mitre) "El grumete" (llamó Carlos Saavedra Lamas a Mitre) Los brasileros piden su reemplazo por Caxias. Se llegó a un acuerdo: la escuadra brasilera se manejaría por su cuenta, Caxias tendría a cargo la ofensiva, y Mitre estaría a cargo de la reserva y los depósitos de Tuyuty.

El 3 de Noviembre ocurre el ataque de Tuyú-Cué (también llamada segunda batalla de Tuyuty). 8.000 paraguayos acometen contra 50.000 aliados: "La batalla fue tremenda - escribe Blanco Fombona -, aunque los paraguayos eran menos de la sexta parte del enemigo, Mitre quedó en derrota. El campamento fue incendiado. Artillería, municiones de guerra y boca, mulas, tiendas, carros, todo cayó en poder de los paraguayos. Mitre perdió hasta su correspondencia. Aquella derrota y aquella carrera son indefendibles, pues de su inmenso ejército, atacado sólo por una legión de héroes, había tenido Mitre apenas 2.000 bajas"  VER LA BATALLA . . .

Publicado en Pensamiento Discepoleano

ARRIBA

 

ARMANDO TEJADA GOMEZ - (1929 - 1992)

Nace en Mendoza, a orillas del zanjón Guaymallén. Hijo de Lucas Tejada, tropero (llevaba ganado de Mendoza a San Juan y Chile, a través de la cordillera), y de Florencia Gómez, casada a los 14 años.

Hijo anteúltimo de 24 hermanos. Canillita, lustrador de zapatos, luego obrero de la construcción. A la muerte de su padre, con cuatro años, vive algunos meses en el campo, con su tía Fidela Pavón, quien le enseña las primeras letras en un breviario. Es esa la única instrucción que recibió. A los quince años adquiere un Martín Fierro y a partir de allí comienza a leer fervorosamente toda clase de lecturas, instruyéndose por su cuenta. Comienza a despertarse su inquietud social, participando de jornadas de protesta, luchas obreras y políticas al mismo tiempo que comienza a expresarse a través de su poesía.

César Isella, amigo y compañero de composiciones de Tejada, lo recordó como uno de los grandes poetas de Latinoamérica. “Hablar de Armando es hablar del infinito poético, ya su voz abarca a todo un continente. Yo lo conocí en el año 65, cuando fuimos con Los Fronterizos a Mendoza. Fue una maravilla del destino. Ahí cambió mi historia y el cancionero de mi vida”.
Las canciones de Tejada Gómez siguen vigentes a pesar de los años y la muerte. “Son un repertorio que todavía se escucha. Cuando voy por el exterior me siento muy feliz de escuchar nuestras canciones en otros idiomas”.

Muere en Buenos Aires el 3 de noviembre de 1992

Una gran cantidad de poemas dejó como legado de su paso por la vida, no publicamos todas pero sí una que nos parece, según nuestro criterio, por supuesto, una que nos deja ese sabor amargo por el contenido pero a la vez de poder disfrutar el arte y todos los sentimientos que nos surgen al leer esta obra paradigmática.

HAY UN NIÑO EN LA CALLE
A esta hora exactamente hay un niño en la calle.
Le digo amor, me digo...
Recuerdo que andaba con las primeras luces de mi sangre,
Vendiendo una oscura vergüenza: la historia, el tiempo, diarios,
Porque es cuando recuerdo también
las presidencias, urgentes abogados, politiqueros, asco.
Cuando subo a la vida juntando la inocencia,
Mi niñez triturada por escasos centavos
Por la cantidad mínima de pagar la estadía
Como un vagón de carga,
Y saber que a esta hora mi madre está esperando
Quiero decir la madre del niño innumerable
Que sale y nos pregunta con su rostro de madre
¿Que han hecho de la vida? ¿Dónde pondré la sangre?
¿Qué haré con mis semillas si hay un niño en la calle?

Es honra de los hombres proteger lo que crece
Cuidar que no haya infancia dispersa por las calles,
Evitar que naufrague su corazón de barco
Su increíble aventura de pan y chocolate.
Transitar sus países de bandidos y tesoros
Poniéndole una estrella en el sitio del hambre.
De otro modo es inútil ensayar en la tierra la alegría y el canto,
De otro modo es absurdo
Porque de nada vale si hay un niño en la calle.

Donde andarán los niños que venían conmigo
Ganándose la vida por los cuatro costados
Porque en este camino de lo hostil, ferozmente
Cayo el Toto de frente con su poquita sangre
Con su ropa de fe, su dolor a pedazos
Y ahora necesito saber cuáles sonríen
Mi canción necesita saber si se han salvado
Porque si no es inútil mi juventud de música
Y ha de dolerme mucho la primavera este año.
Importan dos maneras de concebir el mundo.

Una salvarse solo. Arrojar ciegamente los otros de la balsa
Y el otro es un destino de salvarse con todos
Comprometer la vida hasta el último naufrago
No dormir esta noche si hay un niño en la calle.
Exactamente ahora si llueve en las ciudades
si la niebla desciende como un sapo del aire
Y el viento no es ninguna canción en las ventanas,
No debe andar el mundo con el amor descalzo
Enarbolando un diario como un ala en la mano
Trepándose a los trenes canjeándonos la risa
Golpeándonos el pecho con su ala cansada.

No debe andar la vida recién nacida a precio
La niñez arriesgada a una escasa ganancia
Porque si no las manos son dos fardos inútiles
Y el corazón apenas una mala palabra.
Cuando uno anda por los pueblos del país
O va en tren por su geografía de silencio
La patria sale a mirar al hombre
Con los niños desnudos
Preguntándose qué fecha corresponde a su hambre
Que historia les concierne que lugar en el mapa.
Porque uno Norte adentro y Sur adentro
Encuentra la espalda escandalosa de las grandes ciudades
Nutriéndose de trigo, vides, cañaverales
Donde el azúcar sube como un junco del aire.

Uno encuentra a las gentes, los jornales escasos
Una sorda tarea de madres con horarios
Y padres silenciosos, molidos en la fábrica.
Uno a veces andando de madrugada
La intemperie dormido con un niño en los brazos
Y uno recuerda anécdotas: Señores que en París han bebido
Por la antigua belleza de Dios sobre la barca
En donde han sorprendido la soledad de frente
Y la índole triste del hombre solitario.
En tanto sus mujeres tienen angustias
Y cambian de amantes esta noche
Y de médico esta tarde porque el tedio que llevan
No les cabe en el mundo.

Y ellos son accionistas de los niños descalzos,
Ellos han olvidado que hay un niño en la calle
Que hay multitud de niños que viven en la calle.
Exactamente a esta hora hay un niño creciendo.
Yo lo veo apretándose su corazón pequeño
Mirándonos a todos con sus ojos de fábula
Viene, sube hacia el hombre acumulando cosas,
Un relámpago trunco le cruza la mirada
Porque nadie protege esa vida que crece
Y el amor se ha perdido
Como un niño en la calle

Publicado en Pensamiento Discepoleano compartir mencionando la fuente

ARRIBA

 

1995 – EXPLOSIONES EN LA FÁBRICA MILITAR DE RÍO TERCERO

Las explosiones de Río Tercero de 1995 fueron una serie de detonaciones sucedidas en la ciudad argentina de Río Tercero, provincia de Córdoba, el 3 de noviembre de 1995, durante la presidencia de Carlos Menem. Ese día estalló la Fábrica Militar de Armamentos que se encontraba en esa ciudad, destruyendo el establecimiento y parte de la ciudad, causando la muerte de siete personas, hiriendo a más de trescientas y dañando seriamente la salud mental de la mayor parte de la población de la ciudad.

En 2014 el Tribunal Oral Federal de Córdoba N° 2 dictó la sentencia sobre el caso, condenando a cuatro altos funcionarios de la empresa estatal Fabricaciones Militares, todos ellos ingenieros y militares retirados, a penas de trece y diez años de prisión, por el delito de estrago doloso (intencional) agravado por la muerte de personas. El tribunal concluyó también por unanimidad y con plena certeza que el móvil de la explosión fue el encubrimiento del contrabando de armas a Ecuador y Croacia realizado entre 1991 y 1995.

El 3 de noviembre de 1995, a las 8:55 de la mañana, se iniciaron en la Fábrica Militar de Armas de Río Tercero una serie de explosiones que se extendieron a lo largo de todo el día, causando la muerte de siete personas, todas ajenas a la planta, ya que ninguna de las 400 personas empleadas presentes durante el siniestro resultó muerta. El siniestro causó también lesiones a más de trescientas personas, la mayoría de las cuales se encontraban fuera de la planta,​ donde hubo un solo herido grave.

La fábrica estaba ubicada a doscientos metros del límite del área urbana, razón por la cual las explosiones afectaron directamente a la ciudad: decenas de viviendas quedaron en ruinas y cientos fueron seriamente dañadas, al igual que los automóviles; toda el área urbana quedó regada de esquirlas, escombros y municiones de guerra. Las zonas más afectadas fueron los barrios aledaños a la fábrica: Escuela, Las Violetas, Libertador, Cerino, etcétera.​ El diario español El País describió el escenario en estos términos:

Las calles de la ciudad argentina, desolada, quedaron cubiertas con toneladas de escombros, cientos de grandes proyectiles y carcasas incrustados en el asfalto o dentro de las viviendas. Vainas de diferente calibre aparecían humeantes, y grupos de soldados y policías cargaban en camionetas obuses de un metro. Esquirlas como ladrillos atravesaron paredes. La onda expansiva resquebrajó viviendas, arrancó techos, calcinó vehículos y provocó daños materiales en diez kilómetros a la redonda

La población padeció masivamente los síntomas físicos y mentales propios de una guerra, siendo más acentuados en los niños.​ Se iniciaron más de diez mil demandas por daños y perjuicios contra el Estado argentino, que por su parte estableció un fondo de 80 millones de dólares para atender las indemnizaciones, con un tope por persona de 50 mil dólares.

A pesar que parecía «apresurado» suponer que se trataba de un accidente y que gran cantidad de hechos sospechosos indicaban que debía investigarse la hipótesis de que hubiera sido intencional, la instalación que hizo Menem de la «teoría del accidente» dominó completamente la investigación judicial y los medios de comunicación durante varios años.

El tribunal que juzgó el caso consideró que personas no identificadas, con conocimientos sobre explosivos, ingresaron a la fábrica en la noche del 2 de noviembre o en la madrugada del 3 de noviembre, para dirigirse a la Planta de Carga y a los depósitos de Expedición y Suministros "con la misión de acondicionar los elementos iniciadores del fuego, como asimismo disponer los detonadores y reforzadores necesarios para provocar horas más tarde las letales explosiones".

En los días anteriores a la explosión, se habían acumulado en la Planta de Carga cantidades excesivas de trotyl y cajones con proyectiles de cañones de 105 mm, lo que no era habitual ni seguro que estuvieran allí. Diversos operarios, personal jerárquico y el sindicato se venían quejando por esa situación, y exigiendo que los explosivos fueran trasladados a un lugar seguro

Otro hecho inusual fue que en la semana anterior a la explosión, tanto el director (cnel. Cornejo Torino), como el subdirector (cnel. Quiroga) de la fábrica, se ausentaron de la fábrica para viajar a Buenos Aires

El 23 de diciembre de 2014 el tribunal dictó la sentencia, estableciendo que las explosiones había sido causadas intencionalmente y condenando a los cuatro acusados, todos ellos militares retirados e ingenieros, por estrago doloso seguido de muerte: Edberto González de la Vega (13 años), Carlos Franke (13 años), Jorge Antonio Cornejo Torino (13 años) y Marcelo Diego Gatto (10 años).

En los fundamentos de la sentencia y apoyados en las pericias química y contable, así como en un análisis detallado de los testigos, los jueces unánimemente concluyeron sin dudas que la explosión había sido intencionalmente causada.

El tribunal también valoró la pericia que analizó el inventario de la fábrica detectando "un importante faltante de explosivos, proyectiles y municiones",​ y concluyó por unanimidad y con plena certeza que el motivo de la explosión fue el encubrimiento del contrabando de armas a Ecuador y Croacia:

La sentencia fue apelada y el 19 de diciembre de 2017 la Sala II del Tribunal Federal de Casación resolvió los recursos, confirmando la sentencia.​ Los cuatro condenados recurrieron la sentencia ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Publicado en Pensamiento Discepoleano compartir mencionando la fuente

ARRIBA

 

4 de Noviembre de 1831 - BATALLA DE LA CIUDADELA

(. . .)

Lamadrid espera a Facundo en la Ciudadela, en las puertas de la ciudad de Tucumán. El 4 de noviembre se avistan los dos ejércitos. Algunas partidas se tirotean. El valiente capitán Soria persigue a una partida de Lamadrid, ésta se “pierde” en un monte de arbustos; Soria detiene la persecución. Llamado frente a Facundo se explica: paró porque no pudo penetrar entre los árboles. ¿Y cómo pudo penetrar la partida perseguida? “Comandante Argañaraz: fusile a este capitán delante de la tropa”. El rigor no se debe emplear solamente con los enemigos.

Formada la tropa en orden de batalla, Facundo lanza su proclama: Soldados, no hay otro punto de reunión que el campo de batalla. Allí nos debemos encontrar todos ¡todos! De pie o caídos, vencedores o muertos.

(. . .) antes de iniciarse el combate, se dirigió con un trompa de órdenes hacia el campo enemigo, y ya en su peligrosa aproximación, inspeccionó directamente la formación de Lamadrid. Cuando las balas picaban las patas mismas de su caballo, volvió grupas y dirigió los regimientos con exacta precisión hasta los puntos vitales del enemigo.

(. . .) VER BATALLA DE LA CIUDADELA . . .

 

1975 - MUERE "EL GRINGO" AGUSTÍN TOSCO

Uno de los grandes dirigentes sindicales

Víctima de una enfermedad de la que en su condición de perseguido político no había podido atenderse, muere con apenas 45 años un 5 de noviembre de 1975. El emblemático dirigente del sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba, que condujo desde 1953, fue uno de los más destacados dirigentes gremiales de las décadas del 60 y 70, Tosco integró desde sus inicios la CGT de los Argentinos y fue uno de los principales protagonistas del Cordobazo, sublevación popular que precipitó la caída del dictador Juan Carlos Onganía, tras lo que fue condenado a ocho años de prisión por un tribunal militar, aunque recuperó la libertad diecisiete meses después.
Había nacido en la localidad cordobesa de Coronel Moldes el 22 de mayo de 1930. VER BIOGRAFÍA . . .

ARRIBA

 

2005 - SE LE DIJO "NO AL ALCA" EN LA CUMBRE DE MAR DEL PLATA

"Muere" en Mar del Plata el área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) que significaba ni más ni menos lo que hoy significa para México, pobreza y más pobreza. Bajo el lema "Crear Trabajo para Enfrentar la Pobreza y Fortalecer la Gobernabilidad Democrática", se reúnen en Mar del Plata todos los jefes de estado del continente americano, a excepción de Cuba. Si bien el propósito aparente era debatir tópicos relativos a la región, impulsado por México y Estados Unidos, terminó primando la discusión sobre el proyecto norteamericano de establecer en todo el continente un Area de Libre Comercio. La acción concertada del anfitrión Néstor Kirchner, Luis Ignacio "Lula" Da Silva, Hugo Chávez Frías y Tabaré Vázquez se opone de modo tan contundente que en la actualidad el ALCA es recordado como un intento fallido y ya olvidado. (Aunque hay algunos que aún quieren reflotarlo)

"No al ALCA" fue un amplio movimiento político-social llevado adelante por gobiernos, partidos políticos, sindicatos y organizaciones sociales de todo el continente americano, con el fin de oponerse al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), establecida por los gobiernos americanos en 1994 siguiendo un proyecto de Estados Unidos, que debía entrar en vigor en enero de 2005. El movimiento se opuso a la regla del libre comercio como reguladora de las relaciones internacionales, sosteniendo que promovía la desigualdad y la pobreza, y propuso en cambio un orden internacional basado en criterios que permitieran achicar las asimetrías, como el comercio justo, la integración económica regional y subregional y la complementación productiva. El 5 de noviembre de 2005, cuando se reunió la IV Cumbre de las Américas en Mar del Plata para poner en marcha el ALCA, se produjo un histórico enfrentamiento entre los gobiernos que defendían el ALCA -liderados por el presidente de Estados Unidos George W. Bush- y aquellos que se oponían -liderados por los presidentes Lula da Silva, Néstor Kirchner y Hugo Chávez de Brasil, Argentina y Venezuela respectivamente-, que tuvo como resultado la paralización definitiva del ALCA.

DISCURSO DE HUGO CHÁVEZ . . .

Publicado en Pensamiento Discepoleano compartir mencionando la fuente

ARRIBA

 

2012 – MUERE LEONARDO FAVIO

Soy un cantor de pueblo sin mucho vuelo / pero por ser de Pueblo se lo que quiero / yo le canto a la gente simple y sencilla... Y odio como se debe a la oligarquía.

Con sus películas ganó premios nacionales e internacionales, considerándosele un director de culto exitoso y respetado. Sus películas "Crónica de un niño solo" y "El romance del Aniceto y la Francisca" han sido consideradas entre las mejores de la historia del cine argentino. En el año 2000, INCAA realizó una encuesta entre cien críticos, historiadores e investigadores de cine de todo el país. La consigna era "¿Cuáles son los 100 mejores films del cine sonoro argentino?", dando como resultado "Crónica de un niño solo" el mejor film (con más del 75% de los votos). Como cantante fue uno de los precursores de la balada romántica latinoamericana en las décadas de 1960 y 1970, alcanzando el éxito en toda América Latina. Sus canciones han sido versionadas en más de catorce idiomas. Una parte sustancial de la vida de Leonardo Favio se relaciona con su adhesión y militancia en el peronismo. Resultado de ello es su película "Perón, sinfonía del sentimiento" (de 1999), un documental de 6 horas de duración.

