bandera

AVISO DISCEPOLEANO: Todo lo publicado puede compartirse sin restricciones mencionando la fuente Pensamiento Discepoleano

 
* Sobre el sacrificio de los patriotas * Sobre la igualdad de derechos * Elogio de la Locura * Bando de Belgrano por el Éxodo Jujeño
* Las verdaderas ideas de Belgrano (Por Araceli Bellota - Historiadora en P12 - 21/6/2020) * Sobre las dos clases sociales * Pensamientos belgranianos * Sobre el real valor de las cosas
       

EL PENSAMIENTO VIVO DE MANUEL BELGRANO
Así se expresaba, quien fue general sin haber hecho una carrera militar, que condujo aquella grandeza conocida como el Éxodo Jujeño, quien venció en las batallas de Salta y Tucumán y un largo currículum desde aquel 25 de mayo de 1810 en que integraba el grupo de revolucionarios morenistas hasta su fallecimiento en 1820:

- “Ni la virtud ni los talentos tienen precio, ni pueden compensarse con dinero sin degradarlos”

- "Trabajé siempre para mi patria poniendo voluntad, no incertidumbre; método no desorden; disciplina, no caos; constancia no improvisación; firmeza, no blandura; magnanimidad, no condescendencia."

- "Yo no sé más que hablar la verdad y expresarme con franqueza: esto me lo he propuesto desde el principio de la revolución y he seguido y seguiré así."

- "Nadie me separará de los principios que adopté cuando me decidí a buscar la libertad de la patria amada, y como éste solo es mi objeto, no las glorias, no los honores, no los empleos, no los intereses, estoy cierto de que seré constante en seguirlos."

- "No hallo medio entre salvar a la patria o morir con honor."

Reproducido por: pensamiento discepoleano

Arriba

 

SOBRE LA TERGIVERSACIÓN DE LA HISTORIA - LAS VERDADERAS IDEAS DE BELGRANO

Vieja costumbre la de la oligarquía local y sus esbirros de tergiversar la historia para conservar sus privilegios de generación en generación. El maestro fue Bartolomé Mitre, quien suele figurar en las academias como el introductor del método científico en la investigación de la historia, el mismo que inauguró la dependencia de la Nación a costa de eliminar caudillos en los albores de lo que también la academia llama la “organización nacional”, y el mismo que dibujó un Manuel Belgrano como parte de una clase ilustrada que había dirigido la Revolución de Mayo, con un pueblo que asistía nada más que con su fervor a la causa.

A doscientos años de la muerte de Belgrano, los pseudo seguidores de Mitre insisten en desdibujarlo y tironear de su pensamiento, resaltando su apoyo a la agricultura para reforzar la grieta que ellos mismos impusieron allá por 2008, cuando la Resolución 125 no hizo más que seguir el pensamiento del prócer, el mismo que hablaba de promover la educación, sobre todo a los más pobres, para que pudieran adquirir herramientas que les procurase su sustento. El que defendía el medio ambiente predicando que estaba mal talar los bosques indiscriminadamente. El que instaba a asistir a las mujeres, “sexo en este país, desgraciado, y expuesto á la miseria y desnudez, a los horrores de la hambre”. Seguramente, entonces, en el comienzo del siglo XXI, Belgrano habría dicho lo mismo que Cristina Fernández de Kirchner, la presidenta que hacía apenas tres meses que había asumido, cuando les preguntaba de dónde saldría el dinero para asistir a quienes lo necesitaban sino era de los que más habían acumulado.

Porque es verdad que como buen fisiócrata, Belgrano decía que la agricultura es “la única fuente absoluta e independiente de las riquezas”, pero también agregaba que era necesario que la tierra fuera propiedad de quienes la trabajaban.

Así lo escribió en El Correo de Comercio, cuando hacía menos de un mes que se había producido la Revolución: “Cuando vemos a nuestros labradores en la mayor parte llenos de miseria e infelicidad, que una triste choza apenas les liberta de las intemperies; que en ellas moran padres e hijos; que la desnudez está representada en toda su extensión, no podemos menos que fijar el pensamiento para indagar las causas de tan deplorable desdicha”. Y con mucha claridad agregaba: “Sí; la falta de propiedad trae consigo el abandono, trae la aversión a todo trabajo; porque el que no puede llamar suyo a lo que posee que en consecuencia no puede disponer […]; el que no puede consolarse de que al cerrar los ojos deja un establecimiento fijo a su amada familia, mira con tedio el lugar ajeno, que la indispensable necesidad le hace buscar para vivir… De aquí resulta que se contenta, si se dedica a algún cultivo, con que le satisfaga sus primeras necesidades; no trata de adelantar un paso, nada de mejoras, porque teme que el propietario se quede con ellas…”.