Su debut como cantante le llevó a la Botica del Ángel, a manos de Eduardo Bergara Leumann. Ese mismo día un ejecutivo de la CBS le propuso grabar un disco, resultando el primer sencillo de Favio “Quiero la Libertad”, un gran fracaso. La productora entonces le aconsejó grabar Fuiste mía un verano y O quizás simplemente le regale una rosa; íconos de su primer álbum, también titulado Fuiste mía un verano (1968). El disco resultó emblemático, constituyendo el más clásico de sus repertorios. Tras su participación en el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, en Chile, Leonardo consolidó su fama internacional. El éxito sofocó un poco a Favio. De una vida más bien tranquila como director, pasó a un mundo mediático, lleno de fanáticos y conciertos continuados; llegó a encerrarse durante meses en su departamento. Luego de grabar su segundo álbum – Leonardo Favio (1969)- y en pleno apogeo de su éxito como cantante, dejó los escenarios para dedicarse por completo a su película Juan Moreira (1973). Nazareno Cruz y el lobo (1975, sobre el radioteatro de Juan Carlos Chiappe) consolidó a Favio como director, siendo esta la película más vista en la historia del cine argentino. En 1976, realizó Soñar, Soñar, con Gian Franco Pagliaro y Carlos Monzón y, tras el golpe militar, se fue al exilio.  

SUS PELÍCULAS COMO DIRECTOR

  • 1964: Crónica de un niño solo
  • 1966: Este es el romance del Aniceto y la Francisca, de cómo quedó trunco, comenzó la tristeza y unas pocas cosas más...
  • 1969: El dependiente.
  • 1973: Juan Moreira.
  • 1975: Nazareno Cruz y el lobo
  • 1976: Soñar, soñar
  • 1993: Gatica, el Mono
  • 1999: Perón, sinfonía del sentimiento
  • 2008: Aniceto

Su última aparición pública fue en agosto pasado, cuando la Cámara de Diputados argentina le otorgó el Diploma de Honor Presidente Néstor Kirchner por "su trayectoria artística y sus convicciones intransferibles".

Había nacido en Las Catitas, Mendoza, el 28 de mayo de 1938.

ALGUNOS DE SUS EXCELENTES POEMAS Es todo su repertorio musical muy bueno, recomendamos en especial que escuchen en youtube que escuchen el tema "Si mi guitarra canta como canta"

 

ORACIÓN

Señor, yo sé que es mucho
lo que te voy a pedir
No sirvo en la batalla
Un fusil en mi mano
es hierro inútil
y si veo caer sangre
pierdo el habla.
No obstante
y a pesar que avergüenza
pedir tamaña gloria
Señor, yo te lo ruego
quisiera imitarte en tu caída
Dame el honor
de verme muerto a bala
por un encargo de la oligarquía.

* * * * * * * * *

QUE SE PARECE A JESÚS

Tiene la cara sucia, mirada triste
El Adrián, ríe cuando se ríe parece
Un ángel.
Dicen, algunos dicen,
Es muy vaguito el Adrián.

Digo y yo aseguro que se
Parece a Jesús, al niño Jesús,
Es dulce es pobre como el.

Tiene diez hermanitos, todos
Chiquitos como el, dice que
Son muy lindos y juegan mucho
Con él, creen en él, y creen
En él y juegan con él.

Tiene la ropa vieja siendo tan
Nuevo el Adrián, tiene flacas
Las piernas, hinchado el vientre.

Dicen, algunos dicen es muy
Vaguito el Adrián.
Digo y yo aseguro que se
Parece a Jesús, al niño Jesús,
Es dulce es pobre como él.

Adrián hace ya un tiempo se ha
Echo muy amigo de mi pequeño
Hijo, y mi niño lo quiere,
Lo respeta, lo admira, claro,
Es que Adrián sabe mucho
De esto de jugar con niños porque él.

Tiene diez hermanitos,
Todos chiquitos como el,
Dice que son muy lindos
Y juegan mucho con
él, y creen en él.

Tiene la cara sucia, mirada triste,
Ríe cuando se rie parece un ángel.

Tiene la ropa vieja siendo
Tan niño el Adrián, tiene
Flacas las piernas, hinchado el vientre.

Tiene diez hermanitos, todos chiquitos como el

 

SI MI GUITARRA CANTA COMO CANTA

Si mi guitarra canta como
Canta y sabe cómo a duelo
Mi garganta es porque soy
Latinoamericano y veo a
Cristo a diario crucificado
Y he visto a Cristo a diario
Crucificado.

Hay que ver un obrero volver
A casa sin pan para sus hijos
Y derrotado después de haber
Buscado en vano un trabajo o
Trabajando en pago de un mal
Salario sin pan para sus hijos
Y derrotado.

Hay que ver como miran esos niñitos
Tristes desguarnecidos como
Asustados con hambre y
Empujados a la ignorancia por la
Fiera arrogancia de los que
Mandan con hambre y
Empujados a la ignorancia.

A veces me agarra pena
Arrancarle a mi guitarra.
A veces me agarra pena
Arrancarle a mi guitarra
Cosas que mi pobre alma
Me murmura en los silencios
Pero yo que culpa tengo de
Ver, de ver las cosas que pasan.
Pero yo que culpa tengo de ver,
De ver las cosas que pasan.

Soy un cantor de pueblo sin
Mucho vuelo pero por ser de
Pueblo se lo que quiero yo le
Canto a la gente simple y sencilla
Y odio como se debe a la oligarquía.
Y odio como se debe a la oligarquía.

Soy un cantor de pueblo sin
Mucho vuelo pero por ser de
Pueblo se lo que quiero
Gracias le doy al cielo por el
Regalo de saber quién es
Cristo y quien es el diablo.
De saber quién es
Cristo y quien es el diablo.

Si mi guitarra canta como
Canta y suena como a duelo
Mi garganta es porque soy
Latinoamericano y veo a
Cristo a diario crucificado
Y he visto a Cristo a diario
Crucificado.

 

Publicado en Pensamiento Discepoleano compartir mencionando la fuente

ARRIBA

 

1820 - PRIMER IZAMIENTO DE LA BANDERA NACIONAL EN NUESTRAS ISLAS MALVINAS
(Sello postal del Correo Argentino dedicado al 200 aniversario del primer izamiento en Malvinas)

El 6 de noviembre de 2020 marcará un aniversario sumamente significativo en la larga disputa de soberanía sobre la cuestión Malvinas: en esa fecha se cumplirán doscientos años de la toma de posesión de las Islas Malvinas por parte de David Jewett, comandante de la marina de guerra argentina, quien izó en ese día por primera vez la bandera argentina en las islas.

Este acto no se trata de un hecho aislado, sino forma parte de una sucesión de claras manifestaciones –de diversa índole­­– del efectivo ejercicio de la soberanía argentina sobre los archipiélagos australes, heredada de la Corona Española, entre 1810 y la usurpación británica del 3 de enero de 1833.

Cabe recordar que al momento de la Revolución de Mayo, las Islas Malvinas –que habían sido objeto de disputas entre España, Francia y Gran Bretaña en el siglo XVIII– se encontraban bajo el pleno ejercicio soberanía por parte de las autoridades españolas, con una posesión exclusiva, efectiva, ininterrumpida y no contestada por Gran Bretaña ni por otra potencia extranjera. Estos incuestionables derechos de soberanía pasaron, por aplicación del principio uti possidetis, a la Argentina.

La presencia española en las islas cesa el 13 de febrero de 1811, cuando el último gobernador de la época virreinal de las Malvinas se retira de las islas, en el marco del conflicto entre la Primera Junta de Buenos Aires y las fuerzas realistas que controlaban Montevideo.

A pesar de su evacuación, las Islas Malvinas no permanecieron vacías u olvidadas. El archipiélago conformaba un área, la región austral, junto con la costa de la Patagonia y las otras islas del Atlántico sur, en la que se desarrollaba una fluida circulación de bienes, capitales y personas gracias a los recursos naturales que poseía: lobos y elefantes marinos, ballenas y ganado cimarrón. Buques de origen británico, estadounidense, francés y argentino los explotaban y utilizaban las costas continentales y las islas como estaciones de recalado, cacería y faenado. Esto llamó la atención de las autoridades de Buenos Aires quienes, desde 1813, otorgaban permisos de pesca, dictaban disposiciones para evitar la depredación de los recursos y controlaban la instalación de cualquier establecimiento de carácter permanente en la región.

Es en este marco que la presencia de David Jewett en Malvinas en 1820 cobra toda su dimensión.

Jewett nació el 17 de junio de 1772 en Connecticut, Estados Unidos, y se incorporó a la Armada de ese país llegando al grado de Comandante en 1799.
Con el inicio de los procesos independentista en Latinoamérica desde 1810, los nuevos gobiernos patriotas debieron enfrentar al poder realista que se les oponía por mar y por tierra. David Jewett, al igual que otros marinos estadounidenses y europeos, se incorporaría a esa lucha, primero en Chile y, a partir de 1815, a servicio de las Provincias Unidas, desarrollando actividades de corsario hasta 1817.

En enero de 1820, el Director Supremo de las Provincias Unidas, José Rondeau, nombró, con todas las atribuciones y prerrogativas del cargo, a David Jewett como “Coronel del ejército al servicio de la marina.” Y así zarpó el 20 de enero, al mando de la fragata La Heroína, contando con el reconocimiento de las autoridades argentinas como buque de guerra de Estado, para internarse por el Atlántico Sur.

Jewett navegó en La Heroína a lo largo de 10 difíciles meses, teniendo que sortear desde un intento de motín en su contra hasta problemas con las provisiones y una epidemia de escorbuto que diezmó a su tripulación. Finalmente, a finales de octubre de 1820 alcanzó Puerto Soledad en las Islas Malvinas, donde encontró alrededor de 50 embarcaciones de distintas banderas que recalaban temporalmente allí como parte de sus viajes de caza y pesca a la región austral.

El día 2 de noviembre Jewett invitó a los otros capitanes a encontrarse con él mediante una circular en la que les informaba que había sido comisionado por el Gobierno de las Provincias Unidas para tomar posesión del archipiélago. Señalaba también que, en consonancia con las normas dadas por las autoridades de Buenos Aires, procuraría evitar la destrucción de los recursos de las islas. El día6 de noviembre de 1820 se realizó la ceremonia de toma de posesión de las Islas Malvinas. Conforme el relato de testigos presenciales, como el capitán británico James Weddell, el coronel Jewett, frente a las tripulaciones ancladas en Puerto Soledad, y en nombre del Gobierno de Buenos Aires, izó la bandera argentina, leyó una proclama y disparó una salva de 21 cañonazos.

Tres días más tarde entregó a los capitanes presentes una circular, en la que daba cuenta de la toma de posesión de las Islas Malvinas en nombre del Supremo Gobierno de las Provincias Unidas de Sud América y de su voluntad de actuar con justicia y hospitalidad para con los extranjeros, solicitándoles además, que se comunicara esa información a otras embarcaciones. La circular tuvo una gran difusión a través de la prensa internacional. En junio de 1821, los periódicos Salem Gazette de Boston y Niles Weekly Registerde Baltimore en los Estados Unidos, dieron cuenta de ella. El 3 de agosto siguiente hizo lo propio en Gran Bretaña The Times en un artículo titulado “The capture of the Falkland Islands” y en el que lo presentaba como un acto de soberanía. Unos días más tarde se reproducía la noticia en los periódicos españoles Gaceta de Madrid y Redactor de Cádiz. Y en noviembre lo haría El Argos de Buenos Ayres.

En tanto se difundía lo acaecido en las Islas Malvinas, Jewett permaneció en el archipiélago por un periodo de varios meses. Durante su estancia ejerció su autoridad, apresando una goleta estadounidense bajo la acusación de transportar mercaderías pertenecientes a las fuerzas realistas. En febrero de 1821, y a su pedido, las autoridades porteñas relevaron al Coronel Jewett, designando a Guillermo Roberto Mason como nuevo comandante de La Heroína. A fines de abril se produjo el relevo y, unos días después, La Heroína salió de Puerto Soledad para continuar combatiendo el comercio realista con los puertos americanos.

Por su parte, el coronel Jewett, luego de su regreso a Buenos Aires, en octubre de 1822, decidió emigrar rumbo al recién independizado Imperio del Brasil para incorporarse a su flota naval. Permaneció allí hasta su muerte acaecida el 26 de julio de 1846.

Gracias a la considerable difusión que tuvo en la prensa internacional de la época, la presencia de las Provincias Unidas en las islas Malvinas en lugar de las autoridades españolas fue un hecho conocido en las capitales de Europa y América del Norte. Ninguna potencia cuestionó lo realizado por el coronel David Jewett en nombre de las Provincias Unidas, ni procuró adoptar alguna medida comparable.

Con las actividades desarrolladas por el coronel Jewett en las islas Malvinas quedaba reafirmada la voluntad de la Argentina, en tanto Estado sucesor de España, de preservar su soberanía sobre las Islas Malvinas, la cual siguió manifestándose de manera constante y sostenida –a pesar de las dificultades internas que atravesaba en esa época—por otros actos coincidentes como la creación de la creación de la Comandancia Política y Militar de las Islas Malvinas en 1829. La toma de posesión oficial y pública en nombre de la Argentina constituyó un acontecimiento de importancia fundamental en la consolidación de la ocupación efectiva de las islas, como manifestación del ejercicio de los derechos de soberanía por parte de nuestro país sobre las Malvinas. (José Luis Fernández Valloni, Diplomática, Coordinador del Consejo Consultivo sobre Temas Vinculados al Atlántico sur, Noticias de América Latina y el Cariba, -nodal-)

Publicado en Pensamiento Discepoleano compartir mencionando la fuente

ARRIBA

 

BATALLA DE SUIPACHA - 7 DE NOVIEMBRE DE 1810

La batalla de Suipacha fue un enfrentamiento ocurrido el 7 de noviembre de 1810 entre las fuerzas del Ejército del Norte enviadas por la Primera Junta de gobierno de Buenos Aires durante la primera expedición auxiliadora al Alto Perú y las fuerzas realistas españolas. Fue el primer triunfo de los ejércitos argentinos en la guerra de independencia.

La batalla se produjo a 25 km de Tupiza, en la población de Suipacha, a orillas del río homónimo en la provincia Sud Chichas del Departamento de Potosí en la actual Bolivia, entonces Intendencia de Potosí.
Después del desfavorable combate de Cotagaita ocurrido el 27 de octubre, las fuerzas revolucionarias se vieron obligadas a retirarse en dirección a Tupiza sin ser perseguidas por los realistas. El 5 de noviembre las fuerzas realistas comenzaron la marcha hacia Tupiza, luego de recibir a Nieto con 100 veteranos de los Granaderos Provinciales de La Plata provenientes de Chuquisaca y a Basagoytía con 350 hombres de las milicias de Puno y de Arequipa, por lo que al día siguiente Balcarce desalojó ese pueblo, que fue ocupado al día siguiente por 1.200 realistas, y se situó en Nazareno el 6 de noviembre, ubicado sobre el río Suipacha frente a la población de Suipacha, en donde recibió por la noche un refuerzo de 200 hombres provenientes de Jujuy con dos piezas de artillería, junto con municiones y la paga de las tropas. Córdoba había recibido informes falsos sobre la moral combativa de las fuerzas de González Balcarce, convenciéndose de que marchaban descontentos y mal armados y por lo tanto sería relativamente fácil dispersarlos, tampoco se había enterado de la llegada de refuerzos con municiones y cañones. VER MÁS . . .

 

SALVADOR MAZZA – (1886-1946)

Fue un médico y bacteriólogo argentino, destacado por haber dedicado casi toda su vida al estudio y combate de la tripanosomosis americana (enfermedad de Chagas-Mazza) y otras enfermedades endémicas.​ Completó los estudios de Carlos Chagas sobre el agente etiológico (Tripanosoma cruzi) y sobre el vector de la enfermedad (vinchuca), además de perfeccionar el tratamiento de la misma.

Como resultado de su trabajo incansable y de sus descubrimientos, el tema de la tripanosomosis americana se convirtió en central en el VI Congreso Nacional de Medicina de 1939. En 1940, Mazza y Miguel E. Jörg definieron los tres períodos anátomo-clínicos de la enfermedad, definición cuya validez se extiende hasta el presente.2​ Con todo, ni Mazza ni Jörg pudieron superar las trabas institucionales y políticas impuestas por la sociedad de la época, y la Misión de Estudios de Patología Regional Argentina terminaría por cerrarse doce años después del fallecimiento de Mazza.

En 1942 se contactó con el escocés Alexander Fleming con el objeto de organizar la producción de penicilina en Argentina y un año después obtuvo junto a su equipo la primera producción argentina de tal antibiótico.​ Sin embargo el gobierno de entonces ignoró los descubrimientos y esfuerzos de Salvador Mazza​ y le retaceó de un modo casi absoluto todo apoyo económico,​ pese a que la producción extranjera de penicilina tampoco estaba disponible ya que casi en su totalidad se utilizaba para atender las necesidades en los campos de batalla de la Segunda Guerra Mundial.

Salvador Mazza falleció de un infarto cardíaco mientras se encontraba participando de un congreso médico en Monterrey, México. VER BIOGRAFÍA DE MAZZA . . .

 

EN CONMEMORACIÓN DEL NACIMIENTO DE JOSÉ HERNÁNDEZ EN 1834 SE CELEBRA EL "DÍA DE LA TRADICIÓN"

Alguna vez, una compañera salteña, nos escribió diciendo que en sus pagos (no para esta fecha sino para el 17 de junio, aniversario de la muerte de Martín Miguel de Güemes) la oligarquía se disfrazaba de gaucho, con mucha gala y pompa, para desfilar en impecables pingos, mientras los verdaderos gauchos y sin riqueza en sus vestimentas los veían pasar desde un costado del camino, en ese mismo costado donde eran ninguneados e invisibilizados. Por esto y por otras cuestiones más, en Pensamiento Discepoleano, homenajeamos a Hernández, el periodista, el escritor, el soldado federal (del federalismo provinciano), el enemigo declarado de Sarmiento y Mitre, y con él la tradición de esos gauchos que se quedan al costado del camino, nunca la “tradición trucha” de esa oligarquía disfrazada de gauchaje y que hoy tiene a sus representantes sentados en los sillones de la casa rosada. Vaya pues un párrafo donde se rescata el pensamiento de José Hernández, el pensamiento del "otro" Hernández, el "maldito" de la Historia Oficial:

Dice Juan Carlos Jara en el Tomo II, página 191 de la colección “Los Malditos” “Acerca de la presidencia de Mitre, Hernández lanzó violentas críticas, considerándola una calamidad para el pueblo argentino. Entre esos enjuiciamientos, pueden reproducirse los siguientes párrafos: ‘La administración del general Mitre fue una administración de guerra. Sus hechos culminantes, las sangrientas batallas que enlutaron la patria. En vano es que busquemos en ese pasado luctuoso un rayo de luz, una iniciativa progresista, una idea feliz. La tarea encomendada a la administración pasada era una tarea de reorganización, y en vez de emprenderla, coadyuvó eficazmente a la obra siniestra de la disolución nacional (…) Así es que en vez de acometer las gloriosas empresas del trabajo y de la paz, agitóse en las tinieblas el genio del mal, preparando los elementos que debían envolver a la república en lutos y en ruinas. La tea del incendio alumbró con sus rojizos resplandores todos los ámbitos del territorio argentino (…) Los pueblos atropellados en sus derechos, en su seguridad, en su vida, se sublevaron movidos por el instinto de conservación, y los Procónsules del poder sofocando sus libertades, ahogaban en sangre aquellos movimientos de insurrección contra la arbitrariedad y el despotismo prepotentes. La ley marcial, si no decretada, regía de hecho aquellas poblaciones, abandonadas a la saña y el desbordamiento de autoridades tiránicas impuestas por la ley de la victoria." VER BIOGRAFÍA DE JOSÉ HERNÁNDEZ . . .

Publicado en Pensamiento Discepoleano - Compartir mencionando la fuente

ARRIBA

 

1970 - LA PUEBLADA DEL SEGUNDO TUCUMANAZO 

En el caso del 2° Tucumanazo sucedido en 1970, debe recordarse que, desde su intervención federal en 1966, la provincia de Tucumán registró una fuerte presión del 'Onganiato', comenzando por el cierre de 11 ingenios y la intervención en la Universidad Nacional de Tucumán.

En definitiva, fue una de las provincias con mayor número de movilizaciones y alzamientos tanto urbanas como rurales, en una combinación de sectores que podría caracterizarse como una alianza obrero/estudiantil.

En la 2da. mitad del año 1970, la situación sociopolítica estuvo muy tensa. Durante los últimos días de octubre y el inicio de noviembre, los estudiantes participaron de diferentes actos de protestas, por ejemplo las que ocurrieron en una de las sedes del comedor universitario, en calle Muñecas al 200, centro de San Miguel de Tucumán.

Las 'ollas populares' y los 'actos relámpago', eran casi cotidianos. Lo que le fuerza al movimiento contestatario tucumano fue que no sólo los estudiantes protestaban, también se sumaron docentes, graduados, obreros y vecinos.

Imbaud autorizó la realización de 2 actos en conmemoración del 17/10/1970. Uno de ellos se realizó en la plaza Irigoyen, organizado por distintas agrupaciones peronistas en conjunto con la CGT de los Argentinos. Raimundo Ongaro cerró la concentración. La manifestación fue dispersada por la policía cuando intentaba llegar a la Plaza Independencia.

Una muestra significativa del grado de conflictividad en toda la provincia fue el 29/10/1970. Ese día ocurrieron 3 conflictos en simultáneo: 2 en el interior de la provincia -en los ingenios San Pablo y en Santa Lucía-, y el otro en la capital en la órbita de la universidad por problemas con el comedor universitario.

VER EL DESARROLLO DE LA PUEBLADA DEL SEGUNDO TUCUMANAZO . . .

ARRIBA

 

EL 11 DE NOVIEMBRE DE 1951 SE EJERCÍA POR PRIMERA VEZ EL VOTO FEMENINO

Las primeras mujeres en ocuparse por la lucha de sus derechos cívicos, y las primeras en organizase para ello, fueron las militantes del Partido Socialista y las Anarquistas de comienzo del siglo XX. La lucha se centraba en conseguir la igualdad de derechos y de oportunidades, a la par de los hombres. Así, Elvira Dellepiane de Rawson, Cecilia Grierson y Alicia Moreau de Justo, siguiendo el ejemplo de sus pares europeas, comenzaron a fundar, entre el 1900 y 1910, una serie de agrupaciones en defensa de los derechos cívicos de la mujer.

Fue en la Provincia de San Juan, donde las mujeres lograron sus primeros derechos cívicos. En 1862 habían logrado que esa Provincia se las incluyera en la votación, aunque el voto fuera calificado, en las elecciones municipales. Tuvieron que esperar hasta 1921, para que se repitiera la participación, esta vez en la Provincia de Santa Fé donde se promulgó una Constitución que aseguraba el voto femenino a nivel municipal, aunque la participación fuera poca.

En 1927, San Juan sanciona su Constitución, y las mujeres logran que se les reconozcan iguales derechos que a los hombres. Pero el golpe de 1930 echa por tierra estos avances.

La gran precursora del voto femenino fue Julieta Lanteri, hija de inmigrantes italianos que en 1910 solicitó a un juez nacional que se le otorgaran sus derechos como ciudadana, incluso los políticos. El juez Claros hizo lugar a su petición y declaró:
“Como juez tengo el deber de declarar que su derecho a la ciudadanía está consagrado por la Constitución, y en consecuencia, que la mujer goza de los mismos derechos políticos que las leyes acuerdan a los ciudadanos varones, con las únicas restricciones que, expresamente, determinen dichas leyes, porque ningún habitante está privado de lo que ellas no prohíben.”

En julio de 1911, la Doctora Lanteri fue empadronada, y el 26 de noviembre de ese año ejerció su derecho al sufragio, siendo la primera Iberomericana en votar. También amparada en un fallo judicial, en 1919 se presentó como candidata a diputada nacional, por el Partido Centro Independiente, obteniendo 1730 votos sobre un total de 154 302. ​

El 17 de julio de 1919, Rogelio Araya, Diputado Nacional de la UCR, presentó el primer proyecto de ley reconociendo el derecho a voto de la mujer. ​

El 27 de febrero de 1946, tres días después de las elecciones que consagraron como Presidente a Juan Domingo Perón, su esposa y Primera Dama, Eva Perón, pronunció su primer discurso político, en el cual exigió la igualdad de derechos para hombres y mujeres y en particular el sufragio femenino:
“La mujer argentina ha superado el período de las tutorías civiles. La mujer debe afirmar su acción, la mujer debe votar. La mujer, resorte moral de su hogar, debe ocupar el sitio en el complejo engranaje social del pueblo. Lo pide una necesidad nueva de organizarse en grupos más extendidos y remozados. Lo exige, en suma, la transformación del concepto de mujer, que ha ido aumentando sacrificadamente el número de sus deberes sin pedir el mínimo de sus derechos.”

El proyecto de ley fue presentado inmediatamente después de asumido el nuevo gobierno constitucional, el 1 de mayo de 1946. La oposición de los prejuicios conservadores resultaba evidente, no solo entre los partidos opositores sino incluso dentro de los partidos que sostenían el peronismo. Evita presionó constantemente a los parlamentarios para que lo aprobaran, causando incluso protestas de estos últimos por su intromisión.

A pesar de que era un texto brevísimo en tres artículos, que prácticamente no podía dar lugar a discusiones, el Senado recién dio media sanción al proyecto el 21 de agosto de 1946, y hubo que esperar más de un año para que la Cámara de Diputados sancionara el 9 de septiembre de 1947 la Ley 13.010, estableciendo la igualdad de derechos políticos entre hombres y mujeres y el sufragio universal en la Argentina. Finalmente, la Ley 13.010 se aprobó por unanimidad.

A continuación la declaración en cadena nacional del discurso oficial de Eva Perón, promulgando la ley del sufragio femenino en su país:
“Mujeres de mi Patria, recibo en este instante, de manos del Gobierno de la Nación, la ley que consagra nuestros derechos cívicos. Y la recibo ante vosotras, con la certeza de que lo hago en nombre y representación de todas las mujeres argentinas, sintiendo jubilosamente que me tiemblan las manos al contacto del laurel que proclama la victoria. Aquí está, hermanas mías, resumida en la letra apretada de pocos artículos, una historia larga de luchas tropiezos y esperanzas. Por eso hay en ella crispaciones de indignación, sombras de ocasos amenazadores, pero también alegre despertar de auroras triunfales. Y esto último que traduce la victoria de la mujer sobre las incomprensiones, las negaciones y los intereses creados de las castas repudiadas por nuestro despertar nacional. Y un líder que el destino moldeó para enfrentar victoriosamente los problemas de la época, el General Perón. Con él y con el voto contribuiremos a la perfección de la democracia Argentina, mis queridas compañeras.”

El 23 de septiembre de 1947 fue promulgada la denominada Ley de Enrolamiento Femenino (número 13.010), que se puso en práctica en las elecciones del 11 de noviembre de 1951, en la que votaron 3 816 654 mujeres (el 63,9 % lo hizo por el Partido Justicialista, el 30,8 % por la Unión Cívica Radical). Más adelante, en 1952, las primeras 23 diputadas y senadoras ocuparon sus bancas, representando al Partido Justicialista.

Publicado en Pensamiento Discepoleano - Compartir mencionando la fuente

ARRIBA

 

1863 - EL CHACHO PEÑALOZA MUERE ASESINADO SANGUINARIAMENTE

Entre abril y mayo de 1863, la insurrección montonera se expande en el interior cansados de la dominación mitrista despótica y arbitraria y se han propuesto hacer justicia. 
El Chacho convoca a sus montoneros: “La Patria nos llama de nuevo a afianzar en nuestras provincias el imperio de la ley y las sabias instituciones que surgieron el gran día del pensamiento de mayo y se establecieron en Caseros bajo la noble dirección del héroe de Entre Ríos, Capitán General Urquiza. El viejo soldado de la patria os llama en nombre de la ley y la Nación entera para combatir y hacer desaparecer los males que aquejan a nuestra patria y para repeler con vuestros nobles esfuerzos a sus tiranos opresores”.

En mayo, es derrotado en Lomas Blancas, reagrupando sus fuerzas en Cosquín. Desde allí, reclama el apoyo de Urquiza, pues Entre Ríos es la única provincia con poder económico suficiente como para aprovisionar a sus fuerzas y enfrentar, con alguna posibilidad, al poderoso ejército porteño: “Me he puesto a la cabeza del movimiento de libertad, igual al que usted hizo el primero de mayo (de 1851), en esa heroica provincia contra la tiranía de Rosas… Este movimiento es contra otra tiranía peor que la de Rosas… Me dirijo a usted para ponerme a sus órdenes seguro de que aprobará mi conducta”. 

Poco después, ahora que controla Córdoba, le vuelve a escribir: “… Nada falta sino que V.E. monte a caballo para concluir definitivamente la obra de reconquistar nuestros derechos y libertades”. Y agrega: “Nuestro elemento más necesario y escaso son las armas”. Pero el apoyo de Entre Ríos no llega. Urquiza se preocupa cada vez más por sus negocios y ellos lo llevan a conciliar con la oligarquía porteña, traicionando a los pueblos provincianos.

El 28 de junio de 1863, las fuerzas de Sandes y Paunero derrotan a El Chacho en “Las Playas”. El 30 de octubre es derrotado, otra vez, en “Caucete”. Se repliega, entonces, hacia Olta, en su provincia natal.

El 10 de noviembre, le envía su última carta a Urquiza, ya desesperado, donde le reclama apoyo o en su defecto, abandonará la lucha: “Después de repetidas veces, no he conseguido contestación alguna… En medio de esta azarosa y desigual lucha nada me desalienta… (pues) cuanto he hecho ha sido fundado en antecedentes que V.E. me ha dado… (pero) si V.E. me dirige una contestación terminante y pronta… y si en ella se negase a lo que nos hemos propuesto, tomaré el partido de abandonar la situación… Mis hombres irán conmigo con gusto a mendigar el pan del extranjero, antes que poner la garganta en la cuchilla del enemigo”.

El 12 de noviembre, El Chacho se rinde ante un jefe mitrista, entregando su puñal, pero es lanceado por el coronel Pablo Irrazábal, y luego, baleado y degollado.
Poco después, como ejemplo de “civilización”, la cabeza del Chacho cuelga de una pica, en la plaza de Olta. 

Sarmiento le escribe a Mitre: “He aplaudido la medida precisamente por su forma. Sin cortarle la cabeza a aquel inveterado pícaro y ponerla a la expectación, las chusmas no se habrían aquietado en seis meses”. 

José Hernández, por su parte, afirma: “Los salvajes unitarios están de fiesta. El General Peñaloza, el hombre ennoblecido por su inagotable patriotismo… ha sido cosido en su propio lecho, degollado y su cabeza ha sido conducida como prueba del buen desempeño del asesino al bárbaro Sarmiento”.

En tanto resulta uno de los principales enemigos del mitrismo, la historia oficial lo ignora a El Chacho, a pesar de que tenía el apoyo de los pueblos del noroeste. Lo silencia. No lo menciona. Y cuando excepcionalmente, lo recuerda, lo hace considerándolo un montonero díscolo, un facineroso, expresión del atraso latinoamericano. 
Convertido en “maldito” en los textos, las cátedras, las conferencias y los medios de comunicación. MÁS INFORMACIÓN SOBRE "EL CHACHO"... CLIC AQUÍ . . .

Publicado en Pensamiento Discepoleano compartir mencionando la fuente

ARRIBA

 

1980 - MUERE EN LA HABANA RODOLFO PUIGGRÓS

Escritor, ensayista, político y periodista, miembro del Comité Central del Partido Comunista del que fue expulsado en 1945 por su adhesión al peronismo, activo militante de la Resistencia peronista fue profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México, cofundador del diario El Día y rector de la Universidad de Buenos Aires. Integrante del Partido Auténtico, se radicó en México luego de exiliarse a finales de 1974. Fue autor de una vasta y significativa obra histórica y política de la que se destacan "La cruz y el feudo", "La España que conquistó el nuevo mundo", "Historia económica del Río de la Plata", "La época de Mariano Moreno", "Historia crítica de los partidos políticos argentinos", "Las izquierdas y el problema nacional", "Las corrientes filosóficas y el pensamiento político argentino", "La democracia fraudulenta" y "El peronismo: sus causas".
Había nacido en Buenos Aires 19 de noviembre de 1906.

Publicado en Pensamiento Discepoleano

ARRIBA

 

13 DE NOVIEMBRE - DÍA DEL PENSAMIENTO NACIONAL EN HOMENAJE AL NACIMIENTO DE DON ARTURO JAURETCHE

ALGUNOS EJEMPLOS DEL PENSAMIENTO DE DON ARTURO

"Los intelectuales argentinos suben al caballo por la izquierda y bajan por la derecha"

"No existe la libertad de prensa, tan sólo es una máscara de la libertad de empresa"

“Lo que quiero dejar aquí señalado es que nada hay más engañoso que la prensa llamada independiente”

“En esto hay una norma para no equivocarse: toda posición buena tiene mala prensa. Toda posición mala tiene buena prensa”.

VER MÁS PENSAMIENTOS JAURETCHEANOS

VER BIOGRAFÍA DE DON ARTURO JAURETCHE

ARRIBA

 

1813 - BATALLA DE AYOHUMA

Derrota de Belgrano ante el general español Pezuela, quien lo atacó por sorpresa. Apenas un mes y medio atrás había utilizado una táctica parecida en Vilcapugio, también con éxito. Pese al heroísmo desplegado por los patriotas, el triunfo español fue absoluto. Belgrano tuvo 500 muertos y heridos, y otros tantos prisioneros, además de perder todo el armamento y equipos. El mismo Belgrano escribiría sobre la superioridad técnica del general español.

La poderosa artillería del enemigo fue decisiva.  Los realistas, que tuvieron 500 bajas en la acción, no persiguieron al ejército patriota por el desgaste físico producido en el combate. VER MÁS EN . . .

ARRIBA

 

1781 - ASESINATO POR DESCUARTIZAMIENTO DE TUPAC KATARI (JULIÁN APAZA)

”A MÍ SOLO ME MATARÉIS, PERO MAÑANA VOLVERÉ Y SERÉ MILLONES”

Nació el 9 de enero de 1750 en la comunidad Ayo Ayo, en el altiplano paceño. Cuando tenía siete años quedó huérfano -su padre murió trabajando en las minas de Potosí-, un sacerdote español lo tomó como sirviente. Muy joven trabajó como minero en Oruro, sufriendo la explotación despiadada de españoles y criollos. Luego fue panadero en Sica Sica, donde conoció a Bartolina Sisa, se casó con ella y comenzó a dedicarse al comercio de la hoja de coca.

Su actividad le permite visitar diversos pueblos, y comprobar que el trato cruel hacia los indígenas se repite en todos ellos. Junto a su esposa y su hermana menor -Gregoria Apaza-, liderará una de las rebeliones más intensas contra el Imperio Español en el Alto Perú. Su movimiento buscaba la liberación de los indígenas frente al yugo impuesto por las fuerzas coloniales españolas.
Compartía sus ideales con Tomás Katari y José Gabriel Condorcanqui (Tupac Amaru II), quienes encabezaron rebeliones en Chayanta y Perú respectivamente. Ambos fueron apresados y ejecutados en el primer semestre de 1781. En su honor, Julián Apaza decidió tomar el nombre de Tupac Katari. Aunque según el fraile agustino Matías Borda, quien estuviera durante más de un mes como rehén del rebelde, le escuchara gritar alborozado desde la ceja de El Alto: "Ya vencimos, ya estamos bien, ahora sí que he de procurar hacerle la guerra a Tupac Amaru para constituirme yo solo en monarca de estos reinos".

Logró reunir un ejército de más de 12.000 indígenas en su campamento de la ceja de El Alto, desde donde se divisaba la ciudad de La Paz (Chuquiago); Sebastián de Segurola estaba a cargo de la defensa española.

El movimiento tenía características mesiánicas, Tupac Katari prometía la resurrección a quienes murieran en la lucha, ellos volverían a la tierra a seguir combatiendo; se cuenta que se acercaba a los antiguos cementerios indígenas gritando: “ya es tiempo de que volváis al mundo para ayudarme”. Durante la insurrección miles de nativos fueron engrosando su ejército que llegó a reunir más de 40.000 miembros. Controló Carangas, Chucuito, Sicasica, Pacajes y Yungas, y el 13 de marzo de 1781 inició el sitio a La Paz (Chuquiago).

Los nativos no permitieron el ingreso de alimentos, ni la salida de los habitantes, a su vez continuamente hostigaban a la población. Dentro de las murallas de la ciudad el hambre y las epidemias provocaron una gran mortandad, mientras que las tensiones entre criollos y españoles se acrecentaron. Todos los días el ejército katarista atacaba la ciudad, utilizando grandes pelotas hechas con lana de oveja, empapadas con aceite o impregnadas con pólvora, que arrojaban a la ciudad para causar incendios, cansar al enemigo y desgastarlos para la lucha.

El 21 de mayo Tupac Katari se aleja con rumbo norte para asegurar otras posiciones y el grueso del ejército aymara queda bajo la dirección de Bartolina Sisa, su misión es cuidar que el cerco a Chuquiago no se debilite. Los españoles, al ver a una mujer al mando, envían 300 soldados para capturarla. Sisa resiste y logra triunfar.

La Real Audiencia de Charcas envía 1700 hombres -encabezados por su Presidente, Ignacio Flores de Vergara- para sofocar la rebelión. El 30 de junio los indígenas deciden replegarse sin oponer resistencia, los españoles instigan a la traición y ofrecen indulto a los que entregaran o delataran a los cabecillas, fruto de este proceder, Bartolina Sisa es apresada y será ejecutada el 5 de septiembre de 1782.

Por falta de recursos, a los pocos días de entrar a la ciudad, las tropas encabezadas por Flores de Vergara deben dejarla. Un segundo sitio se produce el 15 de agosto, para ese entonces había llegado Andrés Tupac Amaru, sobrino de José Gabriel Condorcanqui, líder de la rebelión Inca en Perú, para apoyar a los rebeldes -algunos autores sostiene que los hombres llegados del Cuzco y Azángora en realidad querían conquistar las tierras aymaras-. Intentaron inundar la ciudad provocando el desborde del río Choqueyapu, pero la represa se rompió antes de tiempo.

Sebastián de Segurola recibe refuerzos enviados por Juan José de Vértiz, Virrey del Río de la Plata al mando del coronel José de Reseguín. El 17 de octubre las fuerzas realistas logran romper el cerco.

Tupac Katari se dirige hacia el lago Titicaca para reorganizar sus fuerzas, un colaborador -Tomás Inca Lipe- lo traiciona y el día 9 de noviembre de 1781 lo entrega a los españoles. Katari es conducido hasta Achachicala (a la entrada de La Paz); rapado y con una corona de espinas es paseado y expuesto a la furia de los paceños.

Fue torturado y sometido a juicio sumario. El 13 de noviembre fue sentenciado a muerte. La ejecución se lleva a cabo el 15 de noviembre en Peñas (Q’arq’a Marka), según la tradición antes que le cortaran la lengua dijo: ”A mí solo me mataréis, pero mañana volveré y seré millones”; amarrado por sus extremidades a las cinchas de cuatro caballos es descuartizado, luego en picotas se exhiben los trozos de su cuerpo mutilado.
En el año 2005 fue declarado -junto a su esposa- héroe nacional en Bolivia. El primer satélite de telecomunicaciones con el que Bolivia inició su carrera espacial en diciembre de 2013 lleva su nombre: “Tupac Katari – I (TKSAT – I)“ -  (Fuente: pueblos originarios)

Tupac Katari y su esposa Bartolina Sisa

Publicado en Pensamiento Discepoleano

ARRIBA

 

1972 - CARTA DE PERÓN DOS DÍAS ANTES DE SU REGRESO DIRIGIDO A QUIENES TANTO HABÍAN LUCHADO PARA LOGRAR EL TAN ANSIADO RETORNO

Nos parece que hoy es muy oportuno reproducir la carta que Perón escribió dando clara idea de sus emociones, de su pensamiento, sobre la juventud, sobre la lucha, sobre la paz y la violencia.

"A mi Pueblo 
Compañeros peronistas:

Pocos podrán imaginar la profunda emoción que embarga a mi alma ante la satisfacción de volver a ver de cerca a tantos compañeros de los viejos tiempos, como a tantos compañeros nuevos, de una juventud maravillosa que, tomando nuestras banderas, para bien de la Patria, están decididos a llevarlas al triunfo.

También, como en los viejos tiempos, quiero pedir a todos los compañeros de antes y de ahora, que dando el mejor ejemplo de cordura y madurez política, nos mantengamos todos dentro del mayor orden y tranquilidad. Mi misión es de paz y no de guerra. Vuelvo al país, después de dieciocho años de exilio, producto de un revanchismo que no ha hecho sino perjudicar gravemente a la Nación. No seamos nosotros colaboradores de tan fatídica inspiración. Nunca hemos sido tan fuertes. En consecuencia ha llegado la hora de emplear la inteligencia y la tolerancia, porque el que se siente fuerte suele estar propicio a prescindir de la prudencia.

El pueblo puede perdonar porque en él es innata la grandeza. Los hombres no solemos estar siempre a su altura moral, pero hay circunstancias en que el buen sentido ha de imponerse. La vida es lucha y renunciar a ésta es renunciar a la vida; pero, en momentos como los que nuestra Patria vive, esa lucha ha de realizarse dentro de una prudente realidad.

Agotemos primero los módulos pacíficos, que para la violencia siempre hay tiempo. Desde que todos somos argentinos, tratemos de arreglar nuestros pleitos en familia porque si no serán los de afuera los beneficiarios. Que seamos nosotros, los peronistas, los que sepamos dar el mejor ejemplo de cordura.
Hasta pronto y un gran abrazo para todos."

Hay firma de Juan Domingo Perón
15 de noviembre de 1972

Publicado en Pensamiento Discepoleano

ARRIBA

 

2017 - HUNDIMIENTO DEL SUBMARINO “ARA SAN JUAN”

Desaparece el submarino ARA San Juan. Había salido de Tierra del Fuego con destino a Mar del Plata. Su tripulación era de 43 hombres y una mujer. Desde Viena, el organismo de energía atómica de las Naciones Unidas detectó una explosión submarina frente a la costa de Chubut. Durante dos semanas, y con la ayuda de 18 países, se hizo una búsqueda infructuosa. Un año después, el 17 de noviembre de 2018, la empresa Ocean Infinity, contratada por el gobierno de Mauricio Macri, halló los restos del submarino a 900 metros de profundidad, cerca del lugar donde había tenido contacto por última vez.

En 2020, la investigación informa que tanto el ex presidente y su entonces ministro de Defensa, Oscar Aguad, sabían desde el día de la desaparición en qué lugar se encontraban los restos del submarino ocultando la información tanto al país en general como a los familiares de los tripulantes en particular.

El fiscal general ante la Cámara de Comodoro Rivadavia, Norberto Bellver, solicitó que se impute y cite a declaración indagatoria al ex presidente Mauricio Macri, el ex ministro de Defensa Oscar Aguad y el ex jefe de la Armada Marcelo Srur. 

Publicado en Pensamiento Discepoleano

ARRIBA

 

17 DE NOVIEMBRE "DÍA DE LA MILITANCIA"
PERÓN, DESDE SU EXILIO, REGRESA AL PAÍS     

En 1972, el gobierno de facto de Agustín Lanusse había perdido legitimidad y estaba totalmente debilitado, gracias a la creciente presión y participación popular en torno a una vuelta a la democracia. Es por ello, con el llamado a elecciones presidenciales, la vuelta de Juan Domingo Perón, exiliado y proscripto desde 1955, luego de que fuera derrocado por un golpe militar, se convirtió en un acontecimiento histórico, sinónimo de la más férrea militancia, histórica y renovada por las nuevas generaciones, y del retorno del voto popular y democrático.

El anuncio de su vuelta fue el 7 de noviembre cuando, Perón decía en una solicitada: “A pesar de mis años [tenía 77], un mandato interior de mi conciencia me impulsa a tomar la decisión de volver, con la mejor buena voluntad, sin rencores que en mi no han sido habituales y con la firme decisión de servir, si ello es posible”.
El 16 de noviembre, el gobierno de la dictadura de Lanusse, tomó medidas extremas rodeando el aeropuerto Ministro Pistarini (Ezeiza). Sin embargo, a pesar de los cordones de soldados, miles de personas se lanzaron a las calles bajo una fuerte llovizna para darle al bienvenida al líder.

El avión aterrizó el 17 de noviembre, a las 11.20 en Ezeiza. En DC-8 de Alitalia viajaban 154 hombres y mujeres, entre ellos, 22 presidentes provinciales del Partido Justicialista y del distrito capital, miembros retirados de las Fuerzas Armadas, de la Confederación General del Trabajo, las 62 Organizaciones, empresarios, ex funcionarios y legisladores, científicos y artistas, que acompañaban al líder de los trabajadores en su regreso a la Patria.
El general Perón fue retenido en el Hotel de Ezeiza hasta la madrugada del día siguiente cuando decidieron liberarlo y pudo dirigirse a la casa de la calle Gaspar Campos, en Vicente López. Allí, comenzó a preparar al Partido Justicialista para las esperadas elecciones presidenciales del 11 de marzo de 1973. Permaneció en Buenos Aires 29 días y volvió a irse a España, de donde retornaría definitivamente el 20 de junio de 1973, de la mano del presidente justicialista electo Héctor Cámpora, quien renunciará a su cargo para que Perón pudiera asumir, luego de elecciones abiertas, su tercera y última presidencia.

El 17 de noviembre fue un símbolo de la resistencia y la lucha de muchas personas que estaban fuertemente comprometidos con la vuelta de la democracia, el respecto de los derechos políticos y sociales y la libertad, valores que con Perón proscripto y exiliado no podían garantizarse. Es por ello que, gracias a esa militancia, en esa fecha se conmemora el Día del Militante.

Pasaron más de 40 años. Fue un viernes y Perón después de 18 años regresaba al país. Atrás quedaba la frustración de aquel operativo retorno de 1964.

Recuerdos de aquel 17 de noviembre… son tantos, carajo! Cada uno tendrá los suyos, pero todos nos acordaremos de aquel viernes lluvioso, recordar a un Rucci sosteniendo el paraguas para que el General no se moje. 

Recordar a la enorme multitud que pretendió estar en Ezeiza para recibirlo y cómo los tanques lo impidieron. Recordar también que algunos pocos, empapados, cruzando a campo traviesa o por los bosques, llegaron para demostrar que la represión no es perfecta.

Recordar claro, que minutos antes que el avión aterrizara, Perón abrió su maleta y entregó algunas armas a quien hasta hace poco fue el secretario de Derechos Humanos Eduardo Luis Duhalde y a 4 o 5 jóvenes de la juventud peronista y una última que se la dejó para él. 

Así eran las cosas por aquellos días.

En la autopista, los impedidos de llegar, cantaban “Lanusse, marmota… Perón va a volver, cuando le canten las pelotas”, como respuesta por haber dicho que “no le daría el cuero” para regresar.

Recordar a Leonardo Favio, Marilina Ross, Carlos Mugica, Rodolfo Ortega Peña, Soledad Silveyra, Nilda Garré, Juan Carlos Gené, Chunchuna Villafañe y etc. y etc.… Más de 100 personas lo acompañaron en ese regreso. 

Recordar la casa de la calle Gaspar Campos y el famoso “abrazo del oso” que Perón le dio a Balbín.

Recordar donde estábamos... con quien estábamos... recordar a los que después los desaparecieron.

Pasaron más de 40 años y son tantos che!

Más de 40 años de militancia, no sólo de recuerdos. 

O mejor dicho, 40 y pico de años de recuerdos militantes. 

Años de sueños, de esperanzas, de batallas perdidas. Años compartidos con otros y otras que como cada uno de nosotros ha militado junto a compañeras y compañeros que ya no están y también junto a nuevos compañeros y compañeras que tomaron la posta vacante.

Años de militancia anónima igual a millones que han golpeado puertas, que discuten en cada almacén o en cada carnicería, que reparten volantes, que renuevan sueños… que antes y ahora seguimos incansables sabiendo que “otro mundo mejor es posible” y que además, es también imprescindible construirlo. 

En esa tarea militante y anónima estamos, convencidos que, y parafraseando a Atahualpa Yupanqui, seremos nosotros simples militantes anónimos los que tendremos el premio de que nadie nos nombrará... pero sabiendo también que ninguna tumba guardará nuestro canto militante. 

Porque sabemos que la historia la hacen los pueblos, que nosotros somos parte de ese pueblo y somos entonces quienes ayer y hoy estamos escribiendo la historia de nuestra tierra.

Feliz y orgulloso día del militante entonces para uds. y nosotros

Un fuerte abrazo discepoleano a todos y todas!!!

Y... ¡VIVA PERÓN CARAJO!

Todos los derechos reservados - Para compartir mencionar la fuente Pensamiento Discepoleano

ARRIBA

 

(1970) EL CATAMARQUEÑAZO

El Catamarqueñazo fue una pueblada realizada en la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca, capital de la provincia el 17 de noviembre de 1970. El conflicto social se había incrementado en las semanas anterior y en ocasión de la huelga general nacional de 36 horas decretada por la CGT para los días 12 y 13 de noviembre, los principales dirigentes sindicales de la provincia habían sido detenidos desencadenando una violenta protesta popular hasta que los detenidos fueron puestos en libertad, ese mismo día. El Catamarqueñazo se inició el día 17 de noviembre, a raíz de una huelga iniciada ese día por la policía provincial. Las fuerzas sindicales, juveniles y políticas se solidarizaron con los policías en huelga y una gran manifestación popular se dirigió a tomar la casa de gobierno, protegida por la Policía Federal y la Gendarmería que dispararon sobre la multitud asesinando a la joven María Ester Pacheco de 19 años y al niño Mario Agüero de 14 años.

VER ESTA Y OTRAS LUCHAS POPULARES

ARRIBA

 

(1983) FUNDACIÓN DEL EJERCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL

Hoy, hace 20 años, la noche se ha adelantado debajo de los grandes árboles y, ayudados por lámparas de mano, estos hombres y mujeres ponen techo de plástico con un cordón como travesaño, amarran sus hamacas, buscan leña seca y, prendiéndole fuego a una bolsita de plástico, encienden la hoguera. A su luz, el mando escribe en su diario de campaña algo así como:

“17 de noviembre de 1983. Tantos metros sobre el nivel del mar. Lluvioso. Montamos campamento. Sin novedad”.
En la parte superior izquierda de la hoja en la que se escribe, aparece el nombre que le han puesto a esa primera estación de un viaje que todos saben muy largo. No ha habido ninguna ceremonia especial, pero ese día y a esa hora se ha fundado el Ejército Zapatista de Liberación Nacional.
Subcomandante Insurgente Marcos - 17 Noviembre de 2003

* * * * *

ESTO SUCEDÍA EN EL MUNDO ESE MISMO DÍA

El 17 de noviembre de 1983, el Comando Sur del ejército de Estados Unidos impuso extremas medidas de seguridad en el Canal de Panamá. Simultáneamente fue destituido el vicepresidente panameño, porque manifestó públicamente su oposición a la intervención armada del imperio en Centroamérica.
Al día siguiente se realizó el desembarco de tropas de Estados Unidos en Puerto Castilla, Honduras.
Esta acción fue parte de las maniobras militares Pino Alto II, hasta entonces, la operación de “entrenamiento” más prolongada en la historia del ejército yanqui y, sobre todo, la que sirvió de cobertura para la invasión de Granada, cuatro semanas antes.

* * * * *

Ese día, en Nicaragua, el gobierno sandinista decretó el estado de máxima alerta. Por su parte, el presidente de Costa Rica proclamó la “neutralidad perpetua” como una forma, dijo, de retrasar los intentos por involucrar a su país en la guerra. El general Oscar Mejía Víctores, dictador de Guatemala, afirmó al mismo tiempo que el Consejo de Defensa Centroamericano (CONDECA) no fue reactivado para agredir a países hermanos, sino para “defender al istmo de la agresión comunista”.

En México, en esa ocasión, el periódico El Día publicó un informe sobre la presencia militaroficial de Estados Unidos en la región: 5,000 marinesdesembarcaron en la isla de Tigre, ubicada enel golfo de Fonseca, donde colindan Nicaragua, El Salvador y Honduras; fuerte incremento de asesoresmilitares yanquis en Guatemala y El Salvador;5,000 efectivos de las fuerzas armadas de EstadosUnidos dispuestos en la base de Palmerola, costaatlántica de Honduras; aproximadamente 12,000contrarrevolucionarios financiados y adiestradospor la CIA en Honduras y Costa Rica, cerca de lafrontera con Nicaragua; en la Zona del Canal dePanamá, unos 10,000 soldados y un número indeterminadode aviones de transporte y de ataque;frente a la costa atlántica de Nicaragua, bases deapoyo en las islas de San Andrés y Providencia; enPuerto Rico, la base naval Roosevelt con 3,442efectivos y el campo de prácticas de tiro y desembarcoen la isla de Vieques; 15,000 efectivos másen la isla de Granada, portaviones, fragatas misileras,cruceros y destructores; bases militares deapoyo en las islas de Barbados y Antigua; baseaeronaval de Guantánamo, en el territorio deCuba, con presencia de 10 a 17 buques de guerrayanquis. A 90 kilómetros de ahí, según la revistanorteamericana CounterSpy se construía una basenaval en Haití, gracias a unos 780 millones dedólares que Ronald Reagan ofreció a Baby Doc.

* * * * *

Otro campamento se llamó “Baby Doc”, en honor de quien azoló, con el beneplácito de los Estados Unidos, las tierras haitianas. Resulta que, con una columna de reclutas, nos estábamos moviendo para acampar cerca de un pueblo. En el camino topamos una paira de jabalíes, o sea un chingo de puercos salvajes. La columna guerrillera se desplegó con disciplina y habilidad, es decir que el que iba de vanguardia grito “puercos” y, con el pánico como motor y combustible, se subió a un árbol con una habilidad que no le volvimos a ver. Otros corrieron con valentía… pero hacia el lado contrario de donde estaba el enemigo, o sea los jabalíes. Algunos tomaron puntería y dieron cuenta de dos cerdos salvajes.

En la retirada enemiga, o sea cuando los puercos se fueron, quedó abandonado un cerdito, de apenas el tamaño de un gato casero. Lo adoptamos y le pusimos por nombre “Baby Doc” porque en esas fechas Papá Doc Duvalier moría y le heredaba la carnicería a su vástago. Acampamos ahí para aliñar las piezas y comer. El puerquito se encariñó con nosotros, creo que por el olor.
Subcomandante Insurgente Marcos.

* * * * *

ESTO SUCEDÍA EN EL MUNDO ESE MISMO DÍA

Según documentos desclasificados del Departamento de Estado, hoy se sabe que en aquellos días hubo revuelo en Washington por el asesinato de tres guatemaltecos que trabajaban para la AID. El embajador Frederic Chapin escribió el 15 de noviembre que, en su opinión, ésa fue la respuesta del gobierno del general Mejía Víctores a las denuncias oficiales presentadas en Estados Unidos por violaciones a los derechos humanos en Guatemala.

Los asesinatos fueron cometidos por Archivos, un cuerpo especial bajo el mando del jefe del Estado Mayor presidencial, coronel Juan José Marroquín Siliezar. El embajador agregó que el mensaje de los militares guatemaltecos a Washington fue: “Ustedes no nos pueden hablar de ese modo, se los mostraremos”.
Los cuerpos de dos empleados de la AID tenían señales de tortura y fueron quemados.

* * * * *

Algo semejante ocurría en El Salvador. En la semana del 17 de noviembre de 1983, la revista Newsweek informó que el subsecretario de Defensa, el encargado de asistencia militar y el “asistente para los Derechos Humanos”, Eliott Abrams, viajaron a San Salvador para pedir al mayor Roberto D’Aubuisson que contuviera a los escuadrones de la muerte. Un día después de que los funcionarios yanquis regresaron a Washington, los escuadrones de la muerte dieron su respuesta: los cuerpos de nueve personas aparecieron en un barrio del sur de San Salvador. Las víctimas habían sido estranguladas y entre los cadáveres se encontraban dos mujeres embarazadas, trabajadoras de una cooperativa agraria.

El 17 de noviembre de 1983, un equipo de periodistas extranjeros corroboró la matanza de por lo menos 118 civiles en los departamentos de Cuscatlán y Chalatenango. De acuerdo con testimonios recabados, soldados de la brigada Atlácatl, entrenada en Estados Unidos, fueron los responsables de la masacre.

Años más tarde, una comisión del Senado estadounidense investigó la escandalosa operación de tráfico de drogas y de armas involucrando a aquel asistente de los “Derechos Humanos” Elliott Abrams, junto con Oliver North, Donald Gregg, John Poindexter, Otto Reich, Richard Armitage, John Negroponte, Mitch Daniels y Félix Rodríguez Mendigutía.
Este último fue el agente de la CIA que asesinó a Ernesto Guevara, según un informe divulgado por Cuba Debate, el 26 de noviembre de 2003.

* * * * *

Seguramente alguien propuso entonces un nombre para ese campamento, no lo sabemos. Lo que sí sabemos es que ese grupo estaba formado por 6 personas.

Los primeros 6 insurgentes, cinco hombres y una mujer. De esos 6, tres eran mestizos y tres indígenas. La proporción de 50% mestizos y 50% indígenas no ha vuelto a repetirse en los 20 años del EZLN, tampoco la proporción de mujeres (menos del 20% en esos primeros días). Actualmente, veinte años después de aquel 17 de noviembre, el porcentaje debe andar por un 98.9% de indígenas y un 1% de mestizos. La proporción de mujeres anda ya cerca del 45%.

¿Cómo se llamó ese primer campamento del EZLN? Al respecto no se ponen de acuerdo aquellos primeros 6 insurgentes. Según aprendí después, los nombres de los campamentos se elegían sin ninguna lógica, y, de manera natural y sin afectaciones, se evitaban los nombres apocalípticos o proféticos. Ninguno de ellos se llamó, por ejemplo, “Primero de enero de 1994”.
Subcomandante Insurgente Marcos.

* * * * *

Según cuentan aquellos primeros 6, un día mandaron a un insurgente a explorar un sitio para ver si tenía condiciones para acampar. El insurgente regresó diciendo que el lugar “era un sueño”.

Los compañeros marcharon hacia ese rumbo y al llegar se encontraron con un pantano.

Le dijeron entonces al compañero “Esto no es un sueño, es una pesadilla”. Ergo, el campamento se llamó entonces “La Pesadilla”.

Debe haber sido en los primeros meses de 1984. El nombre de ese insurgente era Pedro. Después sería subteniente, teniente, capitán segundo, capitán primero y Subcomandante. Con ese grado y siendo Jefe del Estado Mayor zapatista, diez años después, cayó en combate el primero de enero de 1994, en la toma de Las Margaritas, Chiapas, México.
Subcomandante Insurgente Marcos.

* * * * *

El EZ cimbró en un instante los cimientos de todo el país y fue un golpe certero, un mentís al discurso falaz y arrogante

Cuando todos hablaban del “fin”
de la historia, la lucha, el coraje,
se ilumina de nuevo el paisaje
y Zapata retoma el confín.
Agitando a galope la crin
del subsuelo ancestral detonante
su caballo resurge pujante
con los mismos ideales y anhelos
como rayo que rasga los cielos:
El EZ cimbró en un instante…

Son los pobres, los “indios” de Chiapas
quienes dan hoy lecciones de historia
de lo que es dignidad y memoria
a despecho de cifras y mapas;
dogmas, tesis, políticos, Papas,
serán siempre palabras al cante
de la sangre tenaz palpitante
que desborda las selvas y llanos
con la vida y la muerte en sus manos:
El EZ cimbró en un instante…

Palidecen las computadoras
y las bolsas se arrugan… y bajan
con los vientos del sur que desgajan
“pretensiones modernizadoras”…
bombardeos a las aves canoras,
bazukazos contra el sol brillante
no podrán cercenar la inquietante
estampida de tántos agravios
con todo y celular en los labios:
El EZ cimbró en un instante…

Otra vez sobre el suelo regada
sangre maya, tzeltal y tzotzil,
cerco inútil, hipócrita, vil,
¡madre selva hoy por hoy hostigada!
que quisieran computarizada
y no cabe en el disquet farsante
del discurso vacío y redundante
tan ajeno al enérgico afán
de la fuerza que engendra un volcán:
El EZ cimbró en un instante….

No de en balde será el heroísmo
ni los muertos ni la intrepidez
habrá firma y “convenios” tal vez
pero nada podrá ser lo mismo:
tantas capas remueve este sismo
que el futuro cambió en el cuadrante
el EZLN triunfante
dio en el centro del tiempo, ¡oiga usted!
como marro sobre una pared:
El EZ cimbró en un instante

Publicado en Pensamiento Discepoleano compartir mencionando la fuente

ARRIBA

 

(1976) MASACRE DE LA CALLE JUAN B. JUSTO

El 19 de noviembre de 1976, a las seis de la mañana, militares, policías federales y bonaerenses entraron disparando sus armas de fuego a la casa de la calle Juan B. Justo Nº 676, de San Nicolás, provincia de Buenos Aires. Adentro estaban Omar Amestoy y María del Carmen Fettolini, con sus hijos Fernando, de 3 años y María Eugenia, de 5, quienes murieron por los efectos de los gases lacrimógenos. También estaba Ana del Carmen Granada, que atinó a envolver en un colchón a su hijo Manuel Goncalves Granada de 5 meses, y esconderlo en un placard. ​

Los padres de Omar, Omar y Beba, recibieron un llamado telefónico anónimo que informaba sobre la muerte de la familia "en un accidente", aunque decía que María Eugenia, la niña de 5 años, se había salvado. Pero había llegado grave al hospital San Felipe, y sobrevivió pocas horas. Con la ilusión de encontrarse aunque fuera con la nieta, fueron a San Nicolás. En la Policía Federal fueron maltratados. La falta de respuesta los acercó a la cochería ubicada a 30 metros de la policía Federal, donde un señor Fernández que los trató muy bien, y les ofreció llevarlos al cementerio, relató en el juicio Freddy, uno de los tres hermanos de Omar. Les indicó dónde estaban enterrados los adultos y dónde los niños. La familia pidió dar sepultura a sus muertos. Los niños estaban juntos en un cajón. . . VER MÁS . . .

Publicado en Pensamiento Discepoleano compartir mencionando la fuente

ARRIBA

 

SAÚL EDOLVER UBALDINI – (1936-2006)

Dirigente del gremio de Cerveceros, integrante de la Comisión de los 25 y principal dirigente de la llamada CGT Brasil, enfrentó firmemente a la dictadura militar. Ex obrero de los frigoríficos Wilson y Lisandro de la Torre y trabajador de una pequeña fábrica de levadura para cerveza, como secretario general de la Federación de Cerveceros fue un protagonista decisivo del proceso de reunificación del movimiento obrero que culminó en su elección como secretario general de la CGT, mandato que ejerció entre 1986 y 1990.

En tiempos de la dictadura genocida organizó el primer paro general en 1979, manteniendo una posición confrontativa a diferencia del otro grupo sindical liderado por Jorge Triacca (padre del ex ministro de trabajo del gobierno de Mauricio Macri). Fue Secretario General de la CGT Brasil, que se había organizado a partir de la Comisión de los 25 (nucleamiento de sindicatos que enfrentaban a la dictadura en la que participaba Ubaldini). El 7 de noviembre de 1981 convocó lo que sería la primera gran manifestación masiva en Liniers en contra de la dictadura concluyendo con un acto de más de 10.000 personas. El 30 de marzo de 1982 convocó a una jornada de lucha que fue brutalmente reprimida en Plaza de Mayo

Había nacido en Buenos Aires el 29 de diciembre de 1936. VER BIOGRAFÍA . . .

Publicado en Pensamiento Discepoleano compartir mencionando la fuente

ARRIBA

 

20 DE NOVIEMBRE - DÍA DE LA SOBERANÍA NACIONAL

El 20 de noviembre de 1845 se perdió el combate de la Vuelta de Obligado, sin embargo, producto del heroísmo con que se defendió el territorio, aquel día fue declarado por Ley (en 1974) como el "Día de la Soberanía Nacional".

Aquel 20 de noviembre de 1845

Con la finalidad de colonizar territorios de nuestro país, durante 1845 Francia e Inglaterra emprendieron una ofensiva con una flota de 95 navíos de carga, repletos de productos para ser colocados en la provincia de Corrientes y en el Paraguay.

El pueblo argentino no deseaba volver a ser una colonia, por lo que el Gobierno de Juan Manuel de Rosas, respaldado desde el exilio por el general José de San Martín, preparó una resistencia.

Los invasores querían entrar por el Paraná, pero las tropas nacionales, al mando de Lucio Mansilla, se anticiparon en un estrecho recodo de ese río: la Vuelta de Obligado. El número de fuerzas enemigas superaba ampliamente en cantidad y modernidad de su armamento a las argentinas, que sin embargo no se amedrentaron y batallaron durante siete horas. De este modo, lograron que las tropas adversarias no pudieran ocupar las costas, objetivo necesario para poder adentrarse en el territorio argentino.

Esta heroica resistencia, así como también el espíritu de lucha nacional se conoció en toda Europa y quedó inscripto en nuestra historia como un símbolo de independencia, libertad y Unidad Nacional.

El enfrentamiento de la Vuelta de Obligado fue el primero de otros tres enfrentamientos; el del paraje Tonelero, el 9 de enero de 1846; una semana más tarde, la batalla de San Lorenzo, donde el General José de San Martín derrotó a los españoles con los Granaderos, y por último, Quebracho, sitio donde los patriotas cañonearon a los invasores.

Publicado en Pensamiento Discepoleano

ARRIBA

 

1845 - BATALLA VUELTA DE OBLIGADO

"En marzo de 1845, cuando Urquiza derrota a Rivera en India Muerta, el triunfo federal parece definitivo, por lo cual las grandes potencias deciden intervenir; bloquean el puerto de Buenos Aires en septiembre e ingresan por el río Paraná, en noviembre de ese año violando nuestra soberanía.

Sin atemorizarse, aunque se trata de las dos escuadras más fuertes del mundo, Rosas dispone la defensa. Para ello, cruza el río con cadenas y hunde embarcaciones en su lecho de modo tal que los barcos extranjeros se encuentren trabados en su avance, para descargarle, con baterías instaladas en la costa, todo el poder de fuego de que se disponga. "Gaucho ladino ese Rosas / ponerle al río cadenas" escribirá el historiador y poeta Fermín Chávez. VER MÁS. . .

ARRIBA

 

21 DE NOVIEMBRE DE 1816 – BATALLA DE “EL PARÍ” (Santa Cruz de la Sierra – Alto Perú)

La Batalla de El Parí que sucedió el 21 de noviembre de 1816, es considerada, en relación al número de sobrevivientes, como la batalla más sangrienta de toda la Guerra de Independencia Hispanoamericana y de América en general, ya que de aproximadamente tres mil combatientes, sólo doscientos hombres sobrevivieron en el ejército realista y unos trescientos cincuenta de las fuerzas patriotas, después de siete horas de cruento combate.

El general Joaquín de la Pezuela —que había tomado Cochabamba en diciembre de 1815, después de la batalla de Viluma— dispuso que el coronel Francisco Javier Aguilera se dirigiera a Santa Cruz, diseñando personalmente todo un plan de invasión, a la vez que le asignaba recursos especiales e instrucciones precisas, según cuenta en sus memorias:
“Me hacían conocer que mientras los rebeldes poseyesen a Vallegrande y las provincias de Santa Cruz, era muy expuesta la conservación de las demás y sus respectivas guarniciones.” Pezuela

Aguilera partió el 6 de diciembre de 1815, pero ya en Vallegrande recibió instrucciones de enfrentar al líder guerrillero Manuel Ascensio Padilla, a quien venció y mató en setiembre de 1816. Retornó y luego de vencer los obstáculos que se le puso en Vallegrande, salió con sus disciplinadas y veteranas tropas hacia Santa Cruz de la Sierra.

Warnes necesitó entonces avivar más el patriotismo, recurrió entonces a un expediente que había de darle los mejores resultados. En discursos pronunciados en las calles y proclamas que mando distribuir profusamente, hizo ver al pueblo que se acercaba una invasión de tropas realistas procedentes del occidente, a quienes titulaba de naturales enemigos, y de que era llegado el momento de defender la propia tierra a costa de cualquier sacrificio (Sanabria). Meses antes había recibido copia del Acta de Independencia de las Provincias Unidas en Sudamérica, firmada el 9 de julio en Tucumán, enviada a Santa Cruz por el general Manuel Belgrano. VER BATALLA DE "EL PARÍ". . .

Publicado en Pensamiento Discepoleano

ARRIBA

 

1955 – SE PRODUCE EL SECUESTRO Y DESAPARICIÓN DEL CADÁVER DE EVITA

Como se sabe, la “vida” de Evita no terminó con su muerte. No sólo por la notable persistencia de la memoria sino porque su cuerpo embalsamado fue secuestrado en el primer piso de la CGT por un comando de la llamada “Revolución Libertadora”. La decisión se tomó tras arduos debates sobre qué debía hacerse con el cadáver que incluyeron proposiciones premonitorias, como arrojarla al mar desde un avión de la Marina o incinerar el cadáver. Finalmente se decidió que, ante todo, debía sacársela de la CGT para evitar que el edificio de la calle Azopardo se transformara en un lugar de culto y por lo tanto de reunión de sus fervientes partidarios. Como se le escuchó decir al subsecretario de Trabajo del gobierno golpista: “Mi problema no son los obreros. Mi problema es ‘eso’ que está en el segundo piso de la CGT”. 

En la noche del 22 de noviembre de 1955, el teniente coronel Carlos Eugenio Moori Koenig –su apellido significa “rey de la ciénaga”–, jefe del Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE), y su lugarteniente el mayor Eduardo Antonio Arandía ordenaron a los capitanes Lupano, Alemán y Gotten que abandonaran sus puestos de guardia en la CGT sobre la puerta que separaba al cadáver de Eva Perón del mundo exterior. El coronel, el mayor y la patota que los acompañaba traían la orden emanada de las más altas autoridades de la llamada “Revolución Libertadora” de secuestrar el cadáver de la mujer más amada y más odiada –aunque no en las mismas proporciones– de la Argentina. Y así, por aquellas cosas de la “obediencia debida” y del propio odio de clase, cumplieron acabadamente con su misión ante la mirada atónita del doctor Pedro Ara, que veía cómo se llevaban junto con Evita a su obra más perfecta.

Las órdenes dadas por los jefes golpistas, curiosamente denominados “libertadores”, al teniente coronel y su grupo eran muy precisas: había que darle al cuerpo “cristiana sepultura”, lo cual no podía significar otra cosa que un entierro clandestino. Pero el “rey de la ciénaga” no era sólo el jefe de aquel servicio de inteligencia, era un fanático antiperonista que sentía un particular odio por Evita. Ese odio se fue convirtiendo en una necrófila obsesión que lo llevó a desobedecer al propio presidente Aramburu y a someter el cuerpo a insólitos paseos por la ciudad de Buenos Aires en una furgoneta de florería. Intentó depositarlo en una unidad de la Marina y finalmente lo dejó en el altillo de la casa de su compañero y confidente, el mayor Arandía. A pesar del hermetismo de la operación, la resistencia peronista parecía seguir la pista del cadáver y por donde pasaba, a las pocas horas aparecían velas y flores. La paranoia no dejaba dormir al mayor Arandía. Una noche, escuchó ruidos en su casa de la avenida General Paz al 500 y, creyendo que se trataba de un comando peronista que venía a rescatar a su abanderada, tomó su 9 milímetros y vació el cargador sobre un bulto que se movía en la oscuridad: era su mujer embarazada, quien cayó muerta en el acto.

Moori Koenig intentó llevar el cuerpo a su casa; pero su esposa, María, se opuso terminantemente. Así lo recordaba hace unos años junto a su hija, Susana Moori Koenig: “Susana: papá lo iba a traer a nuestra casa, pero mamá se puso celosa. María (interrumpe): Y cuando lo quiso traer, yo dije no, en casa el cadáver no. Todo tiene un límite”. 

El hombre tenía una pasión enfermiza por el cadáver. Los testimonios coinciden en afirmar que colocaba el cuerpo –guardado dentro de una caja de madera que originalmente contenía material para radiotransmisiones– en posición vertical en su despacho del SIE; que manoseaba y vejaba el cadáver y que exhibía el cuerpo de Evita a sus amigos como un trofeo. Una de sus desprevenidas visitantes, la futura cineasta María Luisa Bemberg, no pudo creer lo que vio; azorada por el desparpajo de Moori Koenig, corrió espantada a comentarle el hecho al amigo de la familia y jefe de la Casa Militar, el capitán de navío Francisco Manrique.

Enterado Aramburu del asunto, dispuso el relevo de Moori Koenig, su traslado a Comodoro Rivadavia y su reemplazo por el coronel Héctor Cabanillas, quien propuso sacar el cuerpo del país y organizar un “Operativo Traslado”. Allí entró en la historia el futuro presidente de facto y entonces jefe del Regimiento de Granaderos a caballo, teniente coronel Alejandro Lanusse, quien pidió ayuda a su amigo, el capellán Francisco “Paco” Rotger. El plan consistía en trasladar el cuerpo a Italia y enterrarlo en un cementerio de Milán con nombre falso. La clave era la participación de la Compañía de San Pablo, comunidad religiosa de Rotger, que se encargaría de custodiar la tumba. El desafío para Rotger era comprometer la ayuda del superior general de los paulinos, el padre Giovanni Penco, y del propio Papa Pío XII.

Rotger viajó a Italia y finalmente logró su cometido. A su regreso, Cabanillas puso en práctica el Operativo Traslado. Embarcaron el féretro en el buque Conte Biancamano con destino a Génova; acompañaban la misión el oficial Hamilton Díaz y el suboficial Manuel Sorolla. En Génova los esperaba el propio Penco. El cuerpo de Evita fue sacado del país bajo el nombre de “María Maggi de Magistris”.

Evita fue inhumada en el Cementerio Mayor de Milán en presencia de Hamilton Díaz y Sorolla, quien hizo las veces de Carlo Maggi, hermano de la fallecida. Una laica consagrada de la orden de San Pablo, llamada Giuseppina Airoldi, conocida como la “Tía Pina”, fue la encargada de llevarle flores durante los 14 años que el cuerpo permaneció sepultado en Milán. Pina nunca supo que le estaba llevando flores a Eva Perón.

La operación eclesiástico-militar fue un éxito y uno de los secretos de la historia argentina mejor guardados.

El asunto volvió a los primeros planos cuando en 1970 Montoneros secuestró a Pedro Aramburu y exigió el cuerpo de Evita. En los interrogatorios se le preguntó insistentemente por el destino del cadáver de Evita. Según declaraciones de Mario Firmenich: “Nosotros le preguntábamos a Aramburu por el cadáver de Evita. Dijo que estaba en Italia y que la documentación estaba guardada en una caja de seguridad del Banco Nación, y después de dar muchas vueltas y no querer decir las cosas, finalmente dijo que el cadáver de Evita tenía cristiana sepultura y que estaba toda la documentación del caso en manos del coronel Cabanillas, y además se comprometió a que si nosotros lo dejábamos en libertad él haría aparecer el cadáver de Evita. Pero nosotros decíamos que esto no era una negociación, que era un juicio. Para nosotros no estaba en discusión la pena [de muerte]. Pero además nos interesaba averiguar sobre el cadáver de Eva Perón. Por eso, no planificamos un simple atentado callejero, sino una acción de más envergadura, de más audacia, que era como decir: ‘nos vamos a jugar, vamos a hacer lo que el pueblo ha sentenciado’”. 

El Comunicado Número 3 de Montoneros, fechado el 31 de mayo de 1970, dice que Aramburu se declaró responsable “de la profanación del lugar donde descansaban los restos de la compañera Evita y la posterior desaparición de los mismos para quitarle al pueblo hasta el último resto material de quien fuera su abanderada”.

En 1971, durante la presidencia de Lanusse y en plena formación del Gran Acuerdo Nacional, como gesto de reconocimiento, devolvió el cuerpo a Perón. Rotger viajó a Milán y obtuvo el cadáver. Cabanillas y Sorolla viajaron a Italia para cumplir con el “Operativo Devolución”. El cuerpo fue exhumado el 1° de septiembre de 1971, llevado a España y entregado a Perón en Puerta de Hierro, dos días después, por el embajador Rojas Silveyra.

Por pedido de Perón, Pedro Ara revisó el cadáver y lo encontró intacto; pero para las hermanas de Eva y el doctor Tellechea, que lo restauró en 1974, estaba muy deteriorado. Perón regresó al país con Isabel y el “brujo” José López Rega, pero sin los restos de Evita. Ya muerto Perón, la organización Montoneros secuestró el 15 de octubre de 1974 el cadáver de Aramburu para exigir la repatriación del de Eva. Isabel accedió al canje y dispuso el traslado, que se concretó el 17 de noviembre (día del militante peronista). El cuerpo de Evita fue depositado junto al de Perón en una cripta diseñada especialmente en la Quinta de Olivos para que el público pudiera visitarla. Tras el golpe de marzo de 1976, los jerarcas de la dictadura tuvieron largos conciliábulos sobre qué hacer al respecto. El almirante Massera, siguiendo su costumbre, propuso arrojar el cuerpo de Evita al mar, sumándolo a los de tantos detenidos-desaparecidos.  Finalmente, los dictadores decidieron acceder al pedido de las hermanas de Eva y trasladar los restos a la bóveda de la familia Duarte en la Recoleta. En la nota citada, María Seoane y Silvana Boschi le preguntaron a un alto jefe de la represión ilegal, muy cercano a Videla, testigo de aquellos conciliábulos: “¿Por qué urgía más a la Junta trasladar el cadáver de Evita que el de Perón?”. La respuesta del militar no se hizo esperar: “Tal vez porque a ella es a la única que siempre, aun después de muerta, le tuvimos miedo”. (F. Pigna, El Historiador)

Publicado en Pensamiento Discepoleano

ARRIBA

 

DIA DE LA FLOR NACIONAL: "EL CEIBO".
La emotiva leyenda sobre su origen, de valor y lucha, defendiendo la libertad en contra de los españoles

Antes que los españoles pisaran las tierras que baña el Paraná, vivía allí la tribu de los guaraníes.
Estos eran comandados por un cacique cuya hija única no había encontrado todavía hombre para casarse ya que su fealdad negaba los brazos de cualquier indio de la zona.
Pero Tupá la había bendecido con una virtud que compensaba su desdicha, su voz y su canto eran tan bellos que los mismos pájaros de la zona la envidiaban.

Su bella voz le valió el nombre de Anahí (la de la voz de pájaro). Un día hubo un gran revuelo y grandes preparativos entre los indios.
_ ¿Qué pasa? preguntó Anahí a uno de los guerreros _ ¿por qué vistes las galas de guerrero y afilas las flechas?
_ Es que un peligro nuevo nos amenaza. Esta vez no son nuestros habituales enemigos los que nos atacan, sino hombres muy raros, vestidos con trajes brillantes y duros.
Además llevan flechas que arrojan fuego. Tu padre no quiere avisar a los niños y las mujeres porque no sabe si son enviados por el genio del mal, o el genio del bien. O si son hombres como nosotros; y si son hombres querrán pelear. Por eso nos ordenó que estuviéramos preparados.

Una vez desembarcados, los españoles instalaron un campamento provisorio. No tardaron los guaraníes en darse cuenta que no eran enviados infernales o celestiales sino hombres como ellos que querían apropiarles las tierras y usarlos como esclavos.

El cacique, sabiendo que eran más débiles en cantidad, decidió atacar con valor y coraje, él no quería ser un esclavo de los colonizadores, y esa misma noche, con la sigilosidad que los caracterizaba, guió a los guerreros al combate, que fue largo y sangriento.

Toda la noche lucharon los indios por su libertad, y el alba los vio volver derrotados conduciendo los despojos de los que habían caído.
Anahí les salió al encuentro, y al preguntar por su padre, en el silencio de los hombres derrotados descubrió que nunca volvería.

Fue enterrado el cacique en las tierras sagradas como es la tradición, y un dulce y armonioso canto, como el que solía escuchar cada mañana, lo acompañó al encuentro con Tupá.

Los sobrevivientes del combate se reunieron en asamblea para discutir quien sería el próximo cacique, ya que Anahí era hija única y no se había casado con nadie.
Fueron varias las opciones que se dieron: Establecer juegos de supervivencia, combates, alianzas, y muchas cosas más, pero el tiempo pasaba y cada día desembarcaban más españoles. Uno de los guerreros levantó la voz y dijo:

_Yo sé que muchos de ustedes me van a seguir, que otros me odiarán, pero yo propongo entregarnos a los españoles y ser sus esclavos, nosotros somos fuertes y quizás algún día podremos hacer un trato, al menos viviremos, yo prefiero vivir como esclavo y no morir como un tonto.

Anahí al escuchar tales palabras, y al ver que casi todos los sobrevivientes al duro combate lo seguían, se paró en una piedra y alzando su delicada pero potente voz dijo:
_Si!, peleen y tal vez morirán, entréguense y vivirán, al menos un tiempo. Yo lucharé con ustedes, aún más, haremos un ejército y atacaremos a los españoles porque prefiero morir como una valiente guerrera que cambió su vida por la libertad de su pueblo, a morir sabiendo que podría haber sido libre, pero nunca intenté lograrlo. Y algún día, cuando nuestros hijos, y cuando los hijos de nuestros hijos nos recuerden, ellos sabrán que los españoles nos pueden quitar la vida, pero jamás nuestra libertad.

El pueblo indígena, conmovido por las palabras, y convencidos de su fuerza y astucia, decidieron atacar pero de otra manera. Ellos sabían que los españoles no conocían el territorio.

Bastaba que un soldado se alejara para que una silenciosa flecha lo atravesara de parte a parte. Hasta los más pequeños de la tribu los atraían hacia las profundidades del bosque para hacerlos caer en las garras de un animal peligroso.

Pero la temeridad estaba llamada a ser la desgracia de Anahí. Un guerrero le había mostrado cuál era el español que había dado muerte a su padre, y ella, desde ese día no hacía más que vigilarlo buscando la ocasión precisa para terminar con él.

Una noche observó que estaba de centinela, y se llegó muy cautelosamente hasta muy cerca, porque no era una tiradora muy experta. Favorecida por las sombras que la ocultaban, Anahí extendió su arco, una flecha silbó siniestramente y el centinela rodó por el suelo arrojando un grito espantoso.

Sin embargo la joven indiecita se había arriesgado demasiado. En un momento los españoles, que estaban alertas debido a las tantas desapariciones, acudieron en auxilio de su compañero.

Llegado el amanecer, los españoles prepararon un plan de ataque con la intención de capturar al cacique de la tribu, quien ya se había ganado la fama de los españoles al creer que medía más de 4 metros de altura y que en sus batallas podía matar cientos de guerreros con tan sólo sus manos, que era el hijo de una bestia y que sus garras medían más de dos metros.
Atacaron los españoles y grande fue la sorpresa de éstos al ver que el famoso cacique de la tribu no era más que una joven muchachita que no medía más de 5 pies de altura.

Anahí fue apresada y la llevaron a la presencia del jefe español.
_Una mujer que mata como un hombre. ¿Sabes lo que te espera por matar a un centinela? Anahí no entendía una palabra de lo que el jefe español decía, pero sí podía presentir lo que le esperaba.
_Llevadla al bosque, atadla a un árbol y quemadla viva_ Sentenció el capitán.
La indiecita fue conducida al bosque, donde después de ser salvajemente abusada, fue sujetada a un árbol y rodeada con haces de leña. Un soldado roció con grasa la madera y arrimó la tea.

Débiles lenguas de fuego se propagaron por las ramas junto con un humo negro y sofocante. Y entre el humo y el fuego, la infeliz muchacha quedó oculta a los ojos de los verdugos, quienes en vez de escuchar los gemidos de dolor, sentían que un agradable y tranquilizador canto surgía de la garganta de Anahí; era la misma melodía que había entonado el día del entierro de su padre.
Murió como una valiente guerrera de Tupá y sabía que él y su padre los esperarían más allá del horizonte.

Los centinelas estaban a punto de retirarse cuando de repente observaron algo que los dejó pasmados.
Las llamas se despegaron del suelo y se elevaron hasta la copa del árbol, llevando a la india envuelta en un manto de fuego. Y, al llegar arriba, se introdujeron entre las ramas con violento chisporroteo.

Mudos de terror se habían quedado los españoles. Miraban al pie del árbol y no veían a la joven, miraban a la cima y el espectáculo de aquél fuego que iluminaba hasta las puntas de las hojas sin quemarlas, les producía un temor más grande todavía.
Por fin uno acertó a mover las piernas y echó a correr hacia el campamento. Los otros lo siguieron en precipitada carrera hasta que el lugar quedó desierto.

Mientras tanto, un indio que estaba oculto entre unos matorrales, también había visto el prodigio y corrió a contárselo al brujo de la tribu.
_ Es la mano de Tupá _dijo_ que eleva el alma de Anahí para llevársela consigo. Llévame hacia ese lugar.

Como ya amanecía se acercaron cautelosamente para evitar que los oyeran los españoles, que tenían su campamento no lejos de allí.

_ ¡Aquí es! ¡Aquí está la leña de la hoguera! Miraron la copa del árbol. Las llamas no coronaban ya al árbol, que ahora ostentaba orgulloso, su copa cuajada de flores de una clase que nunca nadie había visto antes.

Esta flor no tenía perfume, tenía la forma de las lenguas de la llama que la envolvieron hasta matarla, y era roja como su sangre generosa.
Era la flor del ceibo, flor que habita la zona del litoral, su lugar de origen, pero que crece en cualquier sitio.

Publicado en Pensamiento Discepoleano

ARRIBA

 

1939 - NACE EN BOLÍVAR LA PRIMERA MUJER GUERRILLERA PERONISTA: AMANDA "LA NEGRA" PERALTA

Era hija de prósperos productores rurales y estudió Letras en la Universidad de La Plata, donde se vinculó muy joven a los círculos de la Resistencia Peronista y, más adelante, a la agrupación Acción Revolucionaria Peronista que dirigía el exdelegado de Perón, John William Cooke.

Fue una de las fundadoras de la organización guerrillera Fuerzas Armadas Peronistas y entre las acciones en las que intervino se cuenta el asalto a un Banco en la localidad de Llavallol. En 1968 las FAP instalaron con 14 guerrilleros un campamento denominado "El Plumerillo", en la localidad de Taco Ralo, provincia de Tucumán, con el fin de realizar entrenamiento militar. La única mujer era Amanda Peralta y entre los varones estaban su pareja, Néstor Verdinelli, y Envar El Kadri, todos fogueados militantes de la Juventud Peronista. El 19 de septiembre de 1968 el grupo fue sorprendido por la policía, que los puso a disposición de la justicia.

Fueron todos trasladados en avión a Buenos Aires y llevados a juicio. Peralta cumplía su condena en la cárcel del Buen Pastor, en el barrio de San Telmo cuando el 26 de junio de 1971 se fugó junto a otras tres presas. Su compañero Verdinelli continuó detenido hasta que la amnistía dictada por Héctor José Cámpora lo liberó el 25 de mayo de 1973.

Peralta y Verdinelli decidieron abandonar la lucha armada y crear Peronismo de Base, una agrupación política de masas con la que proseguían la actividad política. Ante las amenazas de grupos paraestatales entre los que estaba la Triple A dirigida por el Ministro de Bienestar Social de Perón, José López Rega, abandonaron definitivamente la militancia en 1975.

Tras el golpe de estado de 1976, Peralta y Verdinelli salieron de su país. Tras una breve escala en Brasil se exiliaron en Suecia, donde Peralta se doctoró en Historia de las Ideas Políticas en la Universidad de Gotemburgo. En esa misma universidad fue profesora hasta su jubilación y se dedicó a la investigación de los procesos políticos de los países post coloniales.

Por el agravamiento de un enfisema pulmonar falleció en Gotemburgo, Suecia, donde residía desde unos 10 años atrás. Estaba separada de Verdinelli, con quien tuvo dos hijos,.. BIOGRAFÍA DE AMANDA PERALTA

Publicado en Pensamiento Discepoleano

ARRIBA

 

1856 - MUERE MANUELA SÁENZ
“Manuelita, la Libertadora del Libertador”

Lo primero que hay que decir de ella, es que fue revolucionaria y luchadora por la independencia antes de conocer al Libertador.

Criticada, denigrada, ignorada y desterrada por sus contemporáneos, aun décadas después de su muerte, solo a mediados del siglo XX Manuela Sáenz empezó a ser reconocida como una gran heroína y prócer en la gesta de la independencia o como precursora del feminismo en América Latina. 

Nació en Quito, hija natural de Simón Sáenz, comerciante español y realista, y de María Joaquina de Aizpuru, hija de españoles. Murió el 23 de noviembre de 1856, en Paita, Perú.

Manuela Sáenz ha sido excluida de la historia y su papel reducido al de amante del Libertador Simón Bolívar. Pero el tiempo la reivindicó y ahora su enorme rol en la gesta emancipadora de América Latina es admirado y estudiado. 

No ha sido fácil para la historia de la América independentista incluir en su nómina de próceres el nombre de Manuela Sáenz. Si su condición de mujer ya lo hacía difícil, su estatus de amante del Libertador complicaba aún más las cosas. La historiografía del siglo XIX, temiendo por la memoria de Bolívar, se encargaría de omitir la presencia de esta mujer en su círculo. A pesar de ello, la misma historia se vio en la necesidad de otorgarle a Manuela Sáenz la categoría de heroína.

Su presencia al lado del Libertador, durante los años cruciales de la gesta emancipadora, marcaría indeleblemente numerosos acontecimientos en los albores de la vida republicana. Siguió el curso cronológico de los principales sucesos políticos y militares de los que fue testigo o protagonista: el encuentro de Bolívar y San Martín en Guayaquil, las batallas de Pichincha y Ayacucho, el conflicto entre el Libertador y Santander, la rebelión de Córdova y la disolución de la Gran Colombia. A la muerte de Bolívar fue desterrada a Perú.

Su espíritu rebelde se manifestó desde muy temprano y, pese a las dificultades de la época, logró participar en acciones independentistas hasta llegar a ser una heroína, guerrera y estratega de la libertad latinoamericana.

Manuela Sáenz en 10 datos

1. Su importancia no radica en haber sostenido una relación sentimental con el Libertador Simón Bolívar. Manuela Sáenz es la "combatiente que rompió con las estrictas normas vigentes en ese entonces, vistió uniforme militar, aprendió a usar armas, desarrolló tácticas de espionaje para ayudar a los planes independentistas". Así la describió para el medio RT la historiadora y socióloga ecuatoriana, Jenny Londoño, investigadora sobre la participación de las mujeres en la Colonia, Independencia y Revolución Liberal en la Audiencia de Quito.

2. A los 14 años, vio por primera vez la revolución independentista de Quito. El 10 de agosto de 1809, cerca de su casa, un grupo de patriotas criollos desconoció al presidente de la Real Audiencia de Quito, Manuel Ruiz Urriés de Castilla, lo obligó a abandonar el palacio de Gobierno y proclamó la libertad de la ciudad. 
En esta acción libertaria estuvieron involucradas muchas mujeres que inspiraron a Sáenz, entre ellas Manuela Cañizares. 

3. Un año después, los realistas volvieron al poder y los independentistas fueron encarcelados. El 2 de agosto de 1810 hubo un intento de sublevación para sacarlos de la cárcel, pero todos los patriotas fueron asesinados. La matanza se extendió a las calles y murieron 300 personas. Esta barbarie marcaría a Sáenz y determinaría su rechazo hacia los españoles.

4. A los 22 años de edad inició sus actividades en favor de los independentistas,  luego de contraer matrimonio con el comerciante inglés James Thorne y residenciarse en San Sebastián de Lima, Perú. "No era cierto que la actividad militante de Manuela en la causa libertaria de los pueblos grancolombianos hubiese empezado a partir de su relación con el Libertador", dice Londoño.

5. En Lima, junto a la guayaquileña Rosita Campuzano, arriesgó su vida para filtrar información sobre los avances del independentista argentino José de San Martín del sur hacia Perú y de Bolívar desde el norte. Por estas acciones ambas fueron galardonadas con la Orden del Sol del Perú y se les dio el grado de Caballeresas del Sol.

6. Después de separarse de su esposo por haberla engañado, regresó a su ciudad natal. Allí estableceió una amistad con el general Antonio José de Sucre, venezolano. Junto a él participó en los preparativos de la batalla de Pichincha, que se libró el 24 de mayo de 1822 en las faldas del volcán Pichincha de Quito. Esa lucha selló la libertad de Ecuador.

7. Regresó a Perú donde participó en la batalla de Ayacucho, junto a Sucre. En una carta al Bolívar describe que Sáenz "se ha destacado particularmente por su valentía; incorporándose desde el primer momento a la división de Húsares y luego a la de Vencedores, organizando y proporcionando avituallamiento de las tropas, atendiendo a los soldados heridos, batiéndose a tiro limpio bajo los fuegos enemigos; rescatando a los heridos".​​​​​​​

8. Durante su relación sentimental con Simón Bolívar, Sáenz se estableció en Bogotá, donde desde muy temprano sospechó de la traición que planeaba el general Francisco de Paula Santander. Su instinto no estuvo equivocado. En septiembre de 1828 en el palacio de San Carlos 12 conjurados intentaron asesinar a Bolívar mientras dormía, pero Manuela los despistó y alertó al Libertador para que escapara por una ventana. Este acto le mereció el título de Libertadora del Libertador.

9. Tras la muerte del Libertador el 17 de diciembre de 1830 y la separación de la Gran Colombia, Manuela siguió defendiendo el proceso, pero en 1834 fue expulsada del país. En Ecuador no la recibieron. Finalmente fue aceptada en Perú, donde fue confinada al pequeño puerto al norte, Paita.

10. Sus últimos años, según la historiadora Londoño, Manuela "trabajó haciendo dulces, vendiendo tabaco a los viajeros en una pequeña tienda, sirviendo de intérprete a viajeros ingleses o franceses que llegaban de lejanas tierras".

El arrendamiento de su hacienda de Catahuango, en Quito, no le eran enviadas.
En la puerta de su casa se podía leer English Spoken; era querida por la gente del pueblo y bautizaba niños, con la condición de que se llamaran Simón o Simona. Fue visitada por muchos hombres importantes, entre los que figuraron Simón Rodríguez, Hermann Melville y Giuseppe Garibaldi. Uno de los visitantes del lugar trajo consigo la difteria, enfermedad que contrajo Manuelita y de la que murió, ya pobre e inválida, a los 60 años de vida.

Publicado en Pensamiento Discepoleano

ARRIBA

 

24 DE NOVIEMBRE – DÍA NACIONAL DEL VINO ARGENTINO

En 2013 se sancionó la Ley Nº 26.870 que declaró al Vino Argentino Bebida Nacional. A través de ella se busca difundir las características culturales que implica la producción, elaboración y consumo del vino y sus tradiciones.

El vino argentino en números

Hace 20 años la superficie cultivada con vides en el territorio argentino la concentraban Mendoza y San Juan. Hoy, la vitivinicultura argentina se extiende en 19 provincias, casi la totalidad del territorio nacional y con una calidad del vino alta, aún con condiciones de suelo y clima que, en algunos casos, son desventajosas.

Hay 223.585 hectáreas cultivadas con viñedos, lo que representa el 3% de la superficie mundial y posiciona al país en el quinto lugar como productor de vinos en el ranking global.

La Argentina exporta vino a 127 países, siendo Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Brasil y Países Bajos los mayores importadores. La industria vitivinícola genera más de 106.000 puestos de trabajo de manera directa y 280.000 de forma indirecta. Son más de 17.000 los productores que cosechan las uvas para las más de 900 bodegas que abastecen el mercado interno como externo.

Mitos
Ocho de cada diez argentinos y argentinas toman vinos tintos, blancos, espumosos, rosados, dulces, secos; los toman a 12ºC o 18ºC,  solos o diluidos con agua, con soda, o con hielo. 

Si bien muchos lo consideran un sacrilegio, la costumbre de diluir el vino es tan antigua como el vino mismo. 

Tanto en Argentina como en Uruguay se da la particularidad de diluir el vino porque cuando llegaba el vino en barcos, después de más de treinta días de viaje y más de 30ºC, empezó la costumbre de diluir el vino con agua, hielo o soda. Eran vinos muy alcohólicos para poder tolerar tantos días de viaje en altas temperaturas.

Para el sommelier Diego Di Giacomo hay que romper los mitos acerca del vino. El vino debe tomarse de la forma que el consumidor mejor lo disfrute. 

No existen cepas, ni terruños, ni marcas, ni altos precios, ni estilos de vino que determinen si un vino es bueno o no lo es. Es subjetividad al máximo, por lo tanto, variable de un individuo al otro.

Hay que sacar al vino de ese lugar de entronización y bajarlo al mundo común. Hay que romper con la idea de que uno tiene que agarrar una copa de vino y saber el año, la uva, la madera del barril. Todo eso es mentira, es muy subjetivo. Cierto es que cuando uno más sabe, más puede disfrutar lo que está haciendo, pero no es necesario saber teorías de los vinos sino más bien la práctica, ir moldeando tu propio paladar. Para conocer de vino hay que tomar vino”.
En la década del ‘70 se llegó a consumir en el país 90 litros per cápita. Hoy en día el consumo es de 22 litros. Para el sommelier, uno de los motivos de la baja en el consumo fue que "con el boom del vino, a principios de los años '90, al vino se lo representó como algo snob, se lo convirtió en algo difícil, entonces las generaciones jóvenes empezaron a hacer un viraje a la cerveza".

El Observatorio Vitivinícola Argentino identifica que “las principales variables que afectan al consumo de vino tienen que ver con el nivel de actividad económica como un determinante del consumo de vino; el precio de la cerveza, como principal sustituto de un importante segmento de precios del vino; y la variable inflación que afecta no solo a la capacidad de compra sino también que distorsiona los precios relativos. Estas tres variables explican en un 95% el comportamiento del consumo de vino en argentina”, que si bien el consumo de vino por hogar se redujo 3,5 litros entre 2015 y 2018, en los últimos 12 meses el vino recupera consumo en los hogares.

“Los enólogos de la vieja escuela le reclaman a los enólogos más jóvenes que con vinos de 300, 500, 800 pesos al público, cualquiera puede hacer un buen vino, pero el desafío es hacer vinos buenos para la base de la pirámide, que es lo que realmente sostiene el mercado, los tetra brick, los vinos económicos en botella”, sostiene Di Giacomo.

¿Cómo elegimos el vino?

Para el sommelier, comprar un vino es mucho más sencillo que lo que nos podemos imaginar. “Es ir al supermercado o a la vinoteca y escoger lo que nuestra intuición nos indique acorde al presupuesto que tenemos para gastar. Prueba y error, no hay absolutismos. Es ir variando para permitirnos formar nuestro paladar, e ir probando, como con la comida, porque si siempre probamos lo mismo, no vamos a descubrir nunca nada. Y lo más importante, disfrutar de cada momento que se pueda tener con el vino, sabiendo que tal vez esa misma etiqueta en otro día o momento, no nos resulte igual”.

El vino es cultura y es historia

El vino es parte de nuestra identidad y de nuestro ser nacional. Aparece en cuadros, en poesías, en tangos, en la literatura, en epopeyas. Basta recordar la anécdota del General San Martín que cuenta Manuel de Olazábal en sus memorias. San Martín, siendo gobernador de Mendonza, ofrecía a sus comensales comparar los vinos mendocinos con los vinos extranjeros, aunque previamente invertía el contenido de las botellas.

-“Vamos a ver si están ustedes conformes conmigo sobre la supremacía de mi mendocino”. Sirvió primero el de Málaga con el rótulo "Mendoza".
Los invitados dijeron que era un vino rico pero que le faltaba fragancia. Enseguida, se llenaron nuevas copas con la etiqueta "Málaga" y a viva voz dijeron “¡Oh!, hay una inmensa diferencia, esto es exquisito, no hay punto de comparación”.

San Martín ponía en cuestión, una vez más, la falaz creencia de los criollos de que lo extranjero siempre es mejor. (Ministerio de Cultura)

Publicado en Pensamiento Discepoleano

ARRIBA

 

25 DE NOVIEMBRE - "DÍA DEL INDÍGENA FUEGUINO"

La Ley Provincial Nº 29 declara el "Día del Indígena Fueguino" en recordatorio y conmemoración a los Selk´nam – Onas, asesinados en las costas fueguinas, por la expedición de Ramón Lista en el año 1886. Allí se produjo un enfrentamiento entre unas pocas decenas de indígenas, que naturalmente se resistían a la inesperada visita, y hombres de Lista y del capitán Marzano.

COMIENZA EL GENOCIDIO SELK’NAM EN EL SUR DE LA PATAGONIA

Por genocidio selk’nam (o genocidio ona) se conoce a los hechos definidos como el ocurrido entre la segunda mitad del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX en contra de los selk’nam u onas, pueblo amerindio de Tierra del Fuego. Hacia fines del siglo XIX la isla Grande de Tierra del Fuego concitó el interés de grandes compañías ganaderas. La introducción de las estancias ovejeras generó fuertes conflictos entre los nativos y colonos europeos, argentinos y chilenos, que adquirió ribetes de una guerra de exterminio. Las tribus del norte fueron las primeras afectadas, iniciándose una oleada migratoria al extremo sur de la isla para escapar de las masacres. Estas matanzas son recordadas en Tierra del Fuego cada 25 de noviembre con la instauración del Día del Indígena Fueguino.

LAS MAYORES MASACRES FUERON:

- La matanza de San Sebastián (28 muertos)

  • Lugar: Playa de San Sebastián
  • Fecha: 25 de noviembre de 1886

Es la primera masacre documentada, y se conoce con detalle, cuándo, dónde y cómo ocurrió pues fue cometida por un oficial argentino, en una misión de exploración, donde debía registrar su accionar en un diario de bitácora. El 25 de noviembre de 1886, el capitán Ramón Lista desembarcó en la playa de San Sebastián con el fin de explorar la región. Ese mismo día se topa con una tribu ona. El capitán intenta tomarlos prisioneros, pero éstos se resisten. Lista ordena entonces a sus hombres abrir fuego y matan a 27 onas. Un sacerdote salesiano, José Fagnano, que acompañaba a la expedición, enfrenta a Lista y le recrimina por la matanza. Lista amenaza con hacerlo fusilar. Días después los hombres de Lista se ensañan con un joven ona al que encontraron escondido tras unas rocas, armado tan solo con su arco y su flecha: lo asesinan de 28 balazos.

- El envenenamiento de Springhill (500 muertos)

  • Lugar: Playa de Springhill
  • Fecha: Imprecisa, primera década del siglo XX

Una tribu selknam se abalanza sobre una ballena, varada en la playa. En tan sólo un día, gran parte de la tribu muere. La ballena había sido inoculada con veneno.

- La masacre de Punta Alta (25 muertos)

  • Lugar: Punta Alta
  • Fecha: Imprecisa, primera década del siglo XX

Una tribu ona resistió durante casi un día el asedio de los estancieros y sus empleados, hasta que sucumbieron.

- La masacre de la playa de Santo Domingo (300 muertos)

  • Lugar: Playa de Santo Domingo
  • Fecha: Imprecisa, primera década del siglo XX.

Alejandro McLennan invita a una tribu selknam, a la que él había estado hostigando, a un banquete para sellar un acuerdo de paz. Durante el banquete, McLennan sirve grandes cantidades de vino. Al comprobar que la mayoría de los indígenas se han embriagado, en especial los hombres, McLennan se aleja del lugar y ordena a sus ayudantes, apostados en las colinas, abrir fuego contra toda la tribu.

Las «prácticas de tiro al indio»

Existen testimonios que indican que durante la segunda mitad del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX, los barcos que pasaban por el Estrecho de Magallanes o por la costas oriental y sur de la isla realizaban prácticas de tiro utilizando como blanco a los onas: cuando divisaban a lo lejos una fogata, o una toldería, disparaban contra ellas. Se ignora la cantidad de víctimas que pudieron haber causado tales prácticas.

Publicado en Pensamiento Discepoleano

ARRIBA

 

25 DE NOVIEMBRE – DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

El 25 de noviembre es la fecha establecida por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1999, a partir de una iniciativa de República Dominicana, en conmemoración del asesinato de las tres hermanas Mirabal, por órdenes del dictador Rafael Leónidas Trujillo, un 25 de noviembre de 1960

PATRIA - MINERVA - MARÍA TERESA

HISTORIA DE LAS HERMANAS MIRABAL

Las hermanas Mirabal, también conocidas como Las Mirabal o Mariposas (Patria, Minerva y María Teresa Mirabal), fueron tres hermanas dominicanas que se opusieron fervientemente a la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo.

Una cuarta hermana, Bélgica Adela "Dedé" Mirabal, no tuvo un papel activo en las actividades hechas contra el dictador. La hermana mayor, Patria, no tenía el mismo nivel de actividad política que sus otras hermanas, pero las apoyaba; incluso prestaba su casa para guardar armamentos y herramientas de los insurgentes.

Primeros años, estudios y activismo antitrujillista

Las hermanas Mirabal crecieron en un hogar rural acomodado de la sección Ojo de Agua en el municipio Salcedo. El padre de las hermanas, Enrique Mirabal, fue un exitoso hombre de negocios.

Estudiaron como internas en el Colegio Inmaculada Concepción de La Vega, dirigido por monjas españolas de la Orden Terciarias Franciscanas de Jesús y María donde, tanto Minerva como María Teresa, se destacaron por su inteligencia e interés en el estudio.

Cuando Trujillo llegó al poder, su familia perdió casi toda su fortuna. Las Mirabal creían que Trujillo llevaría al país al caos y por ello entraron a formar parte de un grupo de oposición al régimen, conocido como la Agrupación política 14 de junio. Dentro de este grupo eran conocidas como Las Mariposas, se les conocía así, porque ese era el nombre con que Minerva se identificaba en las relaciones políticas.

Dos de las hermanas, Minerva y María Teresa, fueron encarceladas, violadas y torturadas en varias ocasiones, una de ellas fue en la cárcel La Victoria. Ellas y sus esposos fueron sometidos a una cruel tortura durante el régimen de Trujillo. A pesar de estas situaciones, continuaron en su lucha por terminar con la dictadura. Después de varios encarcelamientos, Trujillo decidió terminar con las hermanas.

Trama de Trujillo, emboscada y posterior asesinato

El 18 de mayo de 1960, las hermanas Minerva y María Teresa habían sido juzgadas en Santo Domingo, al igual que sus esposos, por atentar contra la seguridad del estado dominicano. Se les declaró culpables y fueron condenadas a tres años de prisión. Inmediatamente todos comenzaron a purgar sus penas, pero ellas no durarían mucho en la cárcel.

En un gesto extraño, el 9 de agosto y por disposición expresa de Trujillo, Minerva y María Teresa Mirabal fueron puestas en libertad. Sus maridos, sin embargo, continuaron en prisión. Estas disposiciones de Trujillo tenían doble propósito: por un lado, pretendía demostrar su "generosidad"; por el otro, les daba la libertad a aquellas personas a quien él quería seguir hostilizando. Este último era el caso de las Mirabal.

No bien habían pasado un par de semanas de la libertad, y ya existían informes sobre reuniones secretas contra el régimen encabezadas de nuevo por las Hermanas Mirabal. Esto, sumado a las presiones internacionales, entre muchas cosas, por el atentado en Venezuela contra el presidente Rómulo Betancourt.

Por lo anterior, la OEA sancionó al estado dominicano con rompimiento de relaciones diplomáticas y económicas y la creciente caída de los diferentes regímenes dictatoriales en América Latina. En medio de un informe que inició de nuevo con los pasos que daban estas mujeres, rebosó la copa de la tolerancia de Trujillo quien ordenó al general Pupo Román un plan para desaparecer definitivamente a las Hermanas Mirabal.

Le recomendó usar al SIM para su ejecución. La primera medida que tomó Pupo Román fue el traslado de los presos a la cárcel de Salcedo, al parecer aparentando benevolencia, pues de este modo no tendrían que realizar largos viajes a la cárcel de La Victoria, que era donde cumplían sus penas los esposos. En verdad, esto era el inicio de la capitalización del plan para la eliminación de las hermanas Mirabal.

El General Pupo Román, cumpliendo las orientaciones del Generalísimo, dejó en manos del SIM (Servicio de Inteligencia Militar) a la sazón dirigida por el Capitán de Corbeta de la Marina de Guerra Mayor Cándido Torres Tejada, quien había sustituido al siniestro Johnny Abbes, que se encargaba en ese momento de dirigir la campaña contra la Iglesia y a la emisora Radio Caribe.
Pero en verdad Abbes seguía dirigiendo con sus ideas y tras bastidores al organismo opresor, para dar cumplimiento a la orden, Torres Tejada se dirigió a Santiago y le dio las instrucciones al jefe del SIM en la zona norte, el entonces Teniente Víctor Alicinio Peña Rivera y según escribe en su libro el propio Peña Rivera, este le expuso el plan de la siguiente manera:
“Vengo de parte del ministro de las Fuerzas Armadas, General Román, para que dispongas el traslado a Puerto Plata de los esposos de las Hermanas Mirabal, la justificación del traslado será el descubrimiento de armas clandestinas dirigidas al movimiento que ellos encabezan, la idea es que ellos nos ayuden a determinar si las personas apresadas las pueden identificar como miembros del movimiento, una vez terminado esto les puedes decir que serán regresados a Salcedo de nuevo. Una vez trasladados les prepararás una emboscada en la carretera a las Hermanas Mirabal, deben morir y se simulará un accidente automovilístico, ese es el deseo del jefe.”

Al día siguiente el cabo de la Policía Nacional Ciriaco de La Rosa llegó a los cuarteles del SIM en Santiago para cumplir con el plan, solicitó cuatro agentes y un vehículo para conformar el escuadrón de acción, Peña Rivera asignó a Alfonso Cruz Valerio, Emilio Estrada Malleta, Néstor Antonio Pérez Terrero, y Ramón Emilio Rojas Lora. El 18 de noviembre el escuadrón regresó sin cumplir la orden alegando que las hermanas Mirabal viajaban con niños, el 22 de noviembre regresaron de nuevo alegando las mismas causas, pero el 25 de noviembre se pudo comprobar que en esa visita no andaban con niños sino con un chofer (Rufino de la Cruz) y otra de sus hermanas (Patria), se decidió entonces ejecutar el macabro plan. Tras despedirse de sus respectivos maridos, en el patio de la fortaleza, las tres mujeres y el chofer, salieron rumbo a Salcedo.

Ya fuera de Puerto Plata, el jeep se desplazaba por la serpenteante carretera y al llegar al puente de Marapica, fueron detenidos por cuatro hombres que iban en un cepillo, el cual atravesaron en medio del puente. Las tres mujeres fueron obligadas, a punta de pistola, a subirse al asiento trasero del vehículo de sus verdugos, mientras tres de estos se montaban con el chofer en el jeep, dirigiéndose hacia La Cumbre donde estaba la casa, en la que les esperaba el capitán Peña Rivera para darles las instrucciones finales.

Los dos vehículos entraron al patio de la casa. Las hermanas y el chofer fueron llevados a la fuerza por los sicarios dentro de la casa. De inmediato, Peña Rivera hizo una seña a de la Rosa para que actuaran, retirándose hacia una lejana habitación de la casa. Entró a la casa y los repartió entre sus otros tres compañeros que debían ejecutar el plan, al igual que pañuelos para ahorcar a las víctimas.

Fue así entonces que durante varios minutos unos quejidos y alaridos que no pudieron escucharse fuera de la estructura de la vivienda construida de adobe y forradas de caoba fueron emitidos, y con la respiración entrecortada, los sicarios dieron por terminada su labor de exterminio.

Los cuerpos de las mujeres y el hombre ya no hacían ningún movimiento convulsivo, las apalearon hasta morir para luego introducir los cuerpos en el coche y simular un accidente de tráfico. El sargento de la Rosa se dirigió entonces al aposento donde estaba Peña Rivera y le dijo: "Señor, misión cumplida".

Repercusiones

Trujillo creyó en el momento que había eliminado un gran problema. Sin embargo, el asesinato le trajo muchos inconvenientes y fue el principio de su desgracia. La muerte de las Mirabal causó gran repercusión en la República Dominicana. La publicidad resultante provocó que el pueblo dominicano se mostrara cada vez más proclive a apoyar a las Mirabal y sus ideales. Esta reacción contribuyó a despertar conciencia en el público, y finalmente culminó con el asesinato del dictador el 30 de mayo de 1961.

Publicado en Pensamiento Discepoleano

ARRIBA

 

2016 – MUERE FIDEL CASTRO RUZ

La provincia cubana de Oriente es la tierra de Fidel Alejandro Castro Ruz, nacido de padres gallegos en Birán, Mayarí, el 13 de agosto de 1926 y educado por lasallanos y jesuitas en Santiago de Cuba antes de que el ascenso económico de la familia le permitiera cruzar el país y estudiar Derecho en La Habana. El Oriente de masones y libertarios había sido la base de operaciones de Martí y sería el punto de apoyo de Castro. En Santiago, dentro del Oriente, el 26 de julio de 1953 Fidel intentó tomar el cuartel Moncada, que hoy es una escuela pintada de lacre en el centro de la ciudad. Fracasó y fue preso. Vuelto a México, desembarcó en Cuba con el yate Granma y 81 guerrilleros más y se internó en Sierra Maestra, también en el Oriente, para controlar el área y utilizarla como palanca en una larga marcha hacia La Habana desde donde gobernaba el dictador Fulgencio Batista.

Los grandes hechos suelen agregar encrucijadas que a veces hacen olvidar el origen de los procesos.

El 16 de abril de 1961 Fidel declaró el carácter socialista de la revolución cubana. “Compañeros obreros y campesinos, esta es la Revolución socialista y democrática de los humildes, con los humildes y para los humildes”, dijo Castro. “Y por esta Revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes, estamos dispuestos a dar la vida.” Ya habían comenzado los bombardeos a los aeropuertos y al día siguiente, el 17, se inició la invasión de mercenarios pertrechados en los Estados Unidos en Playa Girón.

El 4 de febrero de 1962 Fidel pronunció el discurso que sería conocido como Segunda Declaración de La Habana. Denunció la intervención de Washington y se comprometió a proyectar la revolución que había triunfado el 1° de enero de 1959 en una dimensión latinoamericana. Fue la respuesta a la expulsión de Cuba de la Organización de los Estados Americanos y a la ruptura de relaciones diplomáticas dispuesta por todos los países de la región menos México. Poco después de la Segunda Declaración los soviéticos, que ya se habían acercado al gobierno de Fidel después de la indiferencia inicial, montaron un dispositivo de misiles tierra-aire. La crisis entre la Unión Soviética y los Estados Unidos instaló ya francamente a Cuba como una frontera caliente más de la guerra Este-Oeste como ya lo eran las dos Alemanias.

El plano de la lucha planetaria entre las dos principales superpotencias se superpuso así a lo que había comenzado como una revolución democrática y nacional que se encadenaba no solo en la práctica sino en la teoría de Martí. Poco antes de morir, en una famosa carta a Manuel Mercado escrita el 18 de mayo de 1895, escribió que era su deber garantizar la independencia de Cuba para impedir “que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América”. Sin la revolución de Fidel, el Che y Camilo Cienfuegos es probable que Cuba no fuera el único rincón de América donde los chicos no trabajan sino una Honduras, una Guatemala, una República Dominicana más.

El mismo eje de competencia entre Moscú y Washington se entrecruzó también con el compromiso de Cuba, desplegado a fines de la década de 1960 y sobre todo en la del ‘70, con las guerrillas del continente, desde los Tupamaros uruguayos al Movimiento de Izquierda Revolucionaria de Chile hasta el Ejército Revolucionario del Pueblo y los Montoneros en la Argentina. La peronización y posterior fusión de las Fuerzas Armadas Revolucionarias con Montoneros podría haber sido también un efecto de la estrecha relación entre dirigentes de las FAR y autoridades de La Habana.

A esa altura Fidel Castro era un consagrado líder latinoamericano pero también una figura mundial tanto por el símbolo  –el liderazgo de una isla que resistía a los Estados Unidos a solo 144 kilómetros de sus costas–  como por el ejercicio diplomático. Fidel se convirtió en un animador permanente del Movimiento de Países No Alineados. Fue el vértice donde remataban los movimientos independentistas, a menudo convertidos luego en partidos de gobierno, de las nuevas naciones de Asia y África. Si la relación privilegiada con la Unión Soviética funcionaba como un instrumento de disuasión real, es decir nuclear, frente a los Estados Unidos, la Cuba de Fidel compartía la participación abierta en conflictos como el de Angola, donde apoyó a uno de los movimientos de liberación en la guerra civil posterior a la independencia, con una diplomacia fina que de manera permanente tejía lazos para que esa red pudiera ser ofensiva y defensiva al mismo tiempo. Para Fidel el movimiento perpetuo era una forma de supervivencia. Lo era para Cuba y lo era también para su propia preservación física frente a las decenas de intentos de magnicidio. Alineado sin vueltas con la Unión Soviética, Castro nunca dejó de buscar la mayor diversidad posible de relaciones externas.

En la época de las transiciones democráticas de Sudamérica Fidel se convirtió en un aliado de los nuevos presidentes. En 1985, el mismo año del Juicio a las Juntas, Raúl Alfonsín imaginó que el despliegue guerrillero del Frente Patriótico Manuel Rodríguez en Chile terminaría fortaleciendo a los militares chilenos y, de modo indirecto, a los militares argentinos. Su razonamiento era que les daba una excusa para litigar por mayor presupuesto y poder. Tras una reunión de Alfonsín con Fidel en La Habana, en 1986, la actividad del FP Manuel Rodríguez se atenuó. Dos años después el gobierno de Alfonsín dispuso el uso de fondos reservados para financiar al comando del No en el plebiscito que convocó Augusto Pinochet. El dictador fue derrotado y en marzo de 1990 terminó la tiranía.

Los años ‘90 fueron difíciles para Castro y Cuba. En 1991 implosionó la Unión Soviética y con ella se terminaron tanto la ayuda económica, que canjeaba en condiciones inmejorables azúcar por petróleo, como la existencia del disuasivo nuclear. Fidel definió que para Cuba la caída soviética era un nuevo bloqueo que se agregaba al embargo forzoso dispuesto por los Estados Unidos en 1960. “Surgió un nuevo bloqueo cuando aún teníamos el viejo bloqueo”, dijo en un discurso pronunciado el 16 de diciembre de 1991, que dio comienzo al llamado Período Especial marcado por severas restricciones de consumo, transporte y energía.

Las transiciones habían concluido y los gobiernos neoliberales como el de Carlos Menem hostigaron a Fidel. El caso saliente fue el de Menem, que para congraciarse con los Estados Unidos y, por qué no juntar placer con negocios, para que sus colaboradores establecieran un nuevo sistema de ganancias se asoció a la Fundación Cubano Americana de Jorge Mas Canosa, con sede en Miami y raíces en los veteranos de Bahía Cochinos.

El primer respiro asomó recién a comienzos de 1999, con la asunción de Hugo Chávez en Venezuela. El proceso bolivariano se transformó en el proveedor petrolero de la isla. Luego el radio de alianzas se amplió con el triunfo de Luiz Inácio Lula da Silva y el comienzo de los gobiernos del Partido de los Trabajadores el 1° de enero de 2003 y con el inicio del gobierno de Néstor Kirchner el 25 de mayo del mismo año.

Fidel no solo apoyó activamente la negativa a la formación de un Área de Libre Comercio (ver página 2) sino que alentó la integración en sus distintos niveles: la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, la Unión Suramericana de Naciones y el Mercosur. No es casual que su último viaje al exterior como presidente de Cuba, cargo que dejaría en manos de su hermano Raúl en 2011, fue justamente a una cumbre del Mercosur, la de Córdoba en 2006.

Lula contó a este diario que cuando ya era presidente del sindicato metalúrgico y había fundado el Partido de los Trabajadores, en 1980, en el momento de decidir si emprendía o no la carrera electoral consultó a Fidel en Cuba. ¿Estaba bien ser candidato a diputado estadual de San Pablo o la transformación de Brasil requería mucho más? Fidel le dijo que fuera candidato porque la diputación sería una base más de la construcción política alrededor de los gremios y del PT. Lula terminaría siendo presidente. Bajo su gobierno y el de Dilma Rousseff Brasil, además, se convirtió en el principal inversor privado en Cuba y la clave de la expansión portuaria en el complejo de Mariel.
Evo Morales narró a PáginaI12 que antes de Hugo Chávez, Lula y Néstor Kirchner, solo Fidel era su referencia. Dijo que con él conversaba sobre la organización de los cocaleros. Sobre los Estados Unidos. Y también sobre la política. “Néstor, Hugo y Lula eran hermanos mayores”, señaló. “Fidel era todavía más, pero por suerte vinieron ellos.”

En los últimos años, ya retirado de la primera línea, Fidel utilizó cada encuentro con dirigentes extranjeros, incluida Cristina Fernández de Kirchner, que lo vio varias veces hasta la última reunión, durante la visita del Papa Francisco a Cuba en 2015, para subrayar la importancia de una integración múltiple como única manera de supervivencia para el conjunto de países y para cada uno. Incluida Cuba, naturalmente, donde hoy gobierna el último Castro, porque ya anunció que no buscará ser reelecto, y está abierto el desafío de fortalecer un sector cooperativo y de pequeña empresa sin desarmar la educación, la salud y la autoestima.

Chávez fue uno de sus discípulos en la pertinacia en favor de la integración. Con él, Fidel actuó directamente como un maestro. Y cara a cara. Hasta fue el encargado de comunicarle el cáncer que le habían descubierto los médicos cubanos. El presidente venezolano llamó a Fidel de todas las maneras imaginables. Una es la que resuena más fuerte: “padre nuestro”. (Martín Granovsky, Página 12, 27/11/2016)

Publicado en Pensamiento Discepoleano

ARRIBA

 

1815 - LA BATALLA DE SIPE-SIPE DONDE SE PIERDE EL ALTO PERÚ 

La batalla Sipe Sipe (o de Viluma) fue un enfrentamiento entre las fuerzas realistas el 29 de noviembre de 1815, y las fuerzas de las Provincias Unidas del Río de la Plata y cuya derrota representó para las Provincias Unidas la pérdida del Alto Perú. VER BATALLA SIPE SIPE . . .

 

HUGO DEL CARRIL - (1912 – 1989)

Nace en Buenos Aires en la calle San Pedrito, del barrio de Flores, el 30 de noviembre de 1912. Piero Hugo Fontana –después, artísticamente Hugo del Carril-, pertenece a esa generación golpeada duramente por la crisis de 1930, a pesar de lo cual, supo extraer de la cruda realidad semicolonial las enseñanzas que le permitirían esbozar las líneas de un arte y un pensamiento nacionales, de neto cuño popular. Sus padres, con los que tuvo una conflictiva relación, eran inmigrantes italianos que al separarse lo abandonaron de muy corta edad. Hugo es criado por un matrimonio francés que lo bautiza “Pierrot”. En la adolescencia, comienza a despuntar su vocación por el canto. Son años de sueños, amores y serenatas, pero también de duro trabajo, primero como obrero en una fábrica de jabón y después, en una empresa productora de cristales finos. Su adhesión a la causa de los trabajadores –y luego, al peronismo- tiene sus raíces en esta etapa de su vida. VER SU BIOGRAFÍA . . .

 

30 DE NOVIEMBRE - DÍA NACIONAL DEL MATE

La fecha fue establecida por el Congreso de la Nación mediante una Ley sancionada el 17 de diciembre de 2014 y promulgada de hecho el 20 de enero de 2015.

Esta infusión profundamente arraigada en las costumbres y tradiciones de Argentina tiene su día en conmemoración del nacimiento de Andrés Guacurarí y Artigas, “Andresito”, en 1778, comandante general de la provincia de Misiones que fomentó la producción y distribución de la yerba mate.

El mate, compañero infaltable de tantos momentos cotidianos implica mucho más que beber una infusión. Tomar mate es un gesto de amistad, de cordialidad, un sinónimo de encuentro que trasciende edades y estratos sociales.

El hábito de matear es incluso previo a la colonización, ya que fueron los aborígenes guaraníes quienes introdujeron al “hombre blanco” en el consumo de la yerba mate.

Los guaraníes utilizaban las hojas de la planta de yerba mate como bebida, ya que eran objeto de culto y ritual. Incluso era moneda de cambio en sus trueques con otros pueblos prehispánicos como los incas, los charrúas y aún los araucanos que, a través de los pampas, recibían yerba elaborada de manos de los guaraníes.

Caá en lengua guaraní significa “yerba”, pero también significa planta y selva. Para el guaraní, el árbol de la yerba era el árbol por excelencia, un regalo de los dioses. Tomar la savia de sus hojas era para ellos beber la selva misma.

El Instituto Nacional de la Yerba Mate destacó que en la Argentina «se consumen alrededor de 256 millones de kilos de yerba mate, lo que implica un consumo anual per cápita de unos 6,4 kilos. La yerba mate está presente en más del 90 por ciento de los hogares».

Gracias a sus reconocidas propiedades antioxidantes y energizantes, tomar mate también implica incorporar al cuerpo una serie de beneficios para la salud.

«Su consumo, bajo la forma de mate tradicional, aporta al organismo gran cantidad de polifenoles, vitaminas del complejo B, potasio, magnesio y xantinas. Los polifenoles actúan como un poderoso antioxidante, que ayuda aumentar las defensas y a disminuir el envejecimiento celular», destacó el organismo.

Además, «las vitaminas del complejo B ayudan al cuerpo a aprovechar mejor la energía de los alimentos ingeridos. El potasio y el magnesio son sustancias indispensables para el correcto funcionamiento del corazón y las xantinas (cafeína, teobromina) son compuestos que estimulan el sistema nervioso central; es decir, apuntalan al esfuerzo físico e intelectual», subrayó.

“No hay dudas de que el mate es parte de los argentinos, de nuestros hábitos cotidianos, de nuestro modo de vivir. No tomamos mate por sed, tomamos mate por costumbre, preferencia y sentido de pertenencia. En el contexto actual, la pandemia hace que cada uno tenga el propio, esto nos permite chocar nuestros mates y brindar juntos celebrando la vida y su día”, dice la Dra. Virginia Busnelli.

Publicado en Pensamiento Discepoleano

ARRIBA

 

inicio Volver a Efemérides