Y concluía: “Esto es muy sabido, como lo es que no ha habido quien piense en la felicidad del género humano que no haya traído a consideración la importancia de que todo hombre sea un propietario, para que se valga a sí mismo y a la sociedad: por eso se ha declamado tan altamente, a fin de que las propiedades no recaigan en pocas manos, y para evitar que sea infinito el número de no propietarios: esta ha sido materia de las meditaciones de los sabios economistas en todas las naciones ilustradas, y a cuyas reflexiones han atendido los gobiernos, conociendo que es uno de los fundamentos principales, sino el primero, de la felicidad de los estados”.

Es que da vergüenza que quienes defienden hoy la acumulación desmedida, ocultan la corrupción y el robo perpetrado durante los últimos cuatro años, celebran el endeudamiento fraudulento que condena hoy al pueblo argentino, naturalizan la fuga de capitales, y se hacen los distraídos con la forma mafiosa en que ejercieron el gobierno mediante espías y jueces comprados, se atrevan a hablar en nombre de Belgrano y de la Patria. (Araceli Bellota, Historiadora)

Reproducido por: pensamiento discepoleano

Arriba

 

BANDO DE BELGRANO POR EL ÉXODO JUJEÑO

“Don Manuel Belgrano, general en jefe…  Pueblos de la Provincia: Desde que puse el pie en vuestro suelo para hacerme cargo de vuestra defensa, en que se halla interesado el Excelentísimo Gobierno de las Provincias Unidas de la República del Río de la Plata, os he hablado con verdad. Siguiendo con ella os manifiesto que las armas de Abascal al mando de Goyeneche se acercan a Suipacha; y lo peor es que son llamados por los desnaturalizados que viven entre vosotros y que no pierden arbitrios para que nuestros sagrados derechos de libertad, propiedad y seguridad sean ultrajados y volváis a la esclavitud.

”Llegó pues la época en que manifestéis vuestro heroísmo y de que vengáis a reunirnos al Ejército de mi mando, si como aseguráis queréis ser libres, trayéndonos las armas de chispa, blanca y municiones que tengáis o podáis adquirir, y dando parte a la Justicia de los que las tuvieren y permanecieren indiferentes a vista del riesgo que os amenaza de perder no sólo vuestros derechos, sino las propiedades que tenéis.

”Hacendados: apresuraos a sacar vuestro ganado vacuno, caballares, mulares y lanares que haya en vuestras estancias, y al mismo tiempo vuestros charquis hacia el Tucumán, sin darme lugar a que tome providencias que os sean dolorosas, declarándoos además si no lo hicieseis traidores a la patria.

”Labradores: asegurad vuestras cosechas extrayéndolas para dicho punto, en la inteligencia de que no haciéndolo incurriréis en igual desgracia que aquellos.

”Comerciantes: no perdáis un momento en enfardelar vuestros efectos y remitirlos, e igualmente cuantos hubiere en vuestro poder de ajena pertenencia, pues no ejecutándolo sufriréis las penas que aquellos, y además serán quemados los efectos que se hallaren, sean en poder de quien fuere, y a quien pertenezcan.

”Entended todos que al que se encontrare fuera de las guardias avanzadas del ejército en todos los puntos en que las hay, o que intente pasar sin mi pasaporte será pasado por las armas inmediatamente, sin forma alguna de proceso. Que igual pena sufrirá aquel que por sus conversaciones o por hechos atentase contra la causa sagrada de la Patria, sea de la clase, estado o condición que fuese. Que los que inspirasen desaliento estén revestidos del carácter que estuviesen serán igualmente pasados por las armas con sólo la deposición de dos testigos.

”Que serán tenidos por traidores a la patria todos los que a mi primera orden no estuvieran prontos a marchar y no lo efectúen con la mayor escrupulosidad, sean de la clase y condición que fuesen.

”No espero que haya uno solo que me dé lugar para poner en ejecución las referidas penas, pues los verdaderos hijos de la patria me prometo que se empeñarán en ayudarme, como amantes de tan digna madre, y los desnaturalizados obedecerán ciegamente y ocultarán sus inicuas intenciones. Más, si así no fuese, sabed que se acabaron las consideraciones de cualquier especie que sean, y que nada será bastante para que deje de cumplir cuanto dejo dispuesto.

”Cuartel general de Jujuy 29 de julio de 1812”.
Manuel Belgrano

Reproducido por: pensamiento discepoleano

 

SOBRE EL VALOR REAL DE LAS COSAS

“Ninguna cosa tiene su valor real, ni efectivo en sí mismo, sólo tiene el que nosotros le queremos dar; y éste se liga precisamente a la necesidad que tengamos en ella; a los medios de satisfacer esta inclinación; a los deseos de lograrla y a su escasez y abundancia.”

 

SOBRE LAS DOS CLASES SOCIALES

"Se han elevado entre los hombres dos clases muy distintas; la una dispone de los frutos de la tierra; la otra es llamada solamente a ayudar por su trabajo en la reproducción anual de estos frutos y riquezas o a desplegar su industria para ofrecer a los propietarios comodidades y objetos de lujo a cambio de lo que les sobra. El imperio de la propiedad es el que reduce a la mayor parte de los hombres a lo más estrechamente necesario."

La Gaceta de Buenos Aires, 1º de septiembre de 1813.

Reproducido por: pensamiento discepoleano

Arriba

 

ELOGIO DE LA LOCURA

Se nos tilda de locos a quienes soñamos con un mundo mejor, a quienes sostenemos que es posible un orden social, económico y político mundial donde no existan por ejemplo 8 personas (¡SOLO 8!) que poseen la producción de la mitad de la población de nuestro planeta. Se nos dice locos despreciativamente, asegurando que lo que decimos se corresponde a una mente enferma. Pues bien, en este año belgraniano, nada mejor que leer lo que Alberdi le hace decir a Belgrano en un párrafo de una nota que publicó Felipe Pigna en su página oficial:

“Nosotros somos esos locos; ¿lo saben ustedes, mis amigos? ¡Somos locos, porque pensamos que hay una justicia eterna que es llamada a gobernar el mundo; somos locos, porque pensamos que todos los hombres nacen iguales y libres, que lo mismo en religión que en política ellos tienen derechos y deberes uniformes a los ojos del Cielo; somos locos, porque pensamos que todos los pueblos son libres y soberanos, y que no hay más legitimidad política en el mundo, que la que procede de sus voluntades; somos locos porque pensamos que el reino de la razón ha de venir algún día; somos locos porque no queremos creer que los tiranos, y la impostura y la infamia, han de gobernar eternamente sobre la tierra; somos locos, porque no queremos creer que nada hay en el mundo de positivo y perpetuo, fuera de las cadenas, los cañones, el plomo y el crimen! Por eso somos locos, sí, y si por eso somos locos, yo me lleno de orgullo en ser loco de ese modo. Yo me ennoblezco con la locura de creer como creo, que un sepulcro está cavado ya para nuestros tiranos, que la libertad viene, que el reinado del pueblo ya se acerca, que una grande época va a comenzar.”

Reproducido por: https://pensamientodiscepoleano.com.ar/index.html

 

 

SOBRE LA IGUALDAD DE DERECHOS

«(...) se apoderaron de mí las ideas de la libertad, seguridad, fraternidad, propiedad, y sólo veía tiranos en los que se oponían a que el hombre, fuese donde fuese, no disfrutase de unos derechos que Dios y la Naturaleza le habían concedido».

 

 

SOBRE EL SACRIFICIO DE LOS PATRIOTAS

“Hace Ud. muy bien en reírse de los doctores; sus vocinglerías se las lleva el viento.
Mis afanes y desvelos no tienen más objeto que el bien general y en esta inteligencia no hago caso de todos esos malvados que tratan de dividirnos.
Así pues, trabajemos con empeño y tesón, que si las generaciones presentes nos son ingratas, las futuras venerarán nuestra memoria, que es la recompensa que deben esperar los patriotas.”

(Carta de Manuel Belgrano a Güemes)

Reproducido por: https://pensamientodiscepoleano.com.ar/index.html

 

inicio Volver a Pensamiento Nacional

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FECHA DE INICIO 10/12/2019 VISITAS A LA PÁGINA contador de visitas en mi